Beneficios de la hidroterapia para tu salud

La hidroterapia es el uso del agua con fines medicinales, aprovecha las propiedades físicas de este líquido vital como la temperatura y la presión, para el tratamiento de diversos problemas de salud.

Dentro de la hidroterapia se engloba una gran variedad de tratamientos que incluyen el uso de albercas, baños de aguas termales, aplicación de toallas húmedas, ejercicios y masajes en agua, tinas calientes, saunas, baños de vapor y duchas.

Seguramente has escuchado hablar de su uso para tratar problemas motrices o acelerar la rehabilitación después de un traumatismo, pero los beneficios de la hidroterapia van más allá de estos y varían de acuerdo a la forma en que la utilices:

 

#1 Agua caliente

Los baños de agua caliente permiten que los poros se abran, aumentando el flujo sanguíneo y mejorando la circulación.

La hidroterapia con agua caliente actúa sobre los glóbulos blancos e incrementa la producción de endorfinas en el cuerpo humano, otorgándole mayor energía, vitalidad y estimulando su sistema inmune. Además, promueve una mejor oxigenación del cuerpo ayudando a los tejidos a regenerarse más rápido.

En personas con problemas de salud respiratorios tales como asma, bronquitis o neumonía, el vapor ayuda a abrir las vías y mejora su respiración.

Beneficios:

  •      Reduce la tensión muscular y alivia el dolor
  •      Apoya la rehabilitación de músculos dañados
  •      Mejora el sistema inmunológico.
  •      Elimina toxinas
  •      Alivia el estrés

 

#2 Agua fría

 

La hidroterapia con agua fría estimula el cuerpo disminuyendo su temperatura y contrayendo temporalmente los vasos sanguíneos. Comúnmente se utiliza alternándola con agua caliente para el tratamiento del dolor, espasmos musculares e inflamación. En casa, darte un duchazo de agua fría después de un baño caliente puede ayudarte a cerrar los poros y estimular la circulación.

Beneficios:

  •      Disminuye la inflamación
  •      Ayuda a disminuir la sensibilidad y el dolor en lesiones
  •      Mejora la circulación

 

#3 Presión

La hidroterapia dirigida a través de chorros de agua se aplica con fuerza sobre el cuerpo, creando presión en músculos, venas o nervios. Funciona para aliviar el dolor de contracturas o malestares en cuello y espalda.

La presión que ejerce beneficia tanto a la piel como a los órganos ayudando a evacuar toxinas.

Esta forma de hidroterapia combinada con agua caliente sirve para apoyar el tratamiento de problemas de salud como la artritis, osteoporosis y otros padecimientos en los huesos.

Beneficios:

  •      Alivia contracturas musculares
  •      Reduce el dolor
  •      Estimula la circulación en la piel
  •      Ayuda a eliminar toxinas

 

#4 Inmersión

Al sumergirse en el agua el cuerpo disminuye 90% su peso normal, si la inmersión es total puede incluso llegar a anular el peso por completo. La hidroterapia de inmersión libera una gran cantidad de presión en órganos y huesos ayudando a relajar el cuerpo por completo.

Es más difícil mover el cuerpo al interior del agua por lo que realizar diferentes ejercicios otorga una mayor fuerza a los músculos.

Beneficios:

  •      Acelera la rehabilitación por lesiones
  •      Fortalece los músculos
  •      Disminuye  el estrés

 

Algunos tratamientos mezclan sales de baño o aromaterapia para incrementar las bondades del agua, pero como puedes ver, la hidroterapia por si sola ayuda al alivio de distintos problemas de salud y brinda múltiples beneficios al cuerpo y la mente que cualquier persona puede aprovechar; y lo mejor, es que puedes comenzar a disfrutarlos con un baño caliente desde de la comodidad de tu casa.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *