10 formas de desconectarse para dormir mejor

desconectarte_dormir_Dormir es definitivamente uno de los deleites de la vida. Dormir profundamente, descansar, soñar y despertar como nuevo cada mañana, genera un gran placer en las personas.

Además, más allá del gozo que produce dormir, es vital para el buen funcionamiento del cuerpo y la mente humana.

Una persona que tenga dificultades para conciliar el sueño, que despierte varias veces en la noche, que no sea capaz de desconectarse de sus problemas y obligaciones diarias y que aunque duerma, no descanse, será un ser agotado, triste y malhumorado.

Por esta razón, te traemos diez tips para que te desconectes completamente a la hora de dormir y despiertes fresco y renovado.

Desconéctate en 10 pasos y descansa mejor!

 

#1 Prepara tu mente para la hora de dormir:

Establece una rutina para antes de irte a la cama. Puedes darte un baño relajante, tomar una taza de leche caliente, bajar la intensidad de las luces o cualquier otra cosa que le indique a tu cuerpo que ya se acerca el momento de ir a la cama.

#2 Ponte cómodo:

Invierte en pijamas que sean agradables al tacto y que permitan que te muevas con libertad. Nada más terrible que sentirse preso en la ropa de dormir. Si eres de los que descansan mejor mientras menos ropa tengan encima, pues adelante. También haz de tu habitación un sitio cómodo para descansar. Procura que esté limpio y ordenado.

#3 Limita las siestas diurnas:

Dormir la siesta es beneficioso para el organismo, siempre que se hagan luego del almuerzo y no excedan los 30 minutos de duración. Dormir en la tarde o por muchas horas, alterará tu sueño nocturno.  

#4 Ejercita tu cuerpo:

Hacer algún tipo de ejercicio físico mantiene tu cuerpo en forma y te ayuda a conciliar mejor el sueño por las noches. Solo con una caminata de 30 minutos ya prepararás tu cuerpo para la noche. Pero ten cuidado de no ejercitarte muy tarde en la noche ya que, en lugar de relajarse, el cuerpo estará muy activo y no podrás dormir con facilidad.

#5 Entra en un estado de paz:

Medita, agradece, lee, escucha música… Cualquier actividad que te relaje y te ayude a hacer las paces con la jornada que tuviste te ayudará a dormir de forma tranquila y sin cosas pendientes.

#6 Aliméntate de forma saludable:

Incluye más frutas y vegetales en tu dieta diaria. Además, evita consumir alimento con alto contenido de azúcar y grasa antes de irte a dormir. Para la cena, apuesta por las comidas livianas.

De igual manera, presta atención de las bebidas. Tomar café o té ya en la tarde no es recomendable por los altos niveles de cafeína que consumirías antes de dormir, así como tampoco lo es consumir alcohol en exceso. Eso sí, nunca te vayas a la cama con el estómago vacío.

Tampoco consumas líquido en exceso, no querrás levantarte varías veces para ir al baño.

#7 Piensa en lo bueno del día que se acaba y del día que ya comienza:

Recapitula tu día, pero solo para que rememores lo bueno de él. Recuerda los encuentros y conversaciones agradables, lo que disfrutaste, lo que aprendiste. Imagina cómo será el día siguiente y todo lo bueno que traerá.

#8 Haz una lista de cosas por hacer:

Suele suceder que cuando estamos a punto de por fin quedarnos dormidos, recordamos algo que debemos hacer al día siguiente y que habíamos olvidado por completo. Para evitar estas distracciones, ten una lista de cosas por hacer para el día siguiente en la que vayas anotando todo. Revísala antes de dormir para asegurarte que no dejas nada por fuera.

#9 Encuentra una forma de manejar el estrés:

El estilo de vida moderno hace que vivamos en un constante estrés ya sea por la carga de trabajo, las noticias del mundo, los problemas personales, etc.

Establece una técnica que te enseñe cómo controlar el stress. Si puedes, pide ayuda profesional. Lo importante es que aprendas cómo mantener las tensiones en un límite que no afecten tu vida, y por supuesto, tu sueño.

#10 Desconéctate:

Esto es literal, desconéctate del teléfono, la computadora, la televisión, los videojuegos y el internet. Apártate de las pantallas por lo menos 30 minutos antes de irte a la cama. La luz que emiten estos artefactos, alteran el ritmo del cuerpo e impiden que puedas dormir.

¿Te han gustado estos 10 tips? Cuéntanos si te ha servido alguno de ellos y si tienes algún ritual secreto para relajarte antes de ir a dormir, déjanos un mensaje comentándolo.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *