logo

Medicina Holística, la alternativa ideal para tu salud

Actualizado el 16 de Junio de 2017

La medicina holística tiene mucho tiempo acompañándonos en nuestras vidas, desde las primeras sociedades humanas. Sin embargo hoy en día ha cobrado más fuerza, especialmente como una rama  de la salud que previene muchas enfermedades, desde un punto de vista no científico, pero avalado por generaciones. No podemos dejar de actualizar esta importante lista de terapias holísitcas ya que cada vez este mundo natural va cobrando más y más fuerza.

Se puede decir que la palabra holismo fue resumida por Aristóteles en sus escritos sobre metafísica, (lo que está después o más allá de la física). Aristóteles señaló que el holismo es cuando el todo es mayor que la suma de sus partes. Por lo tanto la principal diferencia con la medicina alópata es que en la medicina holística no se trata ni se centra en la enfermedad, pero sí en la persona. Es el enfermo el que logra restaurar su salud centrándose en cambiar ciertos hábitos o seguir las indicaciones del médico.

La medicina holística, propone que el universo es una  unidad que funciona de manera interrelacionada. Siendo el  hombre parte de él, debe su salud al funcionamiento armónico de todo su ser (mente, cuerpo, espíritu) y a sus relaciones con los demás seres de  la naturaleza.

Muchas veces se ha considerado falsa o poco tradicional, pero los estudios en esta medicina han avanzado tanto que para poder ejercerla se necesita una capacitación específica. Existen cursos, certificaciones y una preparación que debe tener un médico holístico. Inclusive un médico alópata puede ser médico holístico y combinar ambas medicinas para mejorar la calidad de vida de sus pacientes, ya que se pueden complementar perfectamente.

Lo que busca principalmente la medicina holística es ser una opción más humana, más sensible con las personas. Es muy eficaz como medicina preventiva, porque no es necesario estar enfermo para estar pendientes de nuestro estado de salud general, ya sea del cuerpo físico, etéreo o de nuestra mente. Si el alma está en armonía, el cuerpo físico también se manifiesta positivamente.

El Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria de Estados Unidos (NCCIH), clasifica estas terapias en cinco categorías:

#1. Sistemas integrales o completos

Constan de un sistema completo de teoría y práctica. Algunos ejemplos son:

– La homeopatía: Es un tipo de medicina alternativa que utiliza concentraciones muy bajas de sustancias orgánicas similares a las que crean los síntomas de una enfermedad, para estimular las defensas del organismo y que sea él mismo quien lleve a cabo la curación.

– La naturopatía: Básicamente, la naturopatía estudia las propiedades y las aplicaciones de elementos naturales (vegetales, agua, sol, tierra y aire) con la finalidad de mantener y/o recuperar la salud.

– La acupuntura: Se trata de antiguos procedimientos médicos chinos que se enfocan en la estimulación de localizaciones anatómicas en la piel mediante una variedad de técnicas, en la mayoría de los casos, agujas metálicas delgadas.

 

#2. Terapias biológicas

Se caracterizan por el empleo de sustancias como hierbas, alimentos y vitaminas. Hipócrates decía “que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”. Es cierto que forma en la que nos alimentamos nos trae consecuencias positivas o negativas para la salud. Si cambiamos los hábitos alimenticios pocos saludables y tomamos conciencia de ese daño, iremos cambiando nuestra alimentación por una más saludable. Algunos alimentos son muy benéficos para determinados órganos del cuerpo y si se ingieren en cantidades adecuadas se puede prevenir enfermedades diversas.

#3. Métodos de manipulación y basados en el cuerpo

Son métodos que se centran en la manipulación o en el movimiento de una o más partes del cuerpo, por ejemplo:

– La quiropráctica: De acuerdo a la Organización Mundial de Salud (OMS), la Quiropráctica es una profesión de salud con más de 100 años de existencia que se especializa en el diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos de la columna vertebral y sus efectos sobre la función del sistema nervioso y salud en general

– La reflexología: La Reflexología es una técnica natural basada en la estimulación, por medio de movimientos y cierta presión, de puntos reflejos en diferentes partes del cuerpo, que corresponden a los órganos y glándulas del organismo

– El shiatsu: Es una técnica japonesa, descendiente de la tradición China, que parte del principio de que el cuerpo puede curarse a sí mismo, basando sus beneficios en conseguir la correcta canalización de la energía vital (CHI) mediante la presión en los meridianos, ciertos puntos clave de nuestro cuerpo, con los dedos, las palmas de las manos y los codos

#4. Enfoques sobre la mente y el cuerpo

Incluye prácticas que se basan en la interacción entre la mente, el cuerpo y las emociones; así como técnicas de control mental que afectan las funciones físicas y promueven la salud. Algunos ejemplos son:

– El yoga: Es una disciplina nacida en la india, basada en diversas posturas del cuerpo, la respiración y la meditación, para mantener en armonía el alma, la mente y el cuerpo.

– La meditación: Es una práctica en la cual se pretende serenar la mente, para dejar de lado los problemas y las preocupaciones, encontrando de ese modo la verdadera felicidad. Lo que ayuda inmensamente al estado de salud de nuestro cuerpo, desde el interior hasta lo visible.

– La musicoterapia: Es una terapia no verbal, que utiliza bases musicales como medio o elemento clave en su proceso, para abrir canales de comunicación, logrando a través de los mismos un proceso de crecimiento del ser humano, el cual favorece la adaptación social y optimiza la calidad de vida

 

#5. Terapias sobre la base de la energía

Se basan en el manejo de la energía para mejorar la salud. Algunos ejemplos incluyen:

– Tai chi: Es un ejercicio de bajo impacto, surgió en China y es considerado un arte marcial. Consiste en hacer diferentes movimientos y posturas lentamente, con fluidez, para asegurar que el cuerpo esté en continuo movimiento; cuidando siempre la respiración. Genera un equilibrio entre mente y cuerpo que es muy benéfico para la salud.

– Reiki: Es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles, sanando nuestras emociones, nuestra mente y por consecuencia nuestro cuerpo.

– Flores de Bach: Las Terapias Florales son una medicina de vibraciones en la que se emplean elixires extraídos de diferentes flores, que cuando entran en contacto con otro ser vivo potencian las cualidades positivas atribuidas a cada flor, para ayudarnos en nuestro estado de salud.

 

Por eso, la medicina holística es una gran opción que deberías tomar estando sano, para prevenir cualquier tipo de enfermedad y no tener que sufrir algo que pudiste haber evitado. Si te gustó este artículo, vale la pena que lo compartas y comentes, porque la salud está en nuestras manos.

 

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on Reddit0


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *