10 nutrientes que juntos trabajan mejor

Cuando hablamos de nutrientes, la mayoría de los expertos recomiendan, especialmente cuando tenemos alguna deficiencia, que la mejor manera de obtener las cantidades necesarias de elementos esenciales es hacerlo por separado.

Por ejemplo, cuando nos hace falta alguna vitamina lo más seguro es que un doctor nos recomiende ingerir específicamente esa sustancia, ya sea de manera natural en nuestros alimentos o a través de un suplemento.

Separar los nutrientes de esta manera hace mucho más sencillo poder cumplir con lo que el doctor recomienda y no suframos problemas de deficiencia nutricional como el escorbuto (falta de vitamina C) o la pelagra (falta de niacina).

Sin embargo, existen diversos nutrientes que vale la pena combinar para obtener mejores resultados y no hace falta que recurras a un multivitamínico, comer alimentos ricos en vitaminas y minerales siempre será la mejor opción. Por ello, decidimos traerte una lista con 10 nutrientes que juntos trabajan mejor.

#1 Vitamina D y calcio

Como pasa con muchos otros nutrimentos, el calcio se absorbe principalmente por el intestino delgado, esta sustancia es básica para mantener nuestros huesos en buen estado; no obstante, el cuerpo necesita ayuda de la vitamina D para absorberlo mucho mejor.

La cantidad recomendada para un adulto promedio es de 1,000 miligramos (mg) de calcio y 268 mg de vitamina D por día. En adultos que sobrepasan los 50 años se recomiendan 1,200 mg de calcio y a partir de los 70 años 400 mg de vitamina D.

Un vaso de leche de 235 mililitros puede aportar aproximadamente 300 mg de calcio y, en caso de que esté fortificada, brindará alrededor de 67 mg de vitamina D. Así que si deseas obtener esos nutrientes, comienza a consumir mucha más leche.

#2 Sodio y potasio

El exceso en el consumo de sodio puede interferir en la capacidad del organismo para relajar y expandir los vasos sanguíneos, lo cual contribuye a incrementar la presión arterial y aumenta las posibilidades de sufrir un derrame cerebral o un ataque cardíaco, por otro lado, el potasio es un elemento que contrarresta lo anterior, ya que estimula los riñones para excretar sodio.

Un adulto promedio debe ingerir 4,700 mg de potasio y entre 1,200 y 1,500 mg de sodio al día. Lo recomendable para mantener esos niveles es mantener una dieta que contenga muchas más frutas y verduras y sea moderada en el consumo de galletas, snacks salados y comida chatarra.

#3 Vitamina B12 y Folato

La vitamina B12 ayuda a que el cuerpo absorba el folato y juntos apoyan la división celular, lo que permite que los tejidos del cuerpo puedan regenerarse con mayor facilidad. Este proceso es especialmente importante durante la infancia, pero igualmente necesario durante nuestra vida adulta.

Puedes encontrar vitamina B12 en alimentos como carne, huevos y leche, mientras que el folato lo hallarás en verduras de hoja verde y frijoles. Lo recomendable es mantener un consumo diario de 2.4 microgramos de vitamina B12 y 400 microgramos de folato.

La deficiencia de cualquiera de esas sustancias puede provocar problemas como:

  • Anemia
  • Sensaciones de hormigueo
  • Pérdida de memoria

#4 Zinc y cobre

El cobre y el zinc son minerales que no necesariamente funcionan juntos, sino que compiten por lugares de absorción en el intestino. Si ese órgano está repleto de zinc, podría ocasionar una deficiencia de cobre.

El zinc es un fuerte antioxidante que ayuda a reducir el riesgo de contraer cáncer y contrarresta la degeneración celular relacionada con la edad, por otra parte, el cobre contribuye a la síntesis de los glóbulos rojos y ayuda a prevenir la osteoporosis. Un adulto promedio debe consumir entre 8 y 11 miligramos de zinc diarios y 900 microgramos de cobre.

La carne magra, los frijoles, las semillas de calabaza, las semillas de girasol son una gran fuente de zinc. Mientras que los mariscos, el huevo, el azafrán, el curry, el clavo, el comino, los champiñones y los rábanos son excelentes para que el cuerpo obtenga cobre.

#5 Niacina y triptófano

El requerimiento diario de Niacina o vitamina B3 es de 14 a 16 miligramos, su deficiencia puede ocasionar pelagra, una enfermedad que provoca erupciones en la piel, diarrea y en casos severos, demencia. El triptófano es un aminoácido fuente de esa vitamina, por lo tanto para evitar tener problemas relacionados con no consumir suficiente Niacina es necesario comer alimentos como pollo, pavo, pescado azul, huevo, lácteos, plátano, piña, aguacate y ciruela.

Los elementos anteriores son básicos para mantener el correcto funcionamiento de cada parte de nuestro cuerpo y la opción natural siempre será la más recomendable, así que procura incluir todos los alimentos que los contienen en tus comidas diarias y no olvides consultar a tu médico de cabecera ante cualquier problema relacionado con la deficiencia de esas sustancias.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook3Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *