Ashtanga Yoga: aprende a conectar la respiración

  El Ashtanga es una forma muy dinámica de yoga. La diferencia entre el Hatha Yoga y esta práctica es el sistema de respiración y movimientos sincronizados, denominado Vinyasa, los cuales encadenan las posturas unas con otras. Cada una de las posturas se diseña con un determinado número de movimientos y la respiración, de forma tal que el alumno cuando ya está avanzado enlaza las posturas de una manera sincronizada con el ritmo de la respiración y los movimientos.

Las posturas siempre serán las mismas, es el alumno quien a media que progresa en la práctica, añade nuevas posturas. Además de Vinyasa, existen elementos que también son determinantes cuando se practica Ashtanga Yoga: como por ejemplo Pranayama, que es la respiración Ujjayi, los Cierres Energéticos (bandas), miradas (el dristi), los cuales son muy importantes porque ayudan en el aumento de la energía y la concentración durante las prácticas.

ashtanga_yoga_Al contraer de forma suave el pequeño músculo que se encuentra en la parte alta de la tráquea (la glotis), obtenemos la respiración Ujjayo, lo cual nos brinda una respiración lenta, regular y sonora. Cuando escuchamos el sonido que produce nuestra propia respiración nos relajamos y calmamos, es por esta razón que esta respiración se convierte en un elemento indispensable a lo largo de nuestras prácticas.

En cuanto a las Bandas, se trata de contraer los músculos responsables de controlar la energía. Tenemos entonces que en la parte del coxis encontramos Mula Banda (contraer los esfínteres anales) y cuando contraemos el abdomen Uddyana Banda. Podemos mencionar también los que realizamos en la garganta cuando practicamos ejercicios respiratoris (Pranayamas), que vendría siendo Jalandara Banda.

Si durante nuestras prácticas realizamos Bandas, controlamos nuestra energía y aumentamos considerablemente nuestra concentración.

Cuando focalizamos nuestra mirada completamente en el lapso que mantenemos una postura, esto se denomina mirada en sánscrito (el Dristi). Cada una de las posturas tiene su propio dristi y al concentrar totalmente nuestra mirada, esto necesariamente nos lleva a la meditación, tonifica los músculos oculares, aumenta nuestra concentración.

Son estos tres elementos: Las Bandas, la Respiración Ujjayi y el Distri, por medio de los cuales aumentamos la capacidad para concentrarnos a lo largo de nuestra práctica; además aprendemos cómo controlar y ejercer el control sobre nuestra energía. Asimismo, podemos percibir que la concentración durante las prácticas es de vital importancia, ya que nos facilita para realizar todas las posturas.

Si al practicar el Ashtanga Yoga, mantenemos una apropiada respiración, purificamos nuestro espíritu, nuestra mente, al mismo tiempo que nuestro cuerpo físico. Es por medio del cuerpo que tenemos acceso a los bloqueos emocionales al tener conciencia de estos, a su vez nos ayuda a observar con conciencia los procesos mentales que se desencadenan en nuestro cerebro, pero sin necesidad de estar identificados con ellos, con desapego.

ashtanga_yoga_1A la primera serie de posturas Asanas, se le denomina Yoga Chikitsa, cuyo significado es terapia de Yoga. Si realizamos esta práctica con constancia, logramos curar no sólo nuestro espíritu, sino también nuestro cuerpo físico. Intensifica la concentración, purificando y controlando nuestro pensamiento.

Existe una relación muy estrecha entre yoga y la mente, a través del yoga se detienen las fluctuaciones mentales. El sabrio Patanjali, quien recopiló y estructuró todo los conocimientos del yoga por medio de los Yoga Sutras, menciona esta relación y nos habla sobre el estado mental más consciente, sereno y alerta. Esta primera serie de Asanas nos conduce a liberarnos de los conflictos y los dilemas, dejando así de ser las víctimas de nuestros procesos emocionales y mentales, teniendo un dominio mayor de nuestra mente, que nos conduce a nuestra libertad.

En sánscrito Ashtanga tiene como significado ocho pasos o ramas y el yoga aunque tiene infinidad de significados, puede resumirse en dos: unión y camino. El yoga permite la unión de espíritu, mente y cuerpo. La unión cuando logramos conectarnos interiormente con nuestra esencia, desvaneciendo de esta forma la dualidad. Y es precisamente cuando alcanzamos esa unidad con nosotros mismos, cuando entramos en conexión. Camino, el que debemos recorrer para para lograr esa unión.

Cuando nos iniciamos en el camino de Ashtanga, hemos de practicar los ocho pasos o ramas:

  1.    Práctica física o posturas: Asana.
  2.    Códigos Morales: Yama.
  3.    La concentración mental: Dharana.
  4.    Interiorización, retraernos de los objetos externos: Pratyahara.
  5.    La purificación Personal: Niyama.
  6.    Unificarnos totalmente con Dios: Samadhi.
  7.    A través de la respiración controlar el prana: Pranayama.
  8.    Meditación: Dhyana

Nuestro cuerpo puede ser lento y debemos ser respetuosos con su ritmo; respetar y conocer nuestro cuerpo es a veces más difícil de lo que creemos. Sólo en el momento en que trasciendes y logras llegar a lo que llamamos energía pránica es que aprendemos a respetarlo con humildad.

Es por esta razón que quizás la humildad y la paciencia sean las dos cualidades que más debes desarrollar si deseas introducirte en el camino del yoga. De cualquier forma, como decía Pattabhi Jois: asegura que todo llegará.  Por lo tanto, no dudamos que la práctica del Yoga Ashtanga logre cambiar tu vida. Si quieres conocer otros tipos de yoga sólo da un clic.

 

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *