Conoce los distintos tipos de meditación

Si estás leyendo esto seguramente ya tienes una idea de qué es la meditación y en qué consiste, así como los múltiples beneficios que practicarla tiene para la salud de nuestro cuerpo, mente y espíritu. Es probable que también estés saturado de tanta información y no sepas por dónde comenzar. Lo primero es escoger el tipo de meditación que más se parezca a ti. Existen muchísimas clases y técnicas, casi tantas como los beneficios antes mencionados.

Saber cuál de ellos se adapta mejor a tus inclinaciones y necesidades es indispensable para generar el gusto y disciplina necesarios para incorporarla a nuestras rutinas. Recuerda que no existe tal cosa como “el mejor estilo de meditación”, porque cada uno de ellos aplica para distintas cosas. Aquí te ayudamos a diferenciar los tipos más conocidos de meditación para que puedas escoger el más adecuado para ti.

Meditación utilizando mantras

Un mantra es una palabra o una sílaba, usualmente sin ningún significado en específico, que se repite durante la meditación con el propósito de enfocar la mente. Viene de costumbres taoístas, budistas e hinduistas. Se realiza sentándose con la espalda recta y los ojos cerrados, repitiendo el mantra y alineándolo con la inhalación y exhalación de la respiración. Lo importante aquí es la vibración que se genera al pronunciar el mantra. La vibración va generando distintos niveles de conciencia, hasta llegar al punto en que el mantra se hace completamente abstracto, sale de manera “natural” o se deja de decir. Ayuda a liberarse de pensamientos obsesivos o angustiantes y a mejorar la capacidad de enfoque y concentración. Es recomendada para los principiantes.

Medita sobre tus Chakras

Como su nombre sugiere, la meditación con chakras está dedicada a los centros corporales de energía. Viene del Yoga y se realiza desde el año 1700. El practicante se sienta en posición de loto y hace visualizaciones sobre uno de los chakras, mientras canta o repite el mantra de ese chakra. Sus beneficios dependen del tipo de chakra que se esté trabajando, pero en general quienes la practican buscan alinearlos todos Es perfecta para quienes sienten desequilibrios entre sus energías masculina y femenina, o entre cuerpo, mente y espíritu; también para aquellos con un problema de salud en partes específicas del cuerpo.

Meditación Metta

Metta es una palabra pali que significa “amabilidad” o “benevolencia”. Es una práctica que viene de tradiciones tibetanas. Se realiza sentándonos en posición de meditación, cerrando los ojos y generando en mente y corazón sentimientos de amabilidad y compasión. Primero los sentimientos son generados sobre uno mismo, luego sobre un amigo, una persona neutral, una persona difícil, luego todos los anteriores por igual y por último el universo entero.

Debe sentirse felicidad y bienestar, generalmente por medio de la repetición de palabras o frases, visualización de los problemas de otros y enviando amor, o solo manteniendo una imagen de la otra persona deseándole paz. Los beneficios incluyen desarrollo del amor y aceptación propia, mejorar la capacidad de empatía y relacionarnos con los demás, incremento de la felicidad y propósito de vida. Es ideal para aquellos con problemas de egoísmo, egocentrismo, maltrato hacia otros o hacia ellos mismos.

Meditación trascendental

Abreviada como TM por sus siglas en inglés (transcendental meditation), es un tipo de meditación muy popular, introducida en 1955 por Maharishi Mahesh Yogi. En la década de los sesenta se hizo famosa al ser adoptada por grandes celebridades como The Beatles. No está asociada directamente con ninguna religión, por el contrario se apoya en investigaciones científicas para promover su práctica. Implica la repetición de un mantra determinado, al estar sentados durante 15 o 20 minutos con los ojos cerrados. Al parecer, intensifica la creatividad, mejora los procesos creativos y la recuperación de eventos traumáticos. Así como tiene muchos seguidores, también tiene detractores, quienes critican a la organización por su elitismo, pues hay que pagar a instructores certificados para poder aprenderla.

Meditación Vipassana

Vipassana significa “ver claro”. Nació aproximadamente en el año 1500, de origen budista. Consiste en sentarnos en el piso, de piernas cruzadas, sin apoyar la espalda en ningún lugar. El primer paso es lograr la concentración a través de la respiración consciente. Luego, prestarle atención a todas las sensaciones que emergen en el cuerpo, observando cada una e identificándolas (sonidos, dolores, olores), pero sin permitir que nos afecten, desestabilicen o lleven a pensar otras cosas. Por último, volver a la respiración. Es bastante difícil, pero muy útil para llegar a conocer mejor nuestro cuerpo y procesos mentales. Lo mejor es tener un guía o ir a un centro Vipassana.

Meditación Zen

También llamada Zazen, que se traduce del japonés como  “zen sentado” o “meditación sentada”. Se originó de antiguas tradiciones budistas, aproximadamente en el año 1200. Para realizarla debemos estar sentados en el piso, sobre un mat o un cojín, con las piernas cruzadas (tradicionalmente, en posición de loto o de medio loto). La espalda se mantiene completamente recta, la boca cerrada y los ojos mirando hacia abajo.

Hay dos maneras de practicarla: concentrarnos completamente en la respiración, contando en forma descendente del 10 al 1 y luego volviendo a comenzar;  o manteniéndonos en el presente, conscientes de todo lo que pasa por la mente pero sin fijarla en nada en especial. Puede realizar en cualquier centro budista, donde a veces es acompañada con algunos rituales y cantos. Ayuda a mejorar la capacidad de relajación, concentración y atención.

 

Estos son algunos de los más famosos tipos de meditación que existen hoy en día y, en algunos casos, desde tiempos inmemorables. ¿Conoces alguna otra forma de lograr el equilibrio mental, espiritual y corporal? ¡Déjanos tus comentarios!

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *