Yoga Iyengar: intensidad de la atención  

En la filosofía Hindú existen seis sistemas, dentro de los cuales se encuentra el Yoga. Esta palabra proviene de yuj que significa unión. En otro plano, la espiritualidad, significa la unión del sí mismo universal con el sí mismo individual. Lo cual se traduce en la unificación de las emociones, la mente, el intelecto y el cuerpo.

Tratándose de disciplinas, existe un solo yoga. Pero si hablamos de yoga no podemos dejar de tomar en cuenta que existen muchas corrientes, las cuales se enseñan de diferentes modos, esto en función de la interpretación que los maestros le han dado a sus componentes.

¿Qué busca el método Iyengar?

El método Iyengar tiene su comienzo con la práctica de asana o posturas, ya que este es el aspecto en el cual se perciben más fácilmente los beneficios que se obtienen del Yoga. Sin embargo, no podemos considerar asana como el único medio para mantener saludable el cuerpo, sino más bien se le puede considerar como un medio que si realizamos con inteligencia y devoción, no permite llegar al objetivo principal del Yoga. Es de esta manera que asana, se convierte en sí misma una senda espiritual.

A través de Iyengar se busca la total perfección de los asanas, esto con la finalidad de lograr el equilibrio total, es por esta razón que se le denomina como el yoga de la perfección. Es además una forma de Hatha Yoga. Por otra parte su basamento radica en ocho las ocho ramas del yoga, escritas por Patanjali.

¿Cómo se practica?

Eyoga_iyengar_1sta práctica se basa en la alineación del cuerpo desarrollando asanas. Esta práctica tiene como meta la unión del espíritu, la mente y el cuerpo, esto en la búsqueda del bienestar y la salud.

El Iyengar se diferencia de los otros estilos de Hatha Yoga porque su énfasis está dirigido a la precisa alineación del cuerpo y las poses normalmente son mucho más largas en relación a los otros estilos. El Yoga Iyengar promueve más una pose perfecta, además de una posición a otra se toma más tiempo y se hace lentamente, descansando entre una postura y otra, respirando.

Es la lentitud en las posturas y el esfuerzo en los detalles los que hacen al Yoga Iyengar como el más recomendable para aquellas personas que padezcan algún malestar externo o interno y estén en proceso de recuperación, además para los que se están iniciando en las prácticas del Yoga.

¿Cómo funciona este método?

Por medio del Yoga Iyengar entendemos las conexiones entre diferentes partes de nuestro cuerpo. Enseña que nuestra columna es la que recibe todo el trabajo de los brazos y las piernas. Es tan fundamental e importante este principio, que es aplicado absolutamente en todas las posturas. Las asanas son una exploración, un descubrimiento y el conocimiento de la existencia de conexiones que sólo logramos por medio de la práctica.

En el momento de las prácticas de Yoga Iyengar, se descubre que existe una diferencia entre movimiento y acción. Puesto que somos principiantes, quizás nuestra atención se centre únicamente en el cuerpo periférico y en los movimientos externos, que es lo que denominamos el movimiento físico. Con el tiempo comenzamos a entender las diferentes maneras en que podemos practicar. También aprendemos a usar todos nuestros sentidos, y así poder sentir lo que está sucediendo dentro de nuestro cuerpo y no sólo en nuestro cuerpo periférico.

¿Qué se puede lograr con Yoga Iyengar?

Los practicantes de Yoga Iyengar , aprenden a discriminar por medio de la mente y analizan lo que sienten dentro de sus cuerpos, a eso lo denominan acción, que es en el momento en que creamos lo que se denomina un estiramiento interno, este es un movimiento que no perciben los observadores externos, pero que genera sabiduría e inteligencia a nuestras posturas.

Por medio de esta conexión de nuestra mente con todas las partes de nuestro cuerpo, podemos potenciar la relajación desde afuera (la superficie) hacia las partes internas y profundas de nuestro cuerpo.

Utiliza algunos elementos

yoga_iyengar_Otro aspecto relevante del Yoga Iyengar en la utilización de algunos elementos, dentro de los que podemos mencionar: cintas, sillas, almohadones, mantas, ladrillos. En el caso que una persona necesite realizar un asana específico debido alguna dolencia física o por falta de fuerza o habilidad, puede utilizar estos elementos como soporte. Incluso, gracias a los elementos, hasta las personas con discapacidad o alguna enfermedad pueden disfrutar de las asanas.

Además estos elementos facilitan que todo tipo de persona pueda estar en una postura por un lapso prolongado, ya que lo permanecer corto tiempo en una postura puede afectar el cuerpo físico en primer lugar. La intención de que se mantengan las posturas por largo períodos de tiempo es que todos los beneficios puedan penetrar más profundamente en los niveles mentales y orgánicos.

Después de haber desarrollado los puntos más relevantes sobre el Yoga Iyengar, esperamos que hayas disfrutado de la lectura y haya despertado en ti la inquietud de mejorar tu salud mental y física mediante esta práctica milenaria.

 

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *