La trufa que puede salvar la ecología

cerdo_trufaLa trufa es considerada por los expertos en gastronomía como un diamante. La trufa es un hongo que se da sólo en árboles como el roble, la coscoja, la encina o el avellano. Su crecimiento y cultivo son un tema complejo, pues el suelo debe contener un PH entre 7 y 8, el clima debe ser el ideal y se pueden recolectar únicamente de noviembre a marzo.

Además las trufas se ocultan, se encuentran en el subsuelo a 30 centímetros. Como se ha visto en películas animadas fueron los cerdos quienes empezaron a escarbar para encontrarlas. Hoy en día los perros han sido también entrenados, para encontrarlas.

trufa_diamantes

El precio de la trufa se calcula va de los $10,000 a $20,000 pesos mexicanos por kilo. Como ya se ha mencionado su principal uso esta en la gastronomía, condimentando y aromatizando. Pero recientemente el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca España (IRNASA) ha comenzado un estudio sobre el cultivo de la trufa en asociación con las encinas, pues favorece el desarrollo de los árboles.

“La simbiosis con la trufa es sumamente importante para el desarrollo de la encina”, dijo recientemente Ignacio Santa Regina Rodríguez, investigador principal de este proyecto, titulado “Análisis de la implementación y evolución de la encina (Quercus rotundifolia Lam) micorrizada con trufa negra” (Tuber melanosporum Vitt.), en el marco del proyecto “I+DeheSa”’.

Pero, ¿por qué esta ayudando a estas encinas?

Como se mencionó las trufas están en algunos árboles, pues justamente su presencia permite a estos árboles un mejor desarrollo en sus raíces. Al tener raíces más sanas y fuertes absorben más agua y minerales, protegiéndolos de contaminantes y sequías, haciendo árboles más fuertes, aún en etapas tempranas de desarrollo. Aunque el proyecto está aún en desarrollo, hasta ahora se han obtenido buenos resultados.

En las pruebas que ya se han realizado, se ha visto que son las plantas y árboles jóvenes los que más se benefician. Actualmente en una provincia de Salamanca en España se está observando en una hectárea la reacción de estas trufas en la flora existente. Estas pruebas se iniciaron en el mes de marzo y ya se han visto algunos resultados. “Sólo se han perdido ejemplares no micorrizados, así que el efecto parece claro”, mencionó Ignacio Santa Regina.

El proyecto seguirá en marcha hasta 2019, año en el que se darán a conocer los resultados finales, que de seguir siendo positivos, plantean un nuevo uso más sostenible para las trufas.

La desventaja es que para el crecimiento óptimo de las trufas se requiere de un PH, y un clima idóneo, lo que es de momento el principal obstáculo para que el proyecto crezca de manera exponencial, sin embargo los científicos ya están trabajando en esto.

Se estará dando seguimiento a cambios físicos y biológicos en las muestras que se están usando, así como se están empleando diferentes técnicas de acidificación y nutrición del suelo.trufa_encina

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *