Razones para optar por la sal marina

Sal_marinaHay personas que ni siquiera saben que existe la sal marina como producto comestible. Para ellas, un par de buenas noticias: no sólo existe, sino que además posee toda una lista de beneficios para la salud. Veamos algunos de ellos:

#1 – Colabora con la salud cardiovascular, regulando la presión arterial y controlando el pulso sanguíneo. Se trata de una virtud dos veces valiosa si se la compara con la sal común de mesa, cuyo uso puede derivar en trastornos de naturaleza cardiológica.

#2 – Apuntala el sistema inmunológico del cuerpo, aumentando la resistencia ante el eventual ataque de enfermedades. También suma su aporte en procesos de cura y recuperación.

#3 – Acelera procesos de cicatrización de tejidos que se hayan visto lesionados. Por ejemplo, ante escenarios de corte o quemadura de piel.

#4 – Ayuda a combatir la retención de líquidos y hasta existen estudios científicos que le atribuye la capacidad para disolver cálculos renales de pequeño porte.

#5 – Optimiza la absorción de alimentos, en lo que constituye un enorme punto a favor de la salud intestinal.

#6 – Reduce el riesgo de contraer diabetes. Esto, gracias a que su consumo ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre dentro de los rangos recomendados.

#7 – Funciona como un antihistamínico natural, controlando el PH del cuerpo y evitando así esas desagradables e incómodas situaciones de malestar por acidez.

#8 – Conduce a un sueño más profundo. La sal marina suele ser muy sugerida para personas con trastornos oníricos. Si se la toma diluida en agua minutos antes de acostarse a dormir, augura noches más plácidas y reponedoras.

#9 – Aceita los circuitos cerebrales gracias a la potenciación de electrolitos, clave en la interacción y el funcionamiento inter neuronal.

#10 – Fortalece la estructura muscular y el desarrollo del cuerpo en general. Su accionar interviene en toda una serie de procedimientos biológicos, como ser la contracción y expansión de los músculos.

¿Cómo es que la sal marina puede hacer tanto por nosotros? Es que se trata de un producto que aporta minerales de vital importancia para el organismo y que además son difíciles de adquirir bajo un régimen usual de alimentación cotidiana.

Cabe destacar que, contrario a lo se pudiera suponer, la sal marina es un producto que puede encontrarse de manera bastante sencilla. La mayoría de los supermercados que usualmente son considerados “grandes” la ofrecen. También puede conseguirse en negocios que comercializan alimentos dietéticos y saludables.

Otro punto a favor de la sal marina tiene que ver con su precio: no es mucho más cara que la sal común de mesa. Por lo general se exhibe a un valor que ronda el doble de ésta, lo cual suena razonable teniendo en cuenta que se habla de productos más bien baratos.

Así que ahora no sólo sabes todo lo bueno que puede darte la sal marina, sino que además te has enterado de que la tienes al alcance de tu mano. ¡Sólo resta que tomes la sana decisión de empezar a incluirla en tu dieta diaria!

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook3Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *