logo

Beneficios del aceite de argán

El aceite de Argán tiene múltiples propiedades que puedes aprovechar en tu cuerpo y que van más allá de su uso cosmético, te contaremos por qué deberías comenzar a incluirlo en tu día a día.

 

¿De dónde viene?

El aceite de Argán se obtiene a partir de los frutos del árbol de Argán o Argania Spinosa, originario de Marruecos.

El árbol de Argán es uno de los más resistentes a la sequía y puede vivir en climas casi desérticos, ya que posee raíces de gran longitud lo que le permite obtener agua de tierras muy profundas.

El árbol de Argán produce frutos que tienen una forma aceitunada y en su interior contienen entre una y tres semillas de las cuales se extrae un aceite que tiene múltiples propiedades.

 

Aceite de Argán

El aceite de argán se obtiene a través de un proceso de secado de los frutos del árbol de Argán.

Los frutos son expuestos al sol y una vez secos, se extrae la semilla manualmente para después prensarse en frío mediante un proceso mecánico, similar al proceso para obtener aceite de oliva.

El aceite de Argán está constituido en un 80% por ácidos grasos monoinsaturados y en un 20% por ácidos grasos saturados, contiene diferentes elementos que pueden brindar múltiples beneficios a tu cuerpo:

#1 Tocoferoles (Vitamina E)

Aumenta tu energía, es antioxidante y protege las células contra agentes externos como la contaminación, pesticidas y el humo del tabaco. Contribuyen a mejorar la circulación de la sangre y regula la producción de hormonas.

#2 Polifenoles

Son antoioxidantes, antialergénicos y antiinflamatorios. Protegen el sistema vascular y ayudan a retrasar el envejecimiento celular.

#3 Esteroles / Fitoesteroles

Interfieren en la absorción del colesterol en el intestino humano, provocando un descenso en las concentraciones de colesterol en la sangre.

#4 Beta-carotenos

Son la principal fuente de vitamina A, esencial para el crecimiento, el correcto funcionamiento del sistema inmunológico y la vista. Tienen propiedades antioxidantes y pueden ayudar a neutralizar los radicales libres que dañan los lípidos de las membranas celulares.

#5 Escualeno

Fortalece el sistema inmune, reduce el colesterol en la sangre y potencia el suministro de oxígeno en las células previniendo su degeneración. Previene enfermedades cardiovasculares y contribuye a acelerar la cicatrización de heridas o úlceras.

 

Para que puedas aprovechar al máximo todas las propiedades del aceite de argán es necesario que sea cien por ciento puro; puedes identificarlo por su olor suave, su tacto ligero y su color dorado traslúcido. Además, la etiqueta del producto debe mencionar que es aceite de Argán puro.

 

Beneficios cosméticos

#1 Cabello

El aceite de argán ayuda a hidratar el cabello, le aporta brillo, suavidad y mayor volumen.

#2 Piel

Puedes aprovechar sus propiedades hidratantes en tu piel ya que favorece su restauración y no genera comedones, elemento primario del acné, por lo que es apto para pieles grasas.

#3 Uñas

Fortalece las uñas débiles con tendencia a quebrarse.

#4 Labios

El aceite de argán es ideal para mantener los labios hidratados, puedes utilizarlo directamente o agregar algunas gotas a tu bálsamo preferido para incrementar su eficiencia.

#5 Contra el envejecimiento

Ayuda a prevenir los signos del envejecimiento en tu piel, disminuye la aparición de arrugas y aporta luminosidad, flexibilidad y suavidad a tu rostro.

#6 Cicatrizante

El aceite de argán puede ayudar a la cicatrización de quemaduras, heridas leves o irritaciones cutáneas y previene la aparición de estrías.

 

El uso cosmético del aceite de argán es el más conocido, sin embargo, también puede utilizarse como alimento. Su color es más intenso ya que se extrae mediante presión de las semillas que han sufrido un proceso previo de torrefacción.

Este tipo específico de aceite es fotosensible, es decir que reacciona a la luz, así que se recomienda guardarlo en un lugar oscuro y a una temperatura superior a los 25 grados, de lo contrario puede perder sus propiedades.

El aceite de Argán comestible tiene los mismos usos que cualquier otro aceite de cocina por lo que puedes aprovechar sus múltiples beneficios al sustituir el tipo convencional de aceite que utilizar comúnmente o puedes consumirlo directamente.

 

Beneficios comestibles

 

#1 Enfermedades cardiovasculares

El aceite de Argán puede incluirse en dietas para personas con colesterol alto debido a los ácidos grasos esenciales que contiene y contribuye a reducir la absorción del colesterol en el intestino.

#2 Antioxidante

Su alto contenido en tocoferoles lo convierte en un potente antioxidante.

#3 Ayuda a tu digestión

Aumenta la concentración de pepsina en el cuerpo lo que favorece una mejor digestión.

 

Las bondades del aceite de Argán van más allá de su popular uso cosmético, así que te invitamos a que lo incluyas en tu vida y comiences a aprovechar todos los beneficios que puede otorgar a tu cuerpo por dentro y por fuera.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook3Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *