Meditación y yoga en el embarazo

Si estas embarazada es muy probable, especialmente si es el primer embarazo que estés preocupada, ansiosa, y también con miedo, para reducir todo esto la medicina holística nos ofrece muchas posibilidades una de ellas es la meditación y el yoga. Ambas son herramientas muy poderosas para el cuerpo y el alma de la mamá y de su bebé.

La meditación y el yoga ayudan a todas las personas, pero existen técnicas especiales para las mamás, y tanto meditar como practicar yoga no requieren de un equipo especial, o mucho espacio o tiempo, puede ser sólo un momento de tranquilidad.

Meditación en el Embarazo

meditación_embarazoLa meditación puede resultar difícil al inicio, pero todos podemos realizarla y no implica ningún riesgo para el bebé.

1) Espacio.- Lo que se necesita es un lugar tranquilo, silencioso, se puede poner algún incienso de algún aroma que sea de tu agrado, algo de música tranquila, y sentarse de forma que te sientas muy cómoda.

2) Pensamientos.- Lo más difícil de la meditación es ir eliminando los pensamientos, por eso, cada que te des cuenta de que estas pensando algo, elimina ese pensamiento, descártalo, evita pensar en algo que ya pasó o que pasara.

3) Concentración.- Concentrate sólo en tu respiración, realiza inhalaciones y exhalaciones profundas que te ayuden a relajarte. Poco a poco notarás cómo tu bebé también estará más tranquilo.

Lo mejor de la meditación es que puedes realizarla en cualquier etapa del embarazo, en cualquier momento del día, no necesitas nada especial, sólo avisar en casa que te tomaras unos minutos para relajarte.

Yoga en el embarazo

yoga_embarazoOtra técnica de la medicina holística es el Yoga. Es un ejercicio que equilibra no sólo tu cuerpo, también tu mente, te enseña a respirar bien, mejora tu postura y te puede ayudar a tener un vínculo aún más estrecho con tu bebé.

En el yoga se realizan una serie de posturas conocidas como asanas, las hay de diferente complejidad, y cada una te ayuda en distintos aspectos. El yoga te puede ayudar a no retener líquidos, mejora tu elasticidad, tu respiración, y fortalecerá tu pelvis y órganos, esto te será muy útil en el parto. También te ayudará a que cuando tu bebé nazca te sea más fácil recuperar tu figura y peso.

Al igual que la meditación no requiere de mucho equipo, sólo necesitas un tapete de yoga y ropa cómoda, si ya has tenido antes experiencia en yoga puedes hacerlo en casa, pero si es recomendable que te asesore un instructor durante cada postura. Habrá posturas que te resulten incómodas o que consideres muy difíciles, si esto sucede no las realices, y muy importante no te recuestes sobre tu panza si te sientes incomoda o tu embarazo ya esta avanzado, también debes comentarle a tu médico que deseas practicar yoga para que este te asesore.

En muchos gimnasios o centros holísticos existen clases de yoga para embarazadas y asanas especiales para las mamás, pregunta en tu ciudad si hay alguna clase especial e inscríbete.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *