Diez medidas para que tu hogar se vuelva ecológico

Las diez medidas básicas para que tu hogar se vuelva ecológico, que tenemos para ti, son fáciles de aprender, de realizar y de habituarse a ellas. Puedes ahorrar dinero al ponerlas en práctica, mejorar tu salud e incluso desarrollar hábitos más saludables para conseguir un nuevo equilibrio entre tu núcleo familiar y el medio ambiente.

Estas medidas están dirigidas principalmente a las personas que viven en ciudades muy pobladas, donde el ritmo de vida hace que olvidemos las ventajas de recurrir a la naturaleza y adecuarnos a sus tiempos. Por ello las personas que viven en sitios más pequeños o cercanos al campo puede que estén practicando varias de ellas sin saberlo, simplemente porque forman parte de sus costumbres diarias.

Ahorrar energía: Medida número uno relacionada con la conservación de recursos naturales y el mantenimiento de un gasto controlado en nuestros recibos de luz.

cortinas_abiertas1) Una medida básica es mantener las ventanas con las cortinas corridas y, en lo posible, abiertas para que entre el sol, de ese modo no es necesario encender las luces de la habitación para leer o trabajar en ella. Requiere de una reeducación de nuestros hábitos.

2) Una buena idea es coordinar que los niños y jóvenes estudien en el mismo cuarto donde estamos trabajando con luz natural.

3) Reunir a la familia con algún tipo de actividad en el mismo lugar representa ahorrar energía: si utilizamos aire acondicionado o calefacción, solo se pondrán en funcionamiento en el sitio donde nos encontremos reunidos.

4) Pintar las habitaciones con  colores claros, utilizar cortinas livianas y transparentes, poner espejos y decorar utilizando paleta de tonalidades luminosas, ayudarán a mejorar la iluminación del hogar. Esto también ayudará a tener un buen humor y relajar nuestra mente, especialmente cuando estamos desarrollando actividades que nos tensionan.

5) La cocina es un lugar estratégico para ahorrar energía: el refrigerador debe estar lejos de fuentes de calor; las ventanas deben estar en lo posible abiertas cada vez que se cocine, para ahorrar luz y energía de extractores de aire; la puerta del refrigerador debe cerrar perfectamente.

6) Las lavadoras, lavavajillas y otros elementos electrónicos deben utilizarse como indica el fabricante y desenchufarse después de haberlos usado. Mantenerlos libres de fallas significa reducción del derroche energético y protección para nuestra casa contra incendios y cortos.

Consumir lo necesario: Nos sentimos tentados a consumir compulsivamente los productos que se promocionan por TV, Internet, etc.

reciclaje1) Las campañas de consumo saben perfectamente bien cómo manipular a los potenciales clientes para arrastrarlos hacia un consumo compulsivo. Esto quiere decir que muchas veces compramos cosas que no necesitamos y que en poco tiempo algún rincón de nuestra casa termina siendo el famoso “cuarto de los tiliches”.

2) Evitemos comprar envases desechables, consumir productos electrónicos novedosos pero de corta vida, productos enlatados, empaquetados con plásticos y todo aquello que no puede ser reprocesado de inmediato.

3) Mantener los desagües limpios. Arrojar basura, aceite, desechos biológicos por los desagües tapa las cañerías y contamina las aguas.

Consumo del agua: controla el consumo del agua de manera racional.

cuidar_agua1) Cuando haga falta lavar el auto, regar las plantas o el jardín, lavar el patio o terraza, hay que hacerlo con una cubeta y/o una escoba. No utilizar la manguera para distraernos, aunque nos parezca simpático empapar el césped durante una hora.

2) Aprovechar el agua que se utilizó para hervir verduras para cocinar caldos, salsas o cremas.

3) Ducharnos en lugar de darnos un baño de inmersión ahorra muchos litros de agua.

Cultivos en casa.- Desarrollar una huerta para cultivar plantas aromáticas y verduras.

cultivos_casa1) Tener cultivos en casa es una tarea que puede incluir a todos los miembros de la familia, además de crear un sistemas de vida más saludable, equilibrado y consciente.

2) Si tenemos jardín o huerta, aprender a reutilizar los desechos orgánicos para fabricar composta.

4) Cultivar verduras y frutas de temporada. Esta es una interesante medida para reducir la producción intensiva de verduras y frutas con métodos de cultivo artificiales que demandan gran cantidad de agua y fertilizantes químicos, nocivos para el medio y la salud humana.

La regla de oro es reciclar: tomemos en cuenta que hay objetos que ya no sirven para su función original pero pueden ser transformado en otros, útiles y/o bellos.

1) Una botella de vidrio puede convertirse en un florero, un contenedor de semillas u otros objetos.

2) La ropa que ya no utilizamos, los muebles viejos, los libros usados pueden ser donados a comunidades, casas hogar o a personas de escasos recursos.

Un poco de esfuerzo en los diferentes aspectos de nuestra vida pueden sumarse para crear una contribución real. Siguiendo algunos (o todos) de estos consejos, puedes ayudar a crear un medio ambiente más sano, con recursos y fuentes de energía protegidos por nosotros mismos. Además, crearás una mejor dinámica familiar y hasta te puedes ahorrar algo de dinero. ¡Así todos ganamos!

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *