Productos de limpieza en un hogar ecológico

El consumo masivo de productos de limpieza pone en peligro el delicado equilibrio del medio ambiente y la salud humana. Con un pequeño toque de ingenio y un poco de atención podemos crear productos alternativos económicos que reemplacen total o parcialmente aquellos productos más riesgosos para nuestro planeta.

1) Cloro, agua lavandina, agua de Jane o lejía

limpieza_ecologica1Es un poderoso desinfectante y blanqueador. Cumple un papel esencial en el tratamiento del agua para hacerla potable, y  mata la bacteria del cólera. Los productos de limpieza para blanquear ropa, desinfectar y desengrasar sanitarios, cocina y cañerías suelen estar basado en diferentes concentraciones de cloro. Su utilización excesiva resulta nociva para la salud de humanos, animales y plantas, por lo que se recomienda usarlo solo en las cantidades recomendadas.

Los principales riesgos de usar cloro están relacionados con la irritación y daño de las vías respiratorias. La frecuencia del contacto con el cloro y la cantidad utilizada tiene que ver con el grado de perjuicio que pueda causar. Mantén a los niños y mascotas lejos del ambiente donde se está llevando a cabo una limpieza con hipoclorito de sodio. Coloca un pañuelo sobre tu nariz y boca para evitar absorber los gases emitidos, usa guantes y si es posible, alguna protección ocular como lentes. Esto es aplicable a cualquier producto que emane gases tóxicos o pueda producir quemaduras químicas (especialmente el ácido muriático, debido a su acción corrosiva).

Para reemplazar el hipoclorito de sodio sugerimos las siguientes alternativas:

  • Desengrasante: utilizar bicarbonato de sodio mezclado en partes iguales con agua oxigenada y pasar con un trapo sobre las superficies a tratar, dejar descansar y enjuagar.
  • Líquido desinfectante: utilizar una mezcla de dos cucharadas soperas de vinagre de manzana o blanco en un litro de agua. Para potenciar su efecto desinfectante, agrega 20 gotas de aceite de tea tree. Este aceite esencial tiene la capacidad de eliminar bacterias como la salmonela y el estafilococo de la escherichia coli. Se puede utilizar como spray o pasar un trapo humedecido con la solución, dejar actuar quince minutos y enjuagar.
  • Desinfectante para baños: poner dos cucharadas de bórax en un recipiente para rociar liquidos y luego agregar 800 grs de agua caliente, se revuelve y se tapa. Se usa para rociar superficies de loza, sanitarios, inodoros, etc. Para reforzar su efecto puedes agregar dos cucharadas de vinagre blanco.
  • Limpiador de cañerías: puede usarse todos los días los residuo del grano del café: no permitirá que la grasa se acumule.

2) Detergentes

detergentesLos tensioactivos, presentes en los detergentes y jabones, son sustancias utilizadas para remover la suciedad de las superficies. Estas sustancias atacan la vida acuática cuando no son biodegradables en alto grado, ya que forman una película sobre la superficie del agua. Actualmente se establece que los tensioactivos deben perder  el 90% de su actividad a los 28 días de haber sido volcada a una corriente de agua. Para colaborar con el medio ambiente desde nuestro hogar es fundamental checar que estamos usando detergentes altamente biodegradables. Cierto grupo de tensioactivos (alquilfenoles) están acusados de producir cambios hormonales en el cuerpo (disruptores moleculares) que podrían conducir a ciertos tipos de cáncer, alergias, irritación cutáneo, entre otras amenazas para la salud.

Otro problema que generan los detergentes en el medio ambiente es la eutrofización. La eutrofización se produce a raíz de que algunos ingredientes de los detergentes como los fosfatos actúan como verdaderos fertilizantes para las algas, superando la tasa de crecimiento normal de las algas y convirtiéndolas en plaga. Este crecimiento desmedido hace que la algas aumenten su consumo de oxígeno, perjudicando al resto de las especies acuáticas.

Para reemplazar los detergentes sugerimos las siguientes alternativas:

Ralla dos pastillas de jabón negro o jabón de castilla en un vaso mediano de bicarbonato de sodio.

Agrega los ingredientes a un litro y medio de agua caliente, y revuelve con una cuchara de madera hasta que todo esté perfectamente disuelto.

Agrega 20 gotas de aceites aromáticos auténticos (tea trea, romero, pino, menta, eucalipto, lavanda, tomillo, clavo de olor), revuelve y deja descansar hasta que se entibie.

Envasa y tapa herméticamente.

Agrega jugo de limón fresco al agua al momento de lavar los trastes, esto refuerza el poder desengrasante del detergente natural. Si no tienes limón, agregue dos cucharadas de vinagre blanco por litro de agua.

Nota: los aceites deben ser NATURALES, de lo contrario tendrán elementos contaminantes.

3) Jabones de tocador no ecológicos

jabonesLos jabones corrientes contienen tensioactivos al igual que los detergentes, además de sosa cáustica, parafina y derivados del petróleo que son perjudiciales para el medio ambiente. Se recomienda el uso de jabones biodegradables y ecológicos de venta comercial, cuya fórmula garantice la mínima o nula cantidad de elementos contaminantes en el jabón. El más popular es el jabón de castilla, que no contiene productos animales, también hay a la venta jabones a base de semillas y aceite de oliva.

Si deseas utilizar un jabón completamente natural, puedes crearlo en tu propia casa utilizando una planta llamada Saponaria Officinalis o Hierba Jabonera. Esta hierba funciona muy bien para realizar jabones líquidos de gran poder limpiador.

Ingredientes: (para un litro de jabón líquido)

Un litro de agua

50 gramos de raíz seca de planta jabonera

Una cucharada de romero seco

Una cucharada de salvia seca

Dos cucharadas de aloe fresco triturado o cortado en trocitos pequeños con su jugo

Una cucharada de hojas de abrótano.

Preparación:

Coloca todo en un recipiente de loza resistente al calor y vierte agua hirviendo. Remueve con  una cuchara de madera, tapa perfectamente y deja reposar durante una hora. Después cuela todo y estará listo para ser usado.

Tips de limpieza naturales para reemplazar a los comerciales:

El bicarbonato:

Como quitagrasas para ornillas y hornos, se mezcla bicarbonato y agua hasta obtener una pasta que se pasa sobre la superficie engrasada.

Con detergente biodegradable y aceite de tea trea, se pueden limpiar los baños.

Como quitamanchas y limpia alfombras, se espolvorea sobre la superficie que deseamos limpiar  y luego se quita con una cinta adhesiva en caso de las manchas, o se aspira, en el caso de las alfombras.

Como veneno para cucarachas, se mezcla en iguales proporciones con sulfato de calcio y azúcar, también puede utilizarse ácido bórico reemplazando el bicarbonato.

El vinagre:

Para desengrasar cualquier superficie, mezclarlo con agua.

Para limpiar metales, mezclar vinagre tibio y sal.

Como limpiavidrios: vierte dos cucharadas de vinagre por cada litro de agua en un contenedor para spray.

Citronela y lavanda (aceites esenciales): Repelen a las moscas y mosquitos. Dos gotas en un horno de aromaterapia y agua, cantidad necesaria.

Ácido bórico:

Disuelto en agua sirve para limpiar la suciedad rebelde del baño y la cocina.

Triturado se rocía sobre la alfombra y luego se aspira para quitar manchas y suciedad.

Polvo de hornear:

Mezclado con jabón líquido ecológico o detergente ecológico hasta formar una pasta suave se frota en superficies de loza.

Quita manchas y agrega brillo a las instalaciones del baño.

Mezclado con vinagre remueve suciedad de superficies texturizadas.

Agua oxigenada:

Agregar un cuarto de pocillo a una jarra llena de agua para remojar en ella los vegetales, luego enjuagar: el agua oxigenada liberará de restos de pesticidas a frutas y verduras.

Agua oxigenada y bicarbonato de sodio en la proporción de 50/50 son una excelente alternativa al dentífrico comercial.

Consejos prácticos:

Evita arrojar residuos orgánicos, grasas, aceites, y todo tipo de productos que podrían obstruir la tubería.

Limpia con detergente ecológico y agregue unas gotas de desinfectantes naturales al agua del enjuague de los sanitarios.

Realiza la limpieza más frecuente con jabón, detergentes y desinfectantes ecológicos. Evitará la sobrecarga de limpieza con productos fuertes.

Evita los detergentes que contienen blanqueadores y desinfectantes, ya que los primeros suelen ser derivados del cloro, y los segundos matan los microorganismos acuáticos.

Si quieres experimentar con estas recetas podrás hacerlo con total libertad y agregar tus propias ideas, surgidas de la experiencia, para colaborar con la salvaguarda de la salud del planeta de una manera continua, fácil y agradable. Si conoces más tips o secretos compartelos con nuestra comunidad.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *