Cuida tu salud con estos ejercicios de relajación

La medicina holística es conocida por servir como una terapia alternativa y complementaria basada en los poderes naturales de sanación del organismo, la forma en la que los tejidos interaccionan entre sí y la influencia que tiene el medio ambiente. Hoy queremos que conozcas algunos ejercicios de relajación ligados a la medicina holística que beneficiarán tu salud, recordemos que esta filosofía emplea métodos tradicionales y modernos, así que si sufres de algunos problemas de índoles físicos (contracturas, jaquecas, hernias, musculares, etc.) o psicológicos (depresiones, angustia, ansiedad, entre otros) este post te será de mucha utilidad, esperamos que lo disfrutes y le saques mucho provecho.

Conoce más acerca de sus beneficios

Primero que nada, es importante saber que muchos maestros de antiguas civilizaciones han llegado a la humanidad para enseñarnos técnicas efectivas con el motivo de curarnos de ciertas enfermedades o dolencias del cuerpo. La palabra “holística” viene del término griego “holos” que significa “completo”, por lo que con estos ejercicios ligados a este tipo de metodología saludable podrás ayudar a sanar tu cuerpo, mente y éter, para que seas un ser integral y no como un “paciente” o “expediente” más. El dicho “Mente sana, cuerpo sano” de Aristóteles se aplica muy bien en este caso.

Antes de explicarte estos ejercicios de relajación ligados a la medicina holística, es importante que conozcas de forma detallada cada una de las partes en las que este tipo de sabiduría ancestral se enfoca para que seas un humano sano en todos los sentidos:

 

– El cuerpo: se refiere a todas las partes del ser humano, es necesario tener una buena alimentación para que lo purifiques, así como nutrirlo con vitaminas, aminoácidos y minerales, las terapias y ejercicios, la respiración, hidroterapia, masaje reflexológico, etc, también son de gran importancia.

 

– La mente: comprende las emociones, actitudes y carácter en la vida. Los sentimientos negativos la contaminan y no permiten que funcione adecuadamente, la psicorientología es recomendada en estos casos, así como llevar a cabo ciertos ejercicios especializados.

 

– Éter: Es la energía biomagnética invisible, acá se trabajan los centros vitales de energía llamados “chakras” para desbloquear los canales de flujo de energía denominada “Ki”.

 

La respiración es importante

La vida moderna nos incita a realizar distintas actividades a un ritmo frenético, esto nos llevan a estados de ansiedad y tensión que desmejoran nuestra calidad de vida, al relajarte perderás todas esas tensiones causadas por el estrés. Durante los ejercicios de relajación se disminuye la tensión muscular, la presión arterial bajará, tu mente se calmará y contrarrestarás los niveles nocivos de estrés.

Uno de los primeros ejercicios de relajación ligados a la medicina holística la respiración. Los buenos hábitos de respiración aportan al organismo el oxígeno necesario para garantizar el buen funcionamiento de nuestro cerebro. Antes de los ejercicios de respiración verifica que el ambiente donde los llevarás a cabo sea tranquilo, sin muchos ruidos o estímulos perturbadores, con luz y temperatura moderada, puedes estar sentado en un sillón o recostado en una cama o diván, tu vestimenta no debe estar muy apretada, toma conciencia de todo lo que te rodea, concéntrate en tu cuerpo y sensaciones, luego, haz lo siguiente:

 

– Inspiración abdominal: coloca una mano en el vientre y otra encima del estomago, cuando respires, siente el movimiento de tu mano colocada en el vientre, pero no la del estomago, así dirigirás el aire inspirado a la parte inferior de tus pulmones.

 

– Inspiración abdominal y ventral: sigue los pasos del ejercicio anterior, pero cuando se llene la parte inferior (vientre) se colma también la zona media, así enviarás el aire a la zona inferior y media de los pulmones.

 

– Inspiración abdominal, ventral y costal: con la misma postura, llena de aire la zona del abdomen, llévalo hasta el estomago para enviar el aire al pecho, así lograrás la inspiración total.

 

– Espiración: se realizan todos los pasos del ejercicio anterior, pero la inspiración debe ser continua y al expiración debe hacerse cada vez de forma más silenciosa.

 

– Generalización: La idea es interiorizar los ejercicios y usarlos en momentos cotidianos, puedes practicar en distintas situaciones, cuando hay muchas personas, estando solos, en la oscuridad, etc.

 

Ejercicios para tu relajación

Otro de los ejercicios de relajación ligados a la medicina holística es el de la práctica de tensión-relajación, necesitarás colocarte en una posición cómoda y aflojar tu cuerpo mientras respiras hondo y profundamente:

 

– Manos y antebrazos: Aprieta ambos puños y nota la tensión en tus manos y antebrazos, concéntrate en esta sensación por 5-7 segundos, suelta y libera la tensión y concéntrate en las nuevas sensaciones de distensión durante 20 a 30 segundos.

 

– Bíceps: dobla los brazos y tensa los bíceps por 5 a 7 segundos, luego afloja y relaja los brazos, concéntrate en la distensión por 20 a 30 segundos.

 

– Tríceps: Estira ambos brazos al frente hasta que queden paralelos con respecto al suelo, tensa la parte posterior de tus brazos, luego afloja y devuelvo tus brazos a su posición original, percibe la diferencia.

 

– Hombros-trapecio: eleva los hombros hacia arriba, mantén la tensión y luego suéltalos, relájate.

 

– Cuello: Trata de tocar tu pecho con la barbilla, lentamente siente la tensión, luego empuja con la parte posterior de la cabeza y no con la nuca, el respaldo en el que estés apoyado. Nota la tensión en la parte frontal del cuello. Suelta la tensión y aflójate.

 

– Frente: sube las cejas hasta sentir las arrugas, mantén la tensión y luego relaja y siente la diferencia.

 

– Ojos: apriétalos fuertemente hasta arrugar los párpados, siente la tensión y luego suelta.

 

– Labios y mejillas: Haz una sonrisa forzada sin que muestres los dientes, nota la tensión en las mejillas y alrededor de la boca.

 

– Mandíbula: Abre la boca lentamente hasta llegar al máximo, siente la tensión, ciérrala y nota la diferencia.

 

– Pecho y espalda: arquea el torso de forma que tu pecho salga hacia adelante y hombros y codos hacia atrás, junta los omoplatos y siente la tensión.

 

– Abdominales: Saca el abdomen hacia afuera hasta sentir la tensión, luego mételo hacia adentro y suelta la tensión.

 

– Muslos: contráelos simultáneamente y siente la tensión.

 

– Gemelos: apunta los pies hacia la cabeza hasta notar tensión en los gemelos. Suelta.

 

Pies: trata de llevar los pies hasta abajo intentado hacer una línea recta con las piernas, luego de la tensión, relájate.
Estos ejercicios te harán sentir mucho más relajado de mente y cuerpo ¿cuál ha sido tu favorito? Envíanos tus comentarios o comparte en tus redes sociales.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *