¿Cómo hacer un Halloween saludable?

Todo el mundo sabe que Halloween significa muchos dulces para los niños. De igual forma, también los adultos consumen más en estas fechas debido a las fiestas a las que asisten. Esos excesos pueden afectar tu salud y la de tu familia, es por eso que en esta ocasión te presentamos una lista de consejos para tener un Halloween saludable.

1) Comida antes de pedir dulces: El gran error que cometen muchos padres es no darles de comer a los niños antes de salir a pedir “su calaverita”. El truco para que los pequeños consuman menos dulces o por lo menos no lo hagan en un sólo día, es darles de comer algo saludable que sacie su apetito, para que así consuma menos golosinas.

2) Toma agua antes de comer: En las fiestas, las personas tienden a comer mucho más de lo que se necesita. A veces tenemos una falsa sensación de vacío en el estómago y nos dan ganas de comer cualquier cosa. El mejor consejo que te podemos dar es ingerir un vaso de agua antes de la comida. Así, tendrás menos hambre y solamente comerás la cantidad necesaria para tu cuerpo.

3) Postres más saludables: Puedes sustituir los típicos dulces de las tiendas por cosas un poco más saludables para los niños. Por ejemplo barras de amaranto con chocolate o con frutos rojos, galletas de arroz, chocolate sin tanta azúcar. Así los niños estarán felices al consumir algo dulce y tu estarás tranquila al saber que su salud está a salvo.

4) Otro tipo de regalos: En lugar de regalar los dulces que todo el mundo regala, puedes dar a las personas algo más útil. Por ejemplo, puedes regalar lápices, cuadernos o borradores con detalles de Halloween. Así, las personas te recordarán por un regalo original y tú cuidarás la salud de ellos. A los niños se les puede dar fruta en forma de personajes alusivos a Halloween.

halloween_cosas halloween_cosas_2 halloween_cosas_1 halloween_cosas_3

5) Ve caminando a pedir dulces o a las fiestas: Si te esmeraste mucho en un disfraz perfecto para la época, entonces haz que todos vean tu arduo esfuerzo. Si tu hijo va a pedir dulces, llevalo caminando para que todas las personas vean su gran disfraz. Si vas a consumir muchas calorías y azúcares, caminar podría contrarrestar un poco.

6) Concursos saludables: Puedes organizar concursos para fomentar la actividad física. Por ejemplo, puedes crear una carrera de disfraces, organizar juegos dinámicos, saltar la cuerda, etc. También puedes hacer que descarguen una aplicación para contar pasos (podómetro) en su celular. Al final del recorrido de Halloween, el que más pasos haya hecho es el ganador.

7) Poner límites a los dulces: Los dulces cuentan con una fecha de caducidad muy larga, porque están hechos principalmente de azúcar. Así que no hay ninguna razón por la cual tus hijos se tengan que comer todos los caramelos el mismo día. Establece un límite de dulces diarios y guarda los demás en un lugar alejado de los niños.

8) Acompañe a sus hijos a “pedir calaverita”: No estamos diciendo que tienes que tocar la puerta con ellos, sino que estés al pendiente en todo momento. Esto tiene dos grandes ventajas, la primera es que te brinda la seguridad de que tu hijo esté bien. La segunda ventaja es que puedes revisar que tu hijo no haya comido dulces en toda la noche. Una vez que lleguen a casas, puedes ponerte a revisar los dulces para ver cuales puede consumir hoy y cuales se guardarán. De igual modo, esta revisión te servirá para ver que todos los dulces no estén caducados y que la envoltura esté perfectamente cerrada.

No cabe duda que Halloween puede ser divertido incluso sin la gran cantidad de dulces y comidas que lo caracterizan. Pon en práctica estos consejos en tu familia para disfrutar de una buena salud.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *