9 respuestas que necesitas saber antes de hacerte vegano

El veganismo ha llegado para quedarse a largo plazo: algunos deciden hacerse veganos porque aman a los animales, otros por salud, otros porque… ¿Sí?

No importa el motivo, ni tiene sentido dedicarse a juzgar la elección de las personas de alimentarse de una u otra manera. Pero, de lo que sí hablaremos en este artículo es de las preguntas que realmente importan: lo que debes saber antes de volverte vegano para no perjudicar tu salud.vegano2

1) ¿Cómo suplir la necesidad de vitamina B12?

La vitamina B12 suele estar solo en alimentos de origen animal. Por eso, si decides ser vegano, lo mejor será que busques aquellos alimentos que suelen venir fortificados con esta vitamina. La vitamina B12 mantiene nuestro sistema nervioso y las células de la sangre saludables.

La deficiencia de esta vitamina puede causar cansancio, constipación, pérdida del apetito, pérdida de peso (en el mal sentido…), problemas nerviosos y depresión. Para encontrarla, empieza a leer etiquetas o pídele a tu doctor un suplemento. Lo más recomendable es realizarse un análisis de sangre cada tanto.

2) ¿Cómo consumir el hierro suficiente con una dieta vegana?

El hierro viene en dos formas: hierro hemo (o hemínico) y hierro no hemo. El hierro hemo que es prácticamente el 40% del hierro que encontramos en las fuentes de alimento animales, se absorbe más fácilmente en el cuerpo.

Las dietas veganas solo contienen hierro no hemo, que se absorbe mucho menos, por lo que necesitas ingerir mucho más si quieres alcanzar el mismo nivel de hierro que con una dieta no vegana.

Algunas fuentes de hierro veganas son: las legumbres, las semillas de girasol, y las hojas de verde más oscuro. Además, debes combinarlas con buenas fuentes de vitamina C como: ajíes rojos, cítricos y brócoli para absorber mejor el hierro.

3) ¿Cómo manejarse ante los cuestionamientos de la gente?

La gente suele juzgar mucho la dieta de los demás, especialmente si encuentran que su dieta es muy desafiante. La mejor forma de afrontar estas preguntas, sin entrar en conflicto, es explicar que tú eres vegano porque tienes tus propias razones y las mismas son suficientes y convincentes para ti, aunque esto no significa que lo sean para los demás. En otras palabras, aclara que es una decisión tuya, así nadie necesitará defender su propia postura al respecto.

4)  ¿Cómo incorporar más fuentes de proteínas a tu alimentación?

Cada comida que consumas debe contener proteínas. Las proteínas se rompen en aminoácidos, lo que permite a las células de tu cuerpo crecer y repararse. Lo ideal sería consumir 0.8 gramos de proteínas diarias por cada kilo de peso corporal. Las mejores fuentes son: soya natural, lentejas, porotos y quínoa.

lentejas

5) ¿Por qué no deberías “reemplazar” los productos de origen animal con porquería?

Ser vegano es una oportunidad genial para mantener una alimentación más sana. Pero… Si reemplazas la carne por harinas blancas, pastas y otros alimentos empacados que imitan a los de origen animal (por ejemplo, hamburguesas de soya o salchichas). Estarás reemplazando por comidas procesadas, con poco valor nutricional y muchas calorías. Resultados: hambre, aumento de peso y mal humor.

6) ¿Por qué debes limitar tu consumo de soya?

Cada vez se habla más de los peligros de consumir soya y por otro lado, se promueven sus exagerados beneficios. Los científicos aún están argumentando acerca de los efectos de la soya respecto al cáncer y las enfermedades cardíacas.

Con esto, no queremos decir que no vuelvas a comer soya, pero procura limitar el consumo si la soya se ha convertido en tu reemplazo número uno de la proteína animal. Los sustitutos de la carne, además, vienen con mucho sodio, conservantes y saborizantes artificiales, así que lee las etiquetas cuidadosamente. Por otra parte, puedes comer muchas versiones distintas de soya, como leche de soya, tofu, etc.

vegano

7) ¿Cómo pasarse a una dieta 100% vegana?

Es muy difícil que una mañana te despiertes y mágicamente te conviertas en vegano. Toma trabajo, así que planifícalo con tiempo, sobre todo porque no querrás que el cambio de hábitos alimenticios te siente mal.

Empieza a incluir más verduras y frutas en tu dieta, al mismo tiempo que paulatinamente vas reduciendo los alimentos de origen animal. Lo primero que puedes hacer es quitar los alimentos de origen animal procesados como leche, quesos, yogur, jamón, etc. y continuar con los alimentos orgánicos hasta reducirlos por completo. También debes empezar a probar cosas que quizás antes no comías, porque necesitas variedad y nuevas fuentes de proteínas y hierro.

8) ¿Por qué necesitas aprender a leer etiquetas de los alimentos?

Si estás pensando seriamente en ser vegano, debes mirar los ingredientes de cada uno de los alimentos que compras. Hoy en día, algunos alimentos que parecen “aptos para veganos” no lo son, por ejemplo la caseína y el suero de leche, de origen animal, están presentes en una gran cantidad de cereales, panes, granola; al igual que la gelatina y el cebo, también de origen animal.

Luego, también están algunos colorantes como el “rojo natural 4” que es un colorante extraído de los cuerpos desecados de escarabajos hembras. Así que, mejor informarse bien antes de comprar.

9) ¿Qué es lo que te hará más feliz?

Por último, debes saber que los animales no serán los únicos felices de que te vuelvas vegano, tú también lo serás.

Comparando a los veganos con personas que tienen dietas omnívoras, se llegó a la conclusión de que los omnívoros tienen niveles más altos de ácido araquidónico. Este ácido, suele influir negativamente en los cambios de humor y estrés, según un reciente informe del Nutrition Journal.

Así que, si has tomado la decisión de pasarte a una dieta vegana: ¡Sonríe! Y envíale este artículo a las personas que estén pensando en hacerlo para cuidarlas.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *