6 asombrosos remedios caseros para el dolor

Si tratas de evitar algunos remedios de venta libre, que pueden contener sustancias tóxicas y producirte efectos secundarios no deseados, puedes recurrir a algunos remedios caseros naturales que probablemente ya tienes en tu hogar. Algunos de ellos, incluso pueden encontrarse entre los cajones, junto con cosas en desuso, pero te sorprenderás con su eficacia.

#1 Para el dolor de cabeza

remedios_caseros_cabezaPara aliviar el dolor puedes recurrir a un viejo remedio casero irlandés que consiste en atar una banda firmemente alrededor de la cabeza. Esto reduce la inflamación de los vasos sanguíneos.  Si buscas una mayor eficacia, puedes empaparla con vinagre.

Ponte una compresa caliente en la nuca. Esto ayudará a aliviar el dolor producido por la tensión muscular que provoca el uso de los dispositivos electrónicos o la computadora.

#2 Para el dolor de los pies

woman massaging her foot

Busca en tus cajones una vieja pelota de tenis o un lápiz para aliviar el dolor de tus pies. Si encontraste la pelota, siéntate cómodamente y desliza el pie sobre la pelota ejerciendo tanta presión como puedas. Si hallaste un lápiz, ponlo en el suelo y trata de levantarlo con los dedos de tus pies. Tanto el masaje con la pelota de tenis como el ejercicio con los lápices te permiten estirar los músculos y te sentirás mejor.

#3 Para una hemorragia nasal

remedios_caseros_hemorragiaUna pinza para la ropa te resultará extremadamente útil para contener una hemorragia nasal. Simplemente debes reclinarte hacia atrás y apretar tu nariz con una pinza para la ropa. Mantenla apretada durante diez minutos. La sangre se detendrá en poco tiempo.

La sal también es un remedio casero ideal para detener la hemorragia de la nariz. Simplemente debes añadir una cucharadita de sal a una taza de agua tibia. Mezcla bien y aplica con una jeringa o con un cuentagotas en las fosas nasales. Te detendrá el sangrado y también aliviará las membranas nasales inflamadas e irritadas.

#4 Para el dolor de oídos

remedios_caseros_oidosEl dolor de oídos generalmente es causado por el líquido que queda atrapado y provoca una infección. Para aliviarlo puedes recurrir al cesto de las cebollas que guardas en tu cocina, ya que tienen propiedades antisépticas. Toma una cebolla y hiérvela hasta que esté blanda. Una vez que se haya enfriado lo suficiente, vierte el líquido en un tazón. Ponlo en un gotero y aplica de dos a cinco gotas en tu oído.

También puedes buscar en los cajones del baño y tomar un poco de peróxido de hidrógeno o de agua oxigenada. Aplica el contenido de un gotero en tu oído mientras te recuestas de lado. Espera a que forme burbujas durante cinco a diez minutos. Esto no solo eliminará la cera sino que combatirá las bacterias que tienes en el oído. Pon unas toallas de papel y da vuelta la cabeza hasta drenarlo completamente. ¡Te sentirás mucho mejor inmediatamente!

#5 Para las picaduras de abeja y de avispa

remedios_caseros_picadurasDurante la primavera es probable que te veas afectada por picaduras de abeja o de avispa que son molestas y muy dolorosas. Para aliviar el dolor y la inflamación de la picadura de abeja debes mezclar un poco de bicarbonato de sodio con vinagre blanco hasta formar una pasta. Ponla sobre la zona afectada y cúbrela con una venda.

En el caso de las picaduras de avispa solo debes empapar un paño con vinagre y aplicarlo sobre la herida. Verás como en ambos casos el dolor y la inflamación desaparecen en cuestión de quince minutos o media hora.

#6 Para las quemaduras

remedios_caseros_quemadurasSi has sufrido una quemadura leve, en lugar de recurrir a las costosas cremas curativas aplica una generosa cantidad de mostaza sobre la zona afectada y cúbrela con una venda. Notarás un alivio inmediato.

Si has estado expuesta al sol del mediodía y olvidaste aplicarte un protector solar, prepara un té negro fuerte de modo que adopte un color oscuro, casi negro.  Aplícalo sobre la zona afectada. El té contiene taninos que te ayudarán a acelerar la recuperación, alivian la piel y reducen la descamación.

Si bien la medicina moderna se burla de los remedios caseros que solían utilizarse en la antigüedad, estos han perdurado por generaciones y esto tiene un motivo: ¡se debe a que funcionan!

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *