Medidas ecologícas cotidianas

Empecemos por ser sinceros: las decisiones sustanciales que harán a la viabilidad ecológica del planeta deben darse hacia adentro de los centros de poder mundial. Es en esos ámbitos, en definitiva, donde se definen los grandes temas relacionados a la contaminación, las matrices energéticas y el perfil del modelo productivo en general.

Ahora bien, ello no quita que cada persona tenga al alcance de su mano la posibilidad de llevar a cabo pequeñas medidas ecológicas que sumen importantes granos de arena a la cruzada ambientalista. Existe toda una serie de alternativas a través de las cuales no sólo cualquier individuo es capaz de cuidar el ecosistema global, sino además proteger su entorno cercano.

¿Cuáles son entonces esos gestos diarios que nos convertirán en verdaderos ecologistas  anónimos? En este artículo proponemos un recorrido por algunos ejemplos que forman parte de una lista mucho más extensa.

#1 – Utiliza bolsas ecológicas: Bien en el pasado deberían quedar las bolsas de polietileno que en muchos supermercados siguen repartiendo a granel para el traslado de mercancía. El material con que están confeccionadas no es biodegradable, por lo que una vez empleadas y desechadas sólo generan contaminación. Tú puedes marcar la diferencia: utiliza una bolsa de modalidad ecológica, es decir de tela o lona, y utilízala cada vez que visites el super. Además de su perfil ambientalista, son más firmes y grandes, por lo que permiten cargar una gran cantidad de productos.

bolsas_ecologicas

#2 – Comparte tus viajes en auto: Un coche estándar tiene capacidad para cuatro o cinco personas, pero es usual verlos ocupados con una o dos. Organízate con familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo para compartir viajes. Así, le estarás ahorrando al medio ambiente una significativa absorción de los gases contaminantes que emite la combustión del automóvil. Y también deberías manejar la posibilidad de usar medios de transporte alternativos: moverte a pie o en bicicleta no sólo tendrá un propósito ecológico, sino que también le hará bien a tu salud.

carro_ecologicas

#3 – Aprovecha los residuos orgánicos: Cáscara y pulpa de vegetales que no se usan pueden tomar dos caminos bien distintos: acumularse en montañas de basura o transformarse en abono orgánico. ¿Hace falta aclarar cuál es la opción ecológica? Junta todo el material sobrante de tus recetas y conviértelo en composta para fertilizar tus plantas y árboles.

composta_ecologicas

#4 – Evita usar servilletas de papel: El mundo moderno muchas veces propone caminos cómodos, pero no ecológicos. Por supuesto que resultará más sencillo usar una servilleta de papel que una de tela. Pero una vez empleada la primera terminará siendo basura, mientras que la segunda puede lavarse y volver a ser utilizada cuantas veces sea necesario.

servilletas_ecologicas

#5 – Ahorra energía: Gran parte de la contaminación que lentamente se apodera del planeta tiene que ver con la matriz energética global. El grano de arena que puedes aportar en este sentido tiene que ver con el ahorro y la consciente austeridad. ¿Cómo? No dejando las luces prendidas cuando te retiras de una habitación, utilizando lámparas de bajo consumo, evitando el empleo de pilas alcalinas, no cargando la heladera con alimentos calientes que exijan un mayor gasto, instalando termostáticos en tus sistemas de calefacción o utilizando sistemas de energías renovables.

luz_apagar_ecologicas

#6 – Raciona el uso del agua: La escasez de agua potable es una problemática ambiental de enorme proporción. De hecho, en muchas zonas del mundo existen comunidades enteras que encuentran serias dificultades para acceder al suministro de agua potable. Es por ello que resulta tan necesario tomar pequeñas medidas de racionamiento. Por ejemplo, lavar el auto con cubetas y no con manguera. También que tus duchas sean rápidas y evitar los baños de inmersión. Por último, pero no menos importante, chequear que todas las llaves de la casa queden bien cerradas cuando dejan de usarse: una pérdida de diez gotas por minuto, en un año significan 2000 litros de agua desperdiciados.

agua_ecologicas

#7 – Divulga tu conocimiento ambientalista: El medio ambiente estará más que agradecido contigo si sigues todos los consejos que se enumeran en este artículo. También harás de tu comunidad y de tu propio hogar un ámbito mucho más amigable y sano para las personas que te rodean. Pero la tarea no se detiene allí: comunica, divulga, anoticia a tu entorno cercano sobre la importancia de llevar una cotidianeidad ecológica. Sobre todo si tienes hijos, ellos deberían recibir ese conocimiento para que lo naturalicen y en el futuro lo conviertan en un estilo de vida.

Pequeños esfuerzos, grandes resultados

Ahora conoces cuán importante es que tomes conciencia sobre el papel que todos los días puedes jugar en el cuidado del ecosistema. Ello no quita que también puedas participar de organizaciones ambientalistas o especializarte en carreras relacionadas a la cuestión ecológica. Pero con el sólo hecho de que cotidianamente sumes tus pequeños esfuerzos en la dirección correcta, ya estarás haciendo mucho por el planeta.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *