logo

¿Qué es la meditación cuántica?

Cuando una persona se encuentra estresada o quiere conocerse mejor a sí mismo, por lo general una de las recomendaciones que se le da es que medite. Sin embargo, lo que mucha gente no sabe es que hay muchas técnicas y formas de meditar. Desde las más básicas hasta algunas que puede llevar años dominar y hacerlas correctamente.

Cada formas de meditación ofrece distintos beneficios, así que cada persona debe ver qué necesita para decidirse por uno de esos métodos.

Una de las formas más útiles de meditación es la meditación cuántica. ¿Qué es? ¿Cómo se hace una sesión con este estilo? y ¿qué beneficios aporta? Sigue leyendo porque aquí responderemos todas esas preguntas.

 

¿En qué se basa la meditación cuántica?

Por lo general se usa la palabra “cuántico” para referirnos a cosas más pequeñas que un átomo. Aquí las leyes de la ciencia que dominan al mundo macroscópico dejan de funcionar y todo “contradice” a lo que se puede pensar de forma intuitiva. En esos niveles tan pequeños, la simple observación de un espectador puede cambiarlo todo. En ese principio se basa la meditación cuántica, nosotros podemos cambiar nuestro entorno con tan solo pensarlo.

La meditación cuántica se basa en que las creencias y percepciones están en el subconsciente. Empiezan siendo pensamientos y sentimientos que se repiten hasta llegar a ser parte de nosotros y nuestra visión. Por eso, si queremos cambiar una creencia debemos trabajar en nuestro estado de ser, y para ello necesitamos modificar nuestra energía mediante la meditación. De ese modo podremos afectar a la materia en un nivel cuántico.

 

¿Qué beneficios nos aporta este tipo de meditación?

Pues bien, con la meditación cuántica podremos liberar tensiones, reducir el estrés y eliminar la ansiedad. En general, nos ayuda a relajarnos de la vida tan ajetreada que tenemos a causa del trabajo, escuela, familia, etc.

Uno de los grandes beneficios de la meditación cuántica, es que ayuda a elevar nuestra consciencia. ¿Qué es eso? Pues significa que con la meditación cuántica podrás entender que hay realidades más allá de la nuestra. Nos ayudará a tener una visión más general de las cosas y a tomar varias perspectivas de un mismo problema. Sin duda alguna una habilidad que es muy valorada en el mundo actual, y que te ayudará a tener una vida más satisfactoria y feliz.

 

¿Cómo se practica la meditación cuántica?

Sigue estos prácticos consejos para lograr tener una meditación cuántica efectiva

#1 Un lugar sin ruidos, ni ningún tipo de distracción, eso ayudará a hacer que la mente se concentre.  

#2 Busca una posición cómoda, ya sea sentado, recostado, o como prefieras, para que puedas aguantar por varios minutos sin cansarte.

#3 Ahora deberás concentrarte en todas las cosas que pasan a tu alrededor, comenzando por la respiración que recorre todo tu cuerpo. Observa cada parte de tu cuerpo y piensa en él profundamente. Una vez que tengas dominada tu respiración y toda la energía que recorre tu cuerpo tienes que hacer lo mismo con los objetos que te rodeen. Esto te servirá para entrar en un mayor estado de consciencia sobre todas las cosas.

#4 Una vez que hagas eso, debes centrarte en tus pensamiento. ¿Qué piensas? ¿Por qué estás pensando eso? Deberás intentar ver el trasfondo de cada cosa que pase por tu mente, observando el porqué están ahí. Conforme vayas agarrando más experiencia podrás intentar cambiar cada uno de esos pensamientos por algo más positivo. Recuerda que en la cuántica las cosas más pequeñas que un átomo pueden cambiar con tan solo observarse, y eso se refleja en las cosas macroscópicas. De igual modo, al observar tus pensamientos y ejercer energía (la intención de tu mente) sobre ellos podrás cambiarlos. Al cambiar las cosas cuánticas en tu cerebro (los pequeños pensamientos) entonces también estarás cambiando las cosas macroscópicas (tu forma de ser, pensamientos, etc.).

#5 Terminar esta meditación puede ser agotador porque te invaden pensamientos que quieres cambiar, lo mejor que puedes hacer es volver a concentrarte en tu respiración y en la energía que recorre tu cuerpo, borrar todo de tu mente y una vez que sólo exista la exhalación e inhalación, puedes terminar con tu meditación.  

Al relajarnos y tener una visión más general de las cosas, podremos tener una mejor calidad de vida. Sabiendo que las cosas malas que nos pasan solo son temporales y que lo mejor está por venir. Nos ayudará a no centrarnos tanto en los problemas actuales que nos parecen gigantes, porque en el futuro solo nos parecerán una piedrecita en el camino. En general, nos hará ser más felices con nosotros y disfrutar más del presente en lugar de siempre preocuparnos por el futuro.

 

Como pudiste ver en este artículo, la meditación cuántica no necesita de materiales exóticos ni de mucho tiempo para practicarla. Así que ¿por qué no tomas unos cuantos minutos de tu tiempo y comienza a practicar todos los días? Verás que con tan solo unas cuantas sesiones comenzarás a sentirte más feliz y a tener una mayor consciencia de las cosas.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on Reddit0


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *