Vegetales ricos en vitamina C

Vitamina_c_1Dada la enorme lista de beneficios que proporciona al organismo, la vitamina C –científicamente llamada ácido ascórbico– es sin dudas un componente que debería abundar en cualquier dieta saludable. A tal punto es así, que según estándares médicos internacionales una persona que precie el cuidado de su salud debería consumir todos los días entre 100 y 200 miligramos de este elemento con origen vegetal.

¿Cuáles son específicamente sus bondades? La lista es tan extensa como interesante: por su carácter antioxidante apuntala el sistema de prevención de enfermedades de distinto tipo, tiene efecto cicatrizante, retarda el proceso degenerativo de envejecimiento, mantiene los tejidos de los conductos sanguíneos y colabora con la absorción del hierro en el marco del sistema digestivo.

Un dato curioso es que el cuerpo humano no genera ácido ascórbico de modo natural, por lo que resulta entonces crucial una ingesta estable a través de las comidas cotidianas.

Si bien usualmente es asociada de modo inmediato a los frutos de naturaleza cítrica como ser la naranja y el limón, la vitamina C es en realidad un componente que también está presente en muchos otros alimentos. Aprovechemos este artículo para hacer un recorrido por algunos ejemplos.

#1 – Kiwi: Por cada 100 gramos de este dulce y gentil fruto, se cuentan unos 90 miligramos de ácido ascórbico. ¿No es acaso una gran noticia que además de tan delicioso, el kiwi sea rico en vitamina C? ¡Otra buena razón para incluirlo en tu dieta diaria!

#2 – Pimiento rojo: El pimiento rojo es un componente que dice presente en un sinfín de recetas. En buena medida, ello tiene que ver con el singular sabor que le brinda a cualquier preparación. Pero, por si hacía falta, aquí va otro buen motivo para que protagonice tus comidas: 100 gramos de este maravilloso vegetal proporciona la ingesta diaria de vitamina C que recomiendan los médicos.

#3 – Brócoli: Cada vez más tenido en cuenta por la cocina moderna de todo el mundo, el brócoli no sólo aporta sabor a la mesa: también incluye unos 100 miligramos de ácido ascórbico por cada 100 gramos. ¡Es decir que apenas una o dos plantas resultarán suficientes para nutrir de vitamina C a toda la familia!

#4 – Berro: ¿Qué es el berro?, preguntarán algunos. Es cierto que no se trata de un alimento que suela verse en las recetas más usuales, pero no por ello deja de ser un ingrediente tan sabroso como nutritivo. Planta de hoja verde ideal para ser incluida en ensaladas frescas, cuenta con 95 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos. Además, es rica en ácido fólico, calcio, hierro y vitamina A.

#5 – Mango: Quien haya probado un mango conoce que difícilmente pueda imaginarse un fruto más sabroso y refrescante. Como si ello fuera poco, es además un alimento generoso en vitamina C: la ingesta de una unidad madura brinda al organismo unos 45 miligramos de ácido ascórbico.

#6 – Melón: Y si de frutos refrescantes se habla, no se puede omitir el melón. Delicia natural que, además, también se incluye en la lista de alimentos ricos en ácido ascórbico: cada cien gramos se cuentan unos 60 miligramos de vitamina C. Ello viene a significar que un melón entero constituye un verdadero yacimiento de dicho componente.

#7 – Col de Bruselas: Perfecto para ser incluido en recetas elaboradas que se sirvan en invierno, la majestuosa col de Bruselas proporciona entre 80 y 100 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos.

#8 – Perejil: Cualquier plato o salsa se encontrará más cerca de la perfección con un toque de perejil. Además de ese singular sabor que lo hace tan imprescindible, este noble vegetal propone la inestimable cuota de 130 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos.

#9 – Frutilla: Deliciosa, fresca y rica en ácido ascórbico. En una sola frutilla pueden encontrarse hasta 20 miligramos de vitamina C.

#10 – Acelga: Quizás no sea el alimento con más vitamina C entre todos los que podrían enumerarse (posee unos 20 miligramos por planta), pero al ser de uso cotidiano la acelga suele ser importante a la hora de incluir ácido ascórbico en la dieta diaria.

Ahora conoces todos los beneficios que un adecuado consumo de vitamina C le proporcionará a tu cuerpo y también sabes en qué alimentos encontrarás este regalo que la naturaleza le brinda a la humanidad. Entonces, ¿qué esperas para dirigirte a la verdulería o el mercado con el firme propósito de llevar a cabo una de las compras más saludables que alguna vez hayas realizado?

Eso sí: no habrá que pasarse de la raya, porque el exceso puede resultar nocivo. Una ingesta de ácido ascórbico muy por encima de los niveles recomendados implica el riesgo de sufrir trastornos gástricos e incluso la aparición de cálculos renales. Como todo en la vida, el consumo de la vitamina C debe ser equilibrado: ni de menos, ni de más.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook4Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

1 thought on “Vegetales ricos en vitamina C

    […] La vitamina C o ácido ascórbico es una de las vitaminas con más influencia sobre la calidad de la piel. Necesaria para la reconstitución del colágeno, posee casi una serie infinita de beneficios para la dermis. Actuando como un  poderoso desintoxicante y antioxidante, el alto consumo de vitamina C natural permite a la piel liberarse de toxinas y “respirar” libremente. Protege el ADN celular de la toxicidad medioambiental y promueve la capacidad que tiene la piel de repararse a sí misma. La dosis media de vitamina C natural es de 500 miligramos. Fuentes naturales de vitamina C son el kiwi, los cítricos, el brócoli, el tomate y el pimiento rojo. Recordemos que los suplementos de vitamina C no son bien tolerados por todos y es mejor consumir dosis bajas para evitar trastornos gastrointestinales. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *