Lo que debes saber sobre la medicina tradicional mexicana

Desde hace siglos se han utilizado distintos productos naturales para tratar y prevenir problemas de salud. México no es la excepción y cuenta con un gran número de técnicas y tratamientos que forman parte de la medicina tradicional mexicana.

¿Qué es la medicina tradicional mexicana?

La medicina tradicional mexicana comprende una serie de conceptos, creencias, prácticas y recursos materiales y simbólicos que se destinan a la atención de distintos padecimientos y procesos que desequilibran el cuerpo.

Distintas personas funcionan como terapeutas dentro de este tipo de tratamiento milenario y cada una aplica técnicas diferentes entre sí.

Sanadores

Son personas que utilizan su propio cuerpo o conocimiento mítico religioso para realizar un ritual de curación. Al interior de este grupo se encuentran:

  • Rezanderos: por medio de la oración invocan ayuda espiritual para la curación del paciente.
  • Chupadores o limpiadores: extraen con su cuerpo (generalmente boca y manos) la enfermedad de la persona afectada.
  • Sacerdotes o chamanes: inducen estados extáticos en el paciente y/o en sí mismos mediante danzas, hipnosis o plantas psicoactivas, para establecer contacto con fuerzas o espíritus curativos.

 

Curanderos

Estas personas utilizan técnicas o elementos ajenos al cuerpo para el tratamiento de diferentes enfermedades.

  • Yerberos: utilizan principalmente la técnica de fitoterapia para atender todo tipo de afectaciones físicas, psicológicas, emocionales o espirituales.
  • Sobadores: curan la afección mediante masajes profundos en distintas partes del cuerpo.
  • Hueseros: se especializan en tratar problemas de huesos y tendones.
  • Limpiadores o barredores: estas personas hacen “limpias” energéticas mediante el uso de plantas aromáticas, materiales de origen animal, copal e incienso, entre otros.
  • Temazcaleros: se especializan en el uso y tratamiento por medio del temazcal o baños de vapor.

Actualmente la Universidad Nacional Autónoma de México cuenta con una Biblioteca digital de la medicina tradicional mexicana donde puedes encontrar diferentes recursos para conocer más sobre ella, te dejamos en link aquí.

Esta biblioteca cuenta con todo tipo de información, desde los lugares y tipos de técnicas que se practican por todo el país, hasta monografías de cada una de las plantas medicinales que los terapeutas ocupan, te mencionamos algunas que puedes encontrar por todo el país:

 

  • Amate: árbol de gran tamaño cuyos frutos son de color amarillento-rosa. Esta planta se indica en el tratamiento de infecciones urinarias, el vómito en lactantes y fracturas.
  • Gordolobo: planta cuyos tallos están cubiertos de vellitos que le dan una apariencia blanca, se emplea con mayor frecuencia para tratar tos, problemas pectorales, infecciones de garganta, bronquitis, asma y para descongestionar los bronquios.
  • Muicle: arbusto que se utiliza para tratar problemas de la sangre, presión arterial, desintoxicación y purificación.
  • Tepozán: arbusto de flores blancas que se utiliza para tratar sinusitis, aliviar el cuerpo cortado, dolores de cabeza, dolores musculares y cansancio.
  • Ruda: hierba con tallos verdes-grisáceos que se utiliza frecuentemente en México para tratar del “mal aire” que consiste en la introducción de un mal causado por los muertos que se caracteriza por la pérdida de apetito, sudor semblante amarillento y zumbido en los oídos.

 

Más de 60% de los mexicanos ocupan este tipo de medicina alternativa para tratar o prevenir todo tipo de enfermedades y cada vez hay un mayor acceso a estas prácticas.

Actualmente en la Ciudad de México existe un programa que busca rescatar la medicina tradicional y herbolaria mexicana, que se enfoca principalmente en atender los problemas de salud pública de la población indígena y de pueblos y barrios originarios.

Este proyecto se creó en 2001 a través de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (SEDEREC) con el objetivo de apoyar a curanderos que practiquen esta medicina tradicional y a productores de plantas medicinales para promover la conservación y la práctica de conocimientos de los pueblos indígenas mediante ayudas económicas, servicios, eventos, capacitaciones y talleres.

Si te interesa saber más sobre este programa, los sitios donde puedes encontrar este tipo de servicio o  incluso los requisitos para incorporarte a él, puedes checar toda la información aquí.

No hace falta que recalquemos el valor de este tipo de conocimiento para el patrimonio cultural de México y del mundo, sin mencionar los múltiples beneficios que puede tener en el cuerpo el uso de estos métodos milenarios. Si alguna vez este tipo de técnicas, déjanoslo saber en los comentarios y compártenos tu experiencia; si aún no lo haces ¿qué estás esperando para comenzar?

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *