¿Qué grasas debes comer y cuáles evitar?

¿Son absolutamente malas todas las grasas que consumimos? La respuesta es no. Sin embargo, vivimos en una constante lucha por evitar las grasas en las comidas. Buscamos todo lo que diga fat free, creyendo que eliminar las grasas completamente de nuestras dietas, hará que bajemos de peso.

La Guía de Alimentación de Estados Unidos, en su reporte 2015-2020, y por primera vez el 35 años, removió el límite de consumo total de grasas en la dieta americana (aún recomiendan tomar menos del 10% de las calorías diarias de grasas saturadas).

Es decir, la grasa no debe ser eliminada por completo del cuerpo ya que esta nos da la energía necesaria para funcionar, ayuda a disolver ciertas vitaminas, nos mantiene calientes, entre otros beneficios.

Las grasas buenas traen muchos beneficios al cuerpo humanos: protegen contra afecciones cardiovasculares, ayuda en la absorción de vitaminas, hacen que te sientas satisfecho por más tiempo (que se traduce en que comerás menos) y, por si fuera poco, saben muy bien.

Las grasas catalogadas como buenas son mono y poliinsaturadas y a temperatura ambiente son líquidas. Aunque hay que consumirlas con moderación, se recomienda que las incluyas en tu dieta por sus múltiples beneficios.

¿Pero qué alimentos nos proveen de grasas buenas?

Aquí te presentamos los alimentos con las grasas más beneficiosas para ti:

#1Aceite de oliva

Se encuentra en el tope de las comidas más recomendadas por sus aportes a la salud. El aceite de oliva disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, de diabetes y varios tipos de cáncer. Además, ayuda a que el envejecimiento suceda de forma más lenta y menos dramática. Para aprovechar al máximo sus beneficios, debes consumir aceite de oliva extra virgen.

#2 Los pescados azules

Este tipo de alimento contiene altos niveles de Omega 3, que es esencial para el correcto desarrollo del cerebro. Además, ayuda a grasas_buenas_pescadosbajar los niveles de triglicérido y a prevenir los coágulos. Entre los pescados que debes consumir, están aquellos que no estén tan expuestos al mercurio como: salmón, caballas y sardinas.

#3 Nueces

Un puño de nueces le proporciona a tu cuerpo aminoácidos, vitamina E y ácidos grasos no saturados. Consumir unos 30 gr. de nueces reduce la incidencia de diabetes en 50%, en 30% las enfermedades del corazón y en 50%  las probabilidades de sufrir un ataque cerebrovascular, de acuerdo a un estudio del British Journal of Nutrition.

#4 Semillas

En países como España, las personas consumen cantidades increíbles de semillas. Es el snack favorito a la hora de ver televisión o disfrutar de un espectáculo deportivo. Semillas de calabaza, cáñamo, lino molido, chia o girasol, todas ellas grasas_aguacateson ricas en grasas monoinsaturadas como Omega 3, que reducen la inflamación. Además contienen proteína, fibra, vitaminas y minerales. Las semillas de calabaza son buenas para balancear el azúcar en la sangre.

#5 Palta o aguacate

Si algo hay que agradecerle a la naturaleza, es la existencia de la palta o aguacate. Esta fruta (sí, es una fruta), disminuye las enfermedades del corazón, reduce los niveles de triglicéridos, y del colesterol LDL (colesterol malo). Además, mantiene el colesterol HDL (colesterol bueno) en los valores adecuados.

#6 Mantequilla de nueces

grasas_buenas-chocolateYa sea de maní, avellanas o almendras, estas deliciosas cremas reducen el riesgo de cáncer de mama, de acuerdo al Breast Cancer Research Treatment. Busca aquellas que no tengan ingredientes añadidos, más que la sal.

#7 Chocolate

Además de dar gracias por el aguacate, también debemos agradecer la existencia del chocolate. ¿Cómo es posible que algo tan sabroso como el chocolate sea además beneficioso para la salud? Pues lo es, pero solo el chocolate oscuro. Al comer chocolate negro, algunas bacterias intestinales y las de ácido láctico se fermentan y crecen, lo que da como resultado que se produzcan compuestos antiinflamatorios que protegen el sistema cardiovascular.

#8 Huevos

Estudios recientes concluyeron que no hay relación entre el consumo de huevos y el incremento del colesterol LDL. Un huevo contiene 5 gramos de grasa, que incluye dos gramos de monoinsaturada y uno de poliinsaturada.

Grasas que hay que evitar

Siempre hay que tener la precaución de no consumir grasas trans o ácidos grasos trans. Las grasas trans son producto de someter el aceite vegetal natural a un proceso de hidrogenación para prolongar el sabor o tiempo de vida de ciertas comidas. Este tipo de grasas suele estar en alimentos procesados como dulces o pasteles de venta en supermercados.

Este tipo de grasas aumenta el nivel de colesterol LDL, incrementa el riesgo de enfermedades cardíacas y las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

Para mantenerte sano, evita consumir los siguientes alimentos:

–   Palomitas de microondas

–   Papas fritas de bolsas

–  Cereales como los que tiene las barras energéticas o algunos cereales azucarados para niños

–   Comida congelada

–   Papas fritas de restaurantes de comida rápida

–   Galletas procesadas

–   Margarina

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario y cuéntanos cómo incluyes grasas buenas en tu dieta y si hay grasas malas que deberías eliminar. Gracias!

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook4Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *