¿Qué es la neuroplasticidad?

nerve cellsEl cerebro humano es un órgano maravilloso, del cual a menudo se dice que es la cosa más compleja que existe en el universo. Estudios científicos muestran cualidades impresionantes de nuestro cerebro. Una de esas cualidades es la neuroplasticidad ¿Que es? ¿Cómo nos ayuda? Sigue leyendo para saber más.

En el pasado se creía que las neuronas se dejaban de renovar a una cierta edad, y que a partir de ahí comenzamos a perderlas. Sin embargo, estudios recientes han mostrado que esa creencia es errónea, ya que el cerebro sí puede formar nuevas neuronas y conexiones. A eso se le conoce como neuroplasticidad.

La neuroplasticidad o plasticidad neuronal es la capacidad que tiene nuestro cerebro de crear nuevas conexiones nerviosas. Esas conexiones se dan como respuesta a información nueva, estímulos sensoriales, desarrollo, disfunción o daño del cerebro. Eso significa que ese órgano se va moldeando conforme más cosas aprendamos y más experiencias tengamos: tanto negativas como positivas.

¿Cómo funciona este impresionante concepto de la neuroplasticidad?

neuroplasticidadNuestro cerebro tiene unas 100,000 millones de neuronas en promedio. Y, al nacer, cada una de ellas tenía unas 2,500 sinapsis, conexiones con otras neuronas. Sin embargo, cuando un niño tiene tres años esa cantidad aumenta a 10,000 sinapsis por cada una, aunque disminuye a la mitad en un adulto. Eso se debe a que, por lo general, los niños tienden a poner especial atención en todo lo que hacen, ya que es la primera vez que ellos se encuentran con algo de ese estilo. A diferencia de los adultos, los cuales cuentan con una rutina establecida y pocas cosas nuevas en su día a día, haciendo así que las neuronas pierdan sus conexiones.

Desde 1890 se ha pensado esa idea de que el cerebro se puede regenerar, ya que el psicólogo William James dijo que el cerebro no era tan estático como se pensaba. Aunque el descubrimiento de la neuroplasticidad se dio por primera vez hasta en 1920, cuando el investigador Karl Lashley vio cambios en el cerebro de los monos Rhesus. Y en los años 60, los científicos vieron como adultos que habían tenido accidentes cerebrovasculares podían recuperarse.

Aunque su popularidad en la actualidad se dio en marzo del 2000 cuando investigadores de la Universidad de Londres encontraron algo inusual. Su descubrimiento fue que los taxistas de esa ciudad tenían el hipocampo más desarrollado que otras personas. Ese hipocampo se desarrolló porque ellos lo usaban más cada día, al tener que memorizar muchas rutas y calles distintas. Y se avaló con descubrimientos de que los músicos y personas bilingües tienen más desarrollo en la circunvolución de Heschl y la circunvolución angular izquierda, respectivamente. Esas son las áreas del cerebro dedicadas a la música y al lenguaje.

Neurogenesis importante en el proceso

neuroplasticidad_2Un concepto muy importante dentro de la neuroplasticidad es el de la neurogénesis, o sea el nacimiento de nuevas neuronas. La neurogénesis es un proceso complejo que involucra a una célula que se divide y se creen nuevas conexiones sinápticas. Creando así nuevas neuronas y permitiendo una compensación por las neuronas perdidas con el paso del tiempo.

Existen varios factores que incrementan la producción de neuronas en nuestro cuerpo. Algunos de esos factores son: el ejercicio, tomar antidepresivos, reducir la cantidad de calorías consumidas y consumir nutrientes adecuados. Los factores anteriores no solo mejoran nuestro cerebro, sino también nuestro cuerpo, sugiriendo un lazo muy estrecho entre la salud de uno y otro.

Cabe aclarar que a menudo, perdemos más neuronas de las que nuestro cerebro logra construir con la neurogénesis. Nuestro ajetreado ritmo de vida y el no cuidar de nosotros eleva la cantidad de neuronas que perdemos. Entre las cosas que pueden provocar esa pérdida se encuentran: estrés, falta de descanso, pesticidas, tabaco, drogas, deshidratación y envejecimiento.

La neuroplasticidad es una cualidad muy interesante del cerebro. Sin embargo, hay un aspecto de ella que, si lo observamos bien, puede ser tanto dañino como benéfico para nosotros, pues cuando algo se deja de usar, nuestro cerebro tiende a olvidar esas conexiones que se habían formado. Un experimento muy famoso de ello es el que se realizó con varios cachorros de gato. Se les puso un parche en un ojo al momento de nacer, para años después retirarlo una vez que habían crecido. Los investigadores notaron que su visión en ese ojo nunca se desarrollo, a pesar de que nacieron con un ojo en un buen estado. Eso se debió a que, por nunca haber utilizado esas conexiones, la neuroplasticidad hizo que se desvanecieran hasta que dejaron de existir.

En resumen, las neuronas que utilizamos más frecuentemente desarrollan conexiones más fuertes y las que no usamos (o rara vez las usamos) mueren. Por eso, es importante fortalecer aquellas áreas en las que queramos destacar para que nuestro cerebro construya nuevas conexiones y las nuevas neuronas se aprovechen más.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook3Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *