4 tips para mejorar tu memoria

Tener un par de olvidos es algo común para muchas personas, especialmente cuando la edad está por encima de los 50 años; no hay por qué temer, la mayoría de las veces es algo momentáneo, aunque no está de más realizar un par de ejercicios que le ayuden a tu cerebro a mantenerse en forma, Por eso te traemos 4 tips para mejorar tu memoria, pero primero, conozcamos un poco más cómo funciona.

A todos nos ha pasado alguna vez, esa sensación cuando sales de casa y crees que olvidaste algo, entrar a alguna habitación y no recordar lo que ibas a hacer o no saber dónde pusiste algo y cerciorarte minutos después que lo traías en la mano. Por lo general, este tipo de cosas u olvidos ocasionales suelen mostrar diferentes cambios que ocurren en nuestras habilidades de pensamiento y están relacionados con la edad.

¿Cómo funciona la memoria?

La memoria involucra tres procesos específicos:

  • Codificación
  • Grabación
  • Recuperación

El cerebro lleva a cabo estos procesos mediante diferentes regiones como la corteza cerebral, la amígdala, el hipocampo y los lóbulos frontales. El cerebro recibe información de las células en el cuerpo, la traduce, registra, y posteriormente hace uso de esa información en cualquier momento que lo necesite.

Efectos de la edad en la memoria

Por lo general, a partir de los 50 años de edad, las personas comienzan a notar un efecto particular en su memoria. Los cambios físicos y estructurales que el cuerpo sufre no sólo impactan en el aspecto físico del cuerpo, también comienzan a notarse en diferentes regiones cerebrales que están involucradas en el funcionamiento de la memoria, como el hipocampo y los lóbulos frontales.

Las consecuencias que vienen con los cambios de la edad disminuyen la velocidad en que el cerebro procesa la información, por ello puede ser complicado después de cumplir los 50 años que recordemos nombres o fechas con tanta facilidad como cuando éramos más jóvenes.

Otros factores que también pueden influir en un mal funcionamiento de la memoria son:

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Efectos secundarios de algún medicamento

Es importante identificar cualquiera de estos factores, ya que pueden tener un impacto significativo, sobre todo si nuestra edad está por encima de los 50 años.

Si detectas que tu memoria ya no es tan buena como antes, existen un par de cosas  que puedes hacer para mejorarla:

#1 Repite en voz alta

Leer en voz alta o repetir lo que escuchas de la misma manera, como el nombre de una persona que acabas de conocer, el teléfono de alguien, su dirección o alguna tarea importante que no debes olvidar, incrementa la probabilidad de que tu cerebro registre mejor la información y sea más fácil recuperarla después.

Neurólogos expertos del Hospital General de Massachusetts en EE. UU. explican que las conexiones que existen entre las células cerebrales pueden reforzarse mediante la repetición, de la misma manera en cómo es más fácil y rápido llevar a cabo una tarea después de haberla hecho varias veces.

#2 Toma nota de todo

No es necesario que lleves una libreta a todas partes, aunque esto es aún más recomendable, actualmente existen diferentes aplicaciones para celular que sirven para hacer todo tipo de anotaciones, tanto escritas como con imágenes o incluso audio; el punto es que tomes nota de todo, especialmente de aquello que muchos solemos olvidar como: citas médicas, números telefónicos, eventos, mandados o cosas por comprar. Vuélvete adicto a hacer listas.

#3 Haz asociaciones entre lo viejo y lo nuevo

Ligar nuevos datos con información que tenemos de antemano es una gran herramienta para ejercitar la memoria. Por ejemplo, si acabas de conocer a una persona y por lo general eres malo para recordar nombres, intenta ligar el suyo con algo que te ocurrió en la infancia o algún lugar que te agrade.

También es de gran ayuda crear historias, el cerebro es muy hábil para enfocar cosas que tienen una secuencia. Si en lugar de recordar una lista del super imaginas todas las cosas que debes comprar dentro de un cuento sobre la vida de alguien (puedes ser tú o quién sea), será más fácil que lo recuerdes. Mientras más ridículo sea, mejor para tu cerebro.

#4 Divide la información

Es mucho más fácil que el cerebro recuerde varias cosas pequeñas que una gigante, si necesitas recordar un número de cuenta y no tienes cómo anotarlo, será más fácil si lo separas como un número telefónico. Si necesitas recordar información para una presentación en el trabajo, concéntrate en recordar una parte a la vez y no quieras memorizar todo de un jalón.

Si nada de lo anterior ayuda y esos olvidos ocasionales comienzan a ser frecuentes o interfieren con la realización de tus actividades diarias, no hay por qué alarmarse, la mayoría de las veces es algo temporal y reversible, así que no entres en pánico y consulta a tu médico.

 

Esperamos que estas cuatro recomendaciones te sirvan para ejercitar y mantener tu memoria, no olvides decirnos cómo te fue en os comentarios.  

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *