5 tips para tener comidas deliciosas y nutritivas

Fusionar ingredientes para hacer comidas deliciosos y nutritivos es el deseo de millones de personas en el mundo hoy en día, desgraciadamente parece ser una tarea prácticamente imposible. Hablando específicamente de México, la población promedio no es especialmente adepta a las cosas nutritivas, en general todo el país mantiene una dieta a base de azúcar, sal y grasa que es muy difícil echar para atrás, pero no imposible.

Hoy en día existen muchos expertos que se han dedicado exclusivamente a resolver el eterno problema de comer sano y delicioso, cada año en EE. UU. se lleva a cabo un evento llamado “Cocinas saludables, vidas saludables”, donde expertos en medicina de la Universidad de Harvard y chefs altamente reconocidos que pertenecen al Instituto Culinario de dicho país enfocan sus esfuerzos en un solo objetivo: obtener comida exquisita y nutritiva.

En esta ocasión te traemos una lista que contiene 5 tips probados por profesionales para que dejes esos malos hábitos alimenticios de lado y comiences a disfrutar de algo delicioso y nutritivo a diario.

#1 Haz que las plantas sean la estrella del platillo

Existen innumerables estudios que demuestran que las personas cuya dieta está basada en consumir una gran cantidad de frutas, verduras, granos enteros y legumbres viven por mucho más tiempo y tienen una mejor calidad de vida que aquellos cuya dieta diaria consiste prácticamente en devorar productos de origen animal como carnes, leche o queso.

Otros beneficios de tener una dieta rica en plantas son:

  • Menor riesgo de sufrir Alzheimer
  • Reducir el riesgo de enfermedades del corazón
  • Menor riesgo de sufrir enfermedad de Parkinson
  • Alivio de molestias ocasionadas por artritis reumatoide

La comida típica de muchas regiones en el mundo tiene como base platillos elaborados con plantas, debido a que en la antigüedad los alimentos de origen animal solían ser bastante caros, o de difícil acceso (en algunas regiones esto aún persiste), por ello muchas cultural limitaban su consumo y preferían una mayor cantidad de vegetales en las comidas diarias.

Un par de cosas que puedes hacer para incrementar el sabor en tu consumo verde son:

  • Aromatiza tu aceite de oliva con una mezcla de sal, pimienta, romero y un poco de ajo.
  • En lugar de hervir tus vegetales, prepáralos asados o con un poquito de aceite de oliva.

 

#2 Consume local

Ya sean vegetales, granos, legumbres o incluso carne, la mejor manera de garantizar su frescura es comprándolos en el mercado local, no sólo tendrán mucho mejor sabor, también garantizarás que los nutrientes sean mayores y puedas aprovecharlos.

Mucho de aquello que consumimos proveniente de grandes supermercados tiende a pasar mucho tiempo en grandes contenedores o refrigeración constante, lo que contribuye a disminuir sus nutrientes, puede ser que se vean más atractivos en el aparador, pero esto no necesariamente es un indicador de calidad, así que prefiere siempre productores pequeños y tiendas locales. Incluso puedes tener tu propio huerto hidropónico con plantas y verduras muy fáciles de cultivar, o con plantas medicinales que deberías tener a la mano.

 

#3 Utiliza más especias

Las especias o hierbas aromáticas pueden hacer que tus comidas sean mucho más sabrosas, son una mejor opción ya que no están relacionadas con el aumento en la presión arterial, enfermedades cardíacas o accidentes cerebrovasculares como sí lo está el uso excesivo de sal.

Para hacer un mejor uso de tus especias basta seguir los siguientes pasos:

  • Guárdalas siempre en un lugar fresco y seco.
  • Muélelas perfectamente bien antes de usarlas.
  • Compra especias o hierbas aromáticas en pequeñas cantidades y en su forma natural para asegurar su frescura.

 

#4 Consume más granos enteros

Los granos enteros son ricos en fibra, vitamina E y magnesio, los granos integrales que se encuentran en panes, pastas o arroz integral son mucho mejores para tener una nutrición adecuada que los granos refinados con los que se hace el pan o arroz blanco, aunque los últimos te dan una sensación de saciedad más prolongada, contienen almidón que se absorbe lentamente y es probable que se almacene en forma de grasa en tu cuerpo.

Consumir granos enteros contribuye a reducir el riesgo de padecer:

Si deseas incorporar el uso de granos en tu dieta sigue los siguientes pasos:

  • Prefiere el pan integral, pasta y arroz café o silvestre.
  • Mezcla granos enteros con vegetales coloridos, especias y aceite de oliva.
  • Come cereales integrales fríos o calientes y agrégales nueces, leche baja en grasa o fruta.

#5 Consume más nueces, moderadamente

Las personas que consumen nueces cinco veces por semana o más disminuyen en un 27% el riesgo de sufrir diabetes. Aunque las nueces son un gran sustituto para los snacks fritos o con mucha azúcar, una porción de 30 gramos de nueces puede contener 160 calorías, así que disfrútalas con moderación.

Una sugerencia es consumir piñones tostados espolvoreándolos sobre pasta integral o agregar un par de almendras a tu cereal en la mañana.

Sigue estos consejos y estamos seguros, que tendrás comidas mucho más deliciosas e infinitamente más nutritivas, no olvides decirnos cómo te fue en los comentarios.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *