5 maneras de lidiar con la artritis

Vivir con artritis no tiene que paralizar tus actividades diarias, te traemos 5 maneras de lidiar con la artritis que puedes hacer diario además de mantener tu control médico a raya.

¿Qué es la artritis?

La artritis reumatoide es una enfermedad que causa dolor, hinchazón y rigidez en las articulaciones que afecta a 2 millones de adultos y 6 mil menores en México. A pesar de que cualquier persona puede sufrir este problema, ocurre con más frecuencia en mujeres y adultos mayores.

Si bien el principal problema de la artritis tiene que ver con la afectación en las articulaciones, también puede provocar resequedad en los ojos boca y piel; además, si empeora podría afectar órganos como el pulmón, el corazón o el sistema nervioso

Aunque existen medicamentos que pueden contrarrestar los efectos de esta enfermedad, éstos suelen rebasar los recursos económicos de muchas personas afectadas. Además, muchas personas que sufren las problemáticas que trae consigo la artritis reumatoide suelen abandonar sus tratamientos por hartazgo o desinformación.

Por todo lo anterior decidimos hacer una lista con 5 maneras de lidiar con la artritis que servirán para que protejas tus articulaciones, reduzcas la incomodidad y mejores tu movilidad que puedes hacer tú mismo, además de mantener un control médico.

#1 Mantenerte en movimiento

Evita mantenerte en la misma posición durante mucho tiempo. Cuando estamos en el trabajo solemos pasar mucho tiempo sentados de la misma forma por muchas horas, si cada cierto tiempo te levantas de tu silla y te estiras por 15 minutos lograrás disminuir las consecuencias de la artritis.

No sólo en el trabajo, también ayudará que hagas esto mientras estás en casa viendo televisión, comiendo o realizando distintas actividades.

#2 Aprovecha tu fuerza

No tengas miedo de moverte, es necesario que pongas tu cuerpo a trabajar, especialmente aquellas partes y músculos que tienen mayor fuerza. Puedes proteger las articulaciones de tus dedos y muñecas al abrir puertas pesadas con brazos y hombros. Si tu artritis afecta la cadera o las rodillas, procura subir las escaleras con la pierna que tenga más fuerza y descender con la que tenga menos.

El punto no es que evites por completo utilizar aquellas partes de tu cuerpo que están afectadas, sino que procures protegerlas de esfuerzos innecesarios que pueden agravar el problema.

#3 Planea

Ser un poco más organizado y simplificar tus rutinas de tal manera que efectúes movimientos mínimos que suelen ser dolorosos o difíciles de realizar puede ser de gran ayuda para reducir las consecuencias de la artritis reumatoide.

Trata de mantener aquellas cosas o utensilios que ocupas diariamente como elementos de cocina u objetos de limpieza cerca de los lugares donde sueles utilizarlos, incluso si eso implica que tengas varios pares de sandalias, varias escobas o un par de lentes extra en diferentes lugares de tu casa.

#4 Utiliza todo lo que te ahorre un paso

Utilizar diferentes dispositivos y aparatos que simplifiquen tareas cotidianas como jardinería, cocinar, bañarte o vestirte puede hacer tu vida mucho más fácil. Tener unas pinzas largas podría ayudarte para alcanzar objetos lejanos, puedes colocar fundas de goma en llaves de agua para que sea más sencillo abrirlas.

Incluso elegir cubiertos que tengan un mango plástico más grueso puede ayudarte a maniobrar mejor mientras comes. Puedes encontrar diferentes objetos para simplificar tu vida en farmacias especializadas o por Internet.

#5 Pide ayuda

Una de las cosas más importantes, a la cual muchas personas con diferentes tipos de afecciones suelen restarle importancia es el hecho de pedir ayuda. Muchas personas con artritis se preocupan por la posibilidad de volverse completamente dependientes de otros, pero sólo un pequeño porcentaje de quienes la sufren lo son.

A pesar de ello, la carga emocional de vivir con una enfermedad de este tipo puede ser bastante grande para llevarla tú sólo, así que mantén a las personas que te importan cerca e infórmales acerca de cómo te afecta la artritis y no te frenes si necesitas pedirle a alguien que te de una mano.

La artritis reumatoide es una enfermedad que puede controlarse y no tiene por qué limitar tus actividades diarias. Cabe señalar que los terapeutas físicos y ocupacionales pueden ser de gran ayuda para enseñarte cómo modificar tus actividades y tareas diarias y la movilidad sea mucho más sencilla. Si quieres saber qué alimentos pueden empeorar tu artritis sólo da clic aquí.

Sigue estos sencillos consejos para que tu día a día sea más llevadero y no olvides consultar a tu médico.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *