7 tips para tener un cutis perfecto sin gastar dinero

Probablemente sueñas con tener un cutis perfecto, sin barritos ni manchas que opaquen tu belleza natural. Tal vez te preocupas de humectarlo y de aplicarte algunas mascarillas pero no estás obteniendo los resultados que buscabas. Quizás esto se debe a algunos hábitos que están arruinando tu piel. Para corregirlos, sigue estos simples tips:

#1 ¡No te olvides de quitarte el maquillaje!

Quizás llegas tan cansada a la hora de acostarte que te metes en la cama sin más y recién te quitas el maquillaje al día siguiente. Sin embargo, la acumulación de estos productos obstruye los poros, puede provocar infecciones bacterianas y el desagradable acné. Escoge un producto simple pero eficaz para quitarte el maquillaje todas las noches y permitir la renovación celular tan necesaria para que tu piel luzca radiante.

#2 Evita usar productos de limpieza muy fuertes

Esto puede parecer contradictorio con lo mencionado anteriormente, acerca de la importancia de quitarte el maquillaje todas las noches, pero algunos productos en realidad pueden causarte más daño que los beneficios que te aportan. Si tienes la piel seca, algunos limpiadores pueden quitarte los aceites naturales, dejándola aún más seca. Escoge productos a base de cremas que sean adecuados para la piel sensible. Si tienes la piel grasa, puedes fabricar mascarillas naturales, como una mezcla de kiwi y yogurt o utilizar el té verde para quitarte el maquillaje sin dañar tu piel.

#3 Trata de dormir más

El hecho de dormir poco o mal por la noche puede tener un efecto negativo en tu piel, haciendo que luzca opaca y que aumenten la cantidad de líneas finas y de arrugas. El sueño es fundamental para que esta se reponga y se mantenga hidratada. Por lo tanto, evita todas las actividades que interfieren con un buen descanso, como consumir cafeína por la noche o distraerte con el celular o con la computadora en la cama.  Reduce el calor en tu habitación, apaga todas las luces y dispositivos y trata de relajar tu cuerpo para poder descansar adecuadamente. Mejora tus hábitos nocturnos.

#4 No te exfolies la piel excesivamente

Si bien la piel luce fantástica después de exfoliarla, ya que elimina las células muertas dejándola tersa y luminosa, si lo haces en exceso puedes exacerbar la producción de aceite y empeorar los brotes de acné al esparcir las bacterias. Los exfoliantes que contienen partículas muy grandes pueden provocarte irritación e inflamación por lo que es aconsejable que lo hagas una vez al mes y que utilices productos naturales, como los que se hacen con frutas o con azúcar extrafino.

#5 No te aprietes los granos

Es probable que apenas descubres que ha aparecido un grano en tu rostro te veas tentada a apretarlo pero al hacerlo, haces que las bacterias se introduzcan más en los poros, lo que puede causar infecciones y cicatrices. En lugar de apretarlo deberías aplicarte un tratamiento o una crema tópica que elimine las bacterias y te ayude a reducir su tamaño durante la noche.

#6 Limpia regularmente tus pinceles y brochas de maquillaje

Las brochas y los pinceles sucios pueden provocarte brotes de acné y hasta una infección cutánea ya que estos acumulan bacterias dañinas. Además si están sucios pueden hacer que el maquillaje no luzca tan bien en tu rostro como debería. Para mantenerlas en perfecto estado, debes lavar tus brochas en la dirección del pelo cada 15 o 20 días utilizando un jabón neutro o un champú para bebés. También puedes adquirir algunos limpiadores comerciales, que no necesitan que los enjuagues.

#7 Ten cuidado con el sol

El sol es uno de los peores enemigos de la piel, ya que provoca fotoenvejecimiento celular y la aparición de manchas oscuras o lunares. Es por ello que siempre debes aplicarte una pantalla solar antes de salir al exterior, incluso en los días nublados y en invierno, para que siempre luzca fresca y radiante. Si no tienes tiempo para aplicarte tantos productos por la mañana, puedes adquirir una base que contenga protector solar para que te mantenga protegida durante todo el día. Además, debes tener en cuenta que si transpiras mucho o si debes permanecer al aire libre durante mucho rato, una sola aplicación no será suficiente. Debes llevar el producto contigo y aplicarlo cada una o dos horas.

Si sigues estos consejos, mantienes una alimentación saludable y evitas los productos nocivos para la piel como las grasas, el alcohol y el tabaco, tendrás un cutis perfecto en muy poco tiempo.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *