6 hábitos que consideramos saludables y no lo son tanto

El deseo por gozar de una buena salud está impulsando a muchos para adquirir nuevos hábitos y dejar otros, pero… Existen algunas actividades que muchas personas están realizando y que pueden no ser tan benéficas para el organismo o incluso pueden dañarlo.

Te traemos una lista con 6 diferentes hábitos que solemos considerar como saludables pero que, a decir verdad, no lo son tanto:

 

#1 Cenar fruta

En México, la persona promedio tiene un Índice de Masa Corporal (IMC) de casi 28%, lo cual quiere decir que el mexicano promedio tiene sobrepeso. Debido a esto, muchos estamos tratando de perder esos kilos extra.

Por este afán de reducir grasa, algunos están optando por sustituir las cenas clásicas llenas de carbohidratos por algo “un poco más ligero” como la fruta, sin embargo…

Aunque las frutas aportan agua, hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales, lo más recomendable es consumirlas en los momentos del día que estamos más activos, ya que el metabolismo mantiene cierto ritmo a lo largo del día y por la noche, el hígado tiende a almacenar azúcares que en exceso se transforman en triglicéridos.

Así que, de preferencia, intenta consumirla en el desayuno o a media mañana.

 

#2 Eliminar el gluten de tu dieta

Muchos han optado por eliminar el gluten de su dieta pese a que no son celíacos (personas que tienen intolerancia al gluten) y la creciente oferta de productos gluten free que retacan los estantes en supermercados, es prueba de esa tendencia, pero…

Este tipo de modas pueden ser dañinas para tu cuerpo; eliminar el gluten de tu dieta cuando no tienes una condición médica que así lo requiera, disminuye la ingesta de fibra, vitaminas y hierro en el cuerpo.

Si quieres hacer un cambio drástico en tu dieta como retirar por completo cierto tipo de alimento, evita hacerlo por tu cuenta y consulta a un médico.

 

#3 Lavarte las manos con jabón antibacterial

La preocupación de adquirir algún tipo de infección disparó la venta de jabones, geles y espumas antibacteriales; sin embargo, especialistas de la Universidad de Harvard aseguran que utilizar estos productos no es una medida eficaz para prevenir enfermedades infecciosas, e incluso pueden promover ciertas enfermedades alérgicas y el desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos.

La forma más eficaz para limpiar las manos, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), y eliminar los posibles gérmenes y bacterias que puedan estar en ellas es lavarlas con agua y jabón común.

 

#4  Utilizar cubrebocas contra la contaminación

Aunque utilizar cubrebocas no es una pésima idea para evitar la contaminación, resulta una medida bastante ineficiente. Las mascarillas de papel no permiten que pasen partículas grandes que se encuentran en el aire contaminado, pero, las más pequeñas logran pasar muy fácilmente.

Existen mascarillas que son mejores que las de papel como aquellas que cuentan con filtros especiales; sin embargo, a menos que sean altamente especializadas, estas tampoco lograrán evitar del todo que respires aire contaminado y este se introduzca en tu sistema provocando diversos daños.

 

#5 Usar cotonetes para los oídos

A pesar de lo mucho que pueda incomodarte el cerumen y decidas eliminarlo a través del uso de cotonetes, no necesitas o debes hacerlo ya que el oído cuenta con su propia maquinaria de limpieza.

El cerumen que se encuentra en nuestros oídos sirve para mantenerlos protegidos contra bacterias e infecciones.

En algunas ocasiones el cerumen puede acumularse hasta formar un tapón y en cuyo caso deberás acudir con un especialista, de lo contrario puedes correr el riesgo de lastimar las paredes de tu oído o incluso perforar tu tímpano y causar daños irreparables.

 

#6 Utilizar el lavaplatos

El lavaplatos utiliza temperaturas de hasta 65 grados centígrados intentando eliminar todo rastro de bacterias, lo cual puede no ser tan bueno, en especial para los más pequeños de la casa.

Estar expuestos a cierta cantidad de microbios, en especial a temprana edad, estimula el sistema inmune y lo vuelve más resistente ante agentes infecciosos.

De acuerdo a un estudio realizado en Suecia, los niños de familias que utilizan el lavaplatos en lugar de lavar a mano tienen 6% más posibilidades de contraer asma.

 

Si quieres mantener un buen estado de salud, considera la información disponible y analiza todas las opciones que tengas a la mano, busca referencias y no olvides consultar a tu médico de cabecera antes de pensar en cambiar radicalmente algunos de tus hábitos.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *