Leer y aprender idiomas: para ser más inteligente

La inteligencia no tiene un límite. Si bien cuando somos niños funcionamos como una esponja que absorbe todo lo que siente, oye, ve y palpa, y es en esa etapa en la que se sientan las bases de nuestra inteligencia, llegar a la adultez no significa que seamos incapaces de aumentar nuestras capacidades cerebrales y volvernos más inteligentes.

De hecho, ejercitar nuestro cerebro trae magníficos beneficios a la salud neuronal, como retardo en el envejecimiento y prevención de algunas enfermedades.

Pero, existen dos actividades reconocidas que nos ayudan a mantener nuestro cerebro ejercitado: leer y aprender un nuevo idioma.

Leer de todo. Leer siempre. Leer lo que quieras.

leer_mas_inteligente_Durante la historia de la humanidad, las personas se han preocupado por preservar de forma escrita la historia de su civilización y los conocimientos de su gente. Sin embargo, el don de la lectura y la escritura estaba destinada solo a los sacerdotes.

Con la llegada de la imprenta, la lectura se masificó y los límites del conocimiento se borraron.

Cuando somos pequeños y aprendemos a leer, entramos en ese maravilloso mundo sin límites ni barreras.

Podemos hablar directamente con los autores, a través de los libros que han escrito. Adquirimos los conocimientos que algún científico dejó plasmado en esas hojas. Soñamos con las novelas que un escritor imaginó y nos regaló.

Leer todos los días nos asegura saber algo nuevo.

Además, al leer nos obligamos a analizar e interpretar, dos actividades fundamentales para fortalecer nuestras capacidades cerebrales.

7 consejos para iniciarte en la lectura

#1 Si no eres muy asiduo a la lectura, te recomendamos que comiences leyendo cualquier libro que sea de temas que te interesen y poco a poco ir aumentando la dificultad de la lectura.

#2 Apóyate en las lecturas por internet. La cantidad de textos y buenos autores que hay en la red es enorme y los tópicos son casi infinitos.

#3 La lectura es uno de los hábitos más recomendados y más practicados por todas las personas de éxito. Hay quienes prefieren la ficción e imaginar nuevos mundos, y hay quienes gustan leer biografías o historia. Elige tú qué tipo de lecturas te gustan más e incorpora este hábito como algo cotidiano.

#4 Si siempre estás diciendo que leerás pero, nunca lo logras, prueba empezar de a poco. Muchas personas esperan incorporar el hábito eligiendo retos improbables. ¿Por qué improbables? Porque no son imposibles, de hecho, algunas personas los hacen, como leer un libro por semana. Pero, si no lees nunca, es poco probable que de un día al otro consigas hacerlo.

#5 Ponte metas pequeñas. Consigue un libro con capítulos cortos y proponte a leer al menos un capítulo cada vez que tomas el libro.

#6 Muchos gurús recomiendan leer biografías o ficciones inspiradoras por la mañana, ya que es una forma mucho más placentera de comenzar el día que leer el diario.

#7 Hay quienes prefieren leer ficción e historia por las noches, antes de dormir. En ese caso, te recomendamos que leas libros de papel y no en tu ordenador o tableta. También puedes usar un e-libro que no tenga luz. Esto es importante ya que las luces blancas de la pantalla te distraerán y evitarán que concilies el sueño rápido.

Aprende otra lengua

leer_mas_inteligenteAprender un idioma diferente al materno es un reto personal que toda persona debería asumir.

Tu cerebro está acostumbrado a pensar y analizar en un solo idioma. Aprender las reglas de gramática y ortografía lo pone frente a un  desafío para el que debe prepararse día tras día.

Hay muchas formas de aprender un idioma: viajar unos meses a algún país donde lo hablen, inscribirte en un curso de idiomas en tu país, descargar algún tipo de curso online gratis, apoyarte en la tecnología y usar aplicaciones que te enseñan a hablar y escribir en un idioma diferente al tuyo.

Otra forma de aprender es conseguir un amigo que hable ese idioma que quieres cultivar. Pero, ¿dónde puedes encontrar esa persona? Las salas de chat en internet o los videojuegos online son un buen lugar para empezar.

Entre las ventajas de ser bilingüe podemos citar que afecta de forma positiva el desarrollo y la eficiencia del cerebro y las propiedades funcionales y estructurales de la corteza y subcorteza cerebral. También, promueve la reserva cognitiva en las personas mayores.

La clave en cualquiera de estas dos técnicas es la constancia

Ponte retos. Haz una lista de los libros que quisieras leer en el año y cúmplela. Trata de aprender todos los días aunque sea una palabra o forma gramatical de ese idioma que estás practicando.

Y si eres aún más arriesgado, lee un libro en tu idioma nuevo. Utilizar tu cerebro de una forma distinta hará que consigas crear nuevas conexiones neuronales y en mayor cantidad.

 

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *