8 remedios naturales para el dolor de estómago

El malestar estomacal es una afección tan común que todas las personas lo experimentan en algún momento. Existen muchos motivos que pueden desencadenarlo, como la indigestión, excederse con las comidas o bebidas o como un efecto secundario de algunos medicamentos, entre otras causas. Generalmente, las causas son benignas y lo único que debes hacer es dirigirte a la cocina para hallar una solución sencilla para este problema. Los siguientes remedios naturales te aliviarán de inmediato:

#1 Agua con limón

Si tu problema es la indigestión, el agua caliente con limón es la solución ideal. Simplemente debes calentar una taza de agua y añadirle el jugo de un limón fresco. El limón estimula la producción de ácido clorhídrico, lo que ayuda a la digestión. Además, te permite hidratarte y eliminar naturalmente las toxinas. ¡Este remedio natural te brinda muchos beneficios!

#2 Un jugo de zanahoria y menta

Para preparar este jugo debes colocar cuatro zanahorias cortadas en cuatro tazas de agua y añadir una cucharadita de hojas de menta secas. Hierve todo durante 15 minutos y luego coloca el contenido de la olla en una licuadora y mezcla hasta obtener una consistencia homogénea. La zanahoria es muy buena para el sistema digestivo, elimina los cólicos y disipa los gases estomacales mientras que la menta tiene un efecto calmante.

#3 Té de jengibre

El jengibre contiene sustancias químicas naturales llamados gingeroles y shogaoles que ayudan a relajar el músculo liso que recubre el tracto intestinal. Esto te alivia los cólicos. También resulta útil para eliminar las náuseas que pueden acompañar el malestar estomacal. Para prepararlo debes cortar un trozo de jengibre, mezclarlo con dos tazas de agua y ponerlo al fuego. Hierve a fuego alto durante tres minutos y luego hazlo a fuego lento durante dos minutos más. Cuela y añade un poco de miel. Bebe lentamente, relájate y verás como en poco tiempo te sentirás mejor.

#4 El agua de arroz

El agua de arroz actúa como un demulcente, lo que significa que crea una cubierta protectora sobre el tracto digestivo. Para prepararla, debes cocinar el arroz con el doble de la cantidad de agua que usas normalmente para prepararlo. Cocina a fuego lento hasta que el arroz se ablande y luego coloca una tapa sobre la cacerola y deja en reposo durante tres minutos. Cuela y bebe el agua caliente. Añade un poco de miel para endulzarla.

#5 El vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana tiene una alta concentración de pectina que alivia la irritación del estómago y disminuye las náuseas. Además, su naturaleza ácida tiene el mismo efecto que el limón, ya que mejora la digestión. Para consumirlo debes añadir una cucharadita de vinagre de sidra de manzana a un vaso de agua. Agrega un poco de miel para que la solución no sepa tan ácida. Bébela antes de cada comida hasta que el malestar estomacal desaparezca por completo.

#6 El yogurt

El yogurt natural, que se contiene las bacterias lactobacilos y bifidobacterias, ayuda a restaurar el equilibrio de las bacterias saludables del intestino. También hace que te cures más rápidamente de los síntomas de la indigestión y de la diarrea. Simplemente debes ingerir dos tazas de yogur por día hasta que te sientas mejor. Si lo deseas, puedes añadirle manzanas o plátanos para realzar su sabor y su eficacia.

#7 Un té de manzanilla

La manzanilla puede aliviar el dolor de estómago ya que actúa como un antiinflamatorio. Es ideal para la inflamación producida por la gastritis provocada por las bacterias y alivia los músculos del tracto digestivo superior. Esto puede reducir los espasmos y el dolor. Para prepararlo necesitas un saquito de té de manzanilla o dos cucharaditas de manzanilla seca y una taza de agua. Hierve el agua y pon el saco de té o la manzanilla en una taza y deja reposar durante 15 o 20 minutos. Bebe lentamente.

#8 Las semillas de fenogreco

Las semillas de fenogreco alivian el malestar de estómago causado por la indigestión ya que contienen anetol, un aceite volátil que estimula la secreción de los jugos gástricos y también tiene sustancias antiespasmódicas que mitigan el dolor. Para obtener sus beneficios simplemente debes masticar bien ½ o una cucharadita de semillas de fenogreco.

Si bien la mayoría de los problemas estomacales son benignos y desaparecen rápidamente, debes consultar a un médico si los síntomas persisten o están acompañados de fiebre alta.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *