¿Quienes pueden practicar el Viniyoga?

El Viniyoga es una subdivisión de la popular técnica del yoga. Esa palabra (viniyoga) viene del Sánscrito, usando el prefijo VI y Ni, los cuales significan “aplicación especial”. Así que esta técnica se podría definir como el uso de posturas y sesiones específicas para cada tipo de estudiante.

Se originó gracias a las enseñanzas directas de T. Krishnamacharya. Gracias a él se han desarrollado varios estilos de yoga además del Viniyoga, por ejemplo, él fue quien influyó en la creación de la técnica Iyengar.  

Una de las características que más destacan de esta técnica es que se pueden llegar a quemar entre 300 y 500 calorías en una sola sesión. Eso depende de la duración de la misma y la intensidad que pongas en tu trabajo. Por ello es una técnica que es de gran ayuda para todas aquellas personas que quieran perder peso y al mismo tiempo usar una práctica relajante.

Además de ayudar a quemar muchas calorías, el Viniyoga también ayuda a reducir los niveles de estrés en el cuerpo. De igual modo, también fortalece el sistema cardiorespiratorio debido a todo el esfuerzo que se pone en esta técnica. También provee el resto de beneficios que provee el yoga en general (mayor elasticidad, mayor resistencia, etc.)

¿Cuál es la diferencia entre el Viniyoga y el resto de técnicas?

viniyoga_3Pues que el Viniyoga se adapta a las condiciones únicas, necesidades e intereses de cada individuo. Dándole a cada practicante las herramientas necesarias para personalizar y actualizar los procesos de autodescubrimiento y transformación personal. Para poder usar esa ventaja, se tiene que tener un buen entendimiento de la condición actual, potencial personal, metas y los medios disponibles de cada persona. Eso se puede lograr con la ayuda de un buen instructor que desarrolle planes a la medida de cada individuo.

¿Cómo se practica el Viniyoga?

A diferencia de otras divisiones del yoga que se concentran más en hacer muchas posturas distintas, el viniyoga se concentra en repetir muchas veces una sola. Todo eso apoyado de una respiración adecuada para sacar mayor provecho de cada postura. De ese modo, la repetición hace que los músculos se contraigan y estiren de forma natural.

viniyoga_Así, en el Viniyoga se repiten algunas posturas de forma frecuente, mientras que en otras posturas se favorece el repetir y mantener. Mantener cada postura ayudará a descubrir los límites de cada persona y a aumentar su resistencia y elasticidad.

Además, algo que se enfatiza en el Viniyoga es en la función de la postura, en lugar de la forma de la misma. Eso significa que cada instructor espera que la postura se haga de forma adecuada dependiendo de las capacidades del individuo. De esta forma, una persona no se tiene que preocupar por alcanzar cierta pose en especial, sino en elaborar de forma adecuada su postura y alcanzar lo máximo que pueda. Sin duda, una característica que muchos principiantes agradecen de esta técnica.

Por último, una diferencia importante en el Viniyoga con respecto a otras técnica de yoga es la respiración. Si bien la respiración es importante en el yoga en general, normalmente solo se usa un tipo de la misma para todas las posturas. En cambio, el viniyoga tiene varias respiraciones distintas para cada postura que se intenta realizar. De ese modo, la persona puede alcanzar más fácilmente una postura y al mismo tiempo mejorar tu sistema respiratorio.

¿Quienes pueden practicar el viniyoga?

En principio, cualquier persona puede practicar este variante del yoga, tanto niños como adultos, sin importar el género ni la edad. Eso gracias a que, como ya se mencionó, las sesiones se adaptan para las necesidades y capacidades de cualquier estudiante. Sin embargo, en la práctica se puede ver que no todas las personas pueden practicarlo de forma adecuada. Eso se debe a que se requiere mantener posturas difíciles por mucho tiempo en el Viniyoga.

viniyoga_2Por eso, no es recomendable como primera opción para las personas que sufran de problemas en sus articulaciones o huesos. Además, tampoco se recomienda para las personas que no puedan hacer enormes esfuerzos (embarazadas y personas recién operadas). Aunque, después de pasado un tiempo de la operación o el parto, puede ser recomendable esta práctica para generar más resistencia y fortaleza. Lo mejor es acudir con un médico antes de comenzar a practicar el Viniyoga, para que el pueda dar una opinión profesional sobre si deberías practicarlo o no.

Por último, recalcar la importancia de encontrar a un buen instructor certificado de Viniyoga. Eso se debe a que él será el encargado de medir tu progreso y ponerte las posturas correctas dependiendo de tus capacidades.

Ahora que ya sabes todo lo relacionado con esta práctica ¿porque no buscas un centro que enseñe Viniyoga en tu ciudad? Además de poder mejorar tu estado de salud y bajar de peso seguro encontrarás a más personas que compartan tu gusto por el yoga y un buen estilo de vida.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *