El árbol de la vida: beneficios de la Moringa y contraindicaciones

Moringa Oleifera, “el árbol de la vida” mejor conocido como moringa, es un árbol originario del norte de la India que crece en casi cualquier tipo de suelo y contiene increíbles propiedades medicinales. Te hablaremos sobre él, sus beneficios y algunas contraindicaciones que debes considerar para aprovechar al máximo todo lo que ofrece.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, así como el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos reconocen las valiosas propiedades del consumo de Moringa para el cuerpo humano, este árbol incluso es reconocido como un recurso invaluable para luchar contra la malnutrición y la contaminación de las aguas.

Aportaciones nutrimentales

Algunos expertos consideran la Moringa como un superalimento, aunque el contenido de nutrientes varia dependiendo de factores como el tiempo transcurrido desde que la planta fue cosechada, el suelo, el clima, la temporada y edad de la planta, existen ciertos aportes nutrimentales generales que contiene y pueden ser de mucha ayuda para el organismo:

  • Tiene 14 veces más calcio que la leche
  • Tiene 9 veces más hierro que las espinacas
  • Tiene 4 veces más potasio que el plátano
  • Tiene 4 veces más fibra que la avena
  • Tiene 2 veces más vitamina A que las zanahorias

Además, la Moringa contiene muchos más elementos que son necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo como proteínas, carbohidratos, fibra, fósforo, sodio, potasio, magnesio, hierro, zinc, cobre, vitamina C y vitamina E.

Beneficios en el cuerpo

Dentro de los beneficios que incluye el consumo de Moringa se encuentran los siguientes:

  • Incrementa tu energía: la gran cantidad de hierro que se encuentra en la planta contribuye a enriquecer la sangre, la energía y el oxígeno en músculos, órganos y tejidos, lo cual funciona como un shot natural de energía para tu cuerpo.
  • Mejora tu visión: la Moringa tiene un alto contenido de betacaroteno y vitamina A, lo que influye en gran medida a tener una visión clara y una buena salud ocular.
  • Promueve una mejor digestión: la fibra que contiene esta planta tiene un efecto desintoxicante en el cuerpo que ayuda al intestino para eliminar residuos y toxinas.
  • Mejora el aspecto de tu piel: la Moringa es rica en antioxidantes y omega 3, lo que contribuye a reducir la inflamación, incrementa la regeneración celular y mejora la elasticidad de la piel ayudando a prevenir las líneas de expresión.
  • Mejora la apariencia de las uñas y el cuero cabelludo: esta planta contiene aminoácidos esenciales, vitamina C y vitamina E que ayudan a tener un cabello más fuerte, menos quebradizo y uñas mucho más sanas.

Cada parte del árbol de Moringa es comestible y cuenta con beneficios específicos que vale la pena considerar:

  • Hojas de Moringa: poseen propiedades antibacterianas, antivirales y antiinflamatorias.
  • Raíces de Moringa: tienen propiedades diuréticas, contribuyen a mejorar el sistema circulatorio y mejorar el funcionamiento del sistema digestivo.
  • Semillas de Moringa: cuentan con propiedades antibacterianas.
  • Flores de Moringa: son ricas en antioxidantes y aminoácidos.

¿Cómo consumirla?

Una gran ventaja de este “árbol de la vida” es que puedes añadirlo a tu dieta sin necesidad de llevar un tratamiento medicinal especial, aunque siempre será recomendable que consultes a un experto en su uso, especialmente si tienes alguna condición médica específica.

Si deseas incluir todos los beneficios de la moringa en tu dieta puedes hacerlo mediante diversas opciones:

 

#1

Las hojas de Moringa pueden consumirse frescas añadiéndolas a alguna ensalada.

 

#2 Puedes dejar secar a la sombra las hojas frescas, molerlas y agregarlas a algún guiso, esta es la forma más usual de consumo.

 

#3 También puedes añadir las hojas secas de Moringa en algún jugo o café que tomes por la mañana.

 

#4 En cuanto a los frutos o vainas del árbol puedes consumirlas crudas o cocidas.

 

#5 Las semillas que se extraen de la vaina también puedes probarlas crudas o tostadas en ensaladas, cremas u otros guisos.

 

#6 Puedes aprovechar las flores de Moringa añadiéndolas a platos fríos, pan tostado o secas para complementar tés o infusiones.

 

Contraindicaciones

Como puedes ver la Moringa tiene múltiples beneficios para el cuerpo; sin embargo, existen un par de cosas que debemos tomar en cuenta respecto a las implicaciones que puede tener su consumo excesivo.

 

  • Cuidado de excederse durante el embarazo: el consumo excesivo de Moringa durante el embarazo puede ocasionar un exceso de vitamina A en el cuerpo y alterar el proceso de división celular, lo que puede afectar el crecimiento del feto.

 

  • Atención alpinista: la Moringa promueve el aumento de glóbulos rojos en la sangre, lo que puede ser contraproducente para aquellas personas que practican alpinismo o suelen escalar a grandes alturas.

 

  • Cuidado si eres hipoglucémico: esta planta tiende a reducir los niveles de azúcar en la sangre, por lo cual es altamente recomendable para personas con diabetes, pero no para aquellos que sufren de tener niveles bajos.
  • No apta para personas con insomnio: debido a que la Moringa otorga grandes cantidades de energía no se recomienda su uso durante la noche, en especial si sufres problemas de insomnio.

 

  • Tiene un efecto laxante: es probable que si nunca has ingerido esta planta puedas presentar diarrea durante los primeros días de uso, debido a los altos niveles de fibra que contiene.

 

La Moringa es un recurso natural invaluable que está adquiriendo bastante popularidad, puedes encontrarla fácilmente en tiendas que ofrecen productos naturistas, así que no dudes añadirla a tu dieta cuanto antes y comienza a aprovechar los beneficios de cada parte de este “árbol de la vida”.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *