¿ Calvicie por estrés? Aprende a superarlo con paz mental

La pérdida del cabello es un fenómeno más común en hombres que en mujeres, sin embargo, las consecuencias para ambos géneros pueden generar una gran incomodidad y empeorar su calidad de vida. Aunque existen factores hereditarios que la propician, también hay otros criterios que pueden estar afectando, por ejemplo, ¿no te has preguntado si tu caso es de calvicie por estrés? Hoy nos encantaría hablarte sobre esta condición y ayudarte a superarla a través de la paz mental, ¡sigue leyendo y descubre cómo lograrlo!

Conoce tu tipo de calvicie relacionada con el estrés

La pérdida de cabello nunca se verá igual en todas las personas: hay quienes solo tienen un parche temporal y otros cuya calvicie será inminente. Cualquiera sea tu caso, es muy probable que estés somatizando algunos sentimientos negativos hacia tu afección, haciéndola más notable o empeorándola sin siquiera darte cuenta. Clínicamente hablando, estas son las distintas variantes a las que puedes estar enfrentándote:

1) Efluvio telogénico crónico

En esta variante, el estrés podría enviar a un considerable número de folículos pilosos hacia una fase de descanso, impidiendo que el cabello crezca y alterando así su ciclo natural de renovación. Muchos meses después, el pelo adherido a estos folículos puede empezar a caerse de repente en mayor volumen de lo normal. Este es posiblemente el tipo más común de calvicie relacionada con estrés.

2) Alopecia areata

Con la alopecia areata, el sistema inmunológico ataca los folículos pilosos y causa la caída del cabello, muchas veces en grandes cantidades. Esto causa parches en el cuero cabelludo donde se puede distinguir notablemente la falta de pelo. Pueden haber varios factores relacionados con este fenómeno, pero lo más probable es que sea un problema relacionado con el estrés.

3)  Tricotilomanía

Esta versión es muy diferente a las anteriores y realmente es muy extraña en seres humanos, ya que la persona afectada tiende a halar de su cabello compulsivamente, ocasionando la caída. Puede suceder con el pelo de la cabeza, de las cejas, pestañas u otras partes del cuerpo. Quienes presentan esta condición lo hacen como método para lidiar con el estrés, la ansiedad, depresión, soledad o aburrimiento, y en muchos casos ni siquiera se dan cuenta de lo que hacen hasta que alguien nota su calvicie.

¿Qué te está diciendo tu cuerpo?

Tener una visión holística a la hora de cuidar tu salud puede ayudarte mucho a entender los factores no-físicos que pueden estar contribuyendo a el empeoramiento de tu condición. En este caso, la calvicie tiene que ver directamente con tu Chakra de la corona, también llamado Centro de la Conciencia Cósmica. Este es el que te ayuda a tener consciencia y hacer conexión espiritual con las demás personas, así como a tener empatía o poder colocarte en el lugar de otro.

El cabello, por su parte, funciona como aislamiento, o bien como “antena” para la energía. De hecho, es la parte del cuerpo humano más sensible a ella: cuando el pelo es claro y fino, está bien sintonizado con las energías externas, pero cuando es oscuro y grueso, es menos sensible y tiene mayor capacidad de mantener la conexión con la tierra. Por otra parte, cuando estos elementos no existen, hay máxima receptividad a la energía.

¿Cómo se relaciona tu mente con la pérdida de cabello?

Además de todos los obvios daños que ocasiona el estrés a tu organismo, la calvicie también puede estar asociada a otro tipo de ideas que afectan tu paz mental. Puede que inconscientemente sientas que necesitas desarrollar tu conexión espiritual, por lo que empiezas a perder cabello alrededor de la coronilla para empezar a ser más receptivo o receptiva hacia tu sabiduría superior. Requerirás, entonces, encontrar maneras de conectar más con tu espiritualidad naturalmente.

Maneras de evitar la calvicie causada por estrés

Lidiar con la pérdida del cabello no es nada fácil, sobre todo cuando esta afección puede hacerte sentir cada vez peor y caer en un círculo vicioso. Sin embargo, la buena noticia es que hay muchas maneras de evitar que el estrés te afecte de esta manera. Toma en cuenta las siguientes sugerencias:

– Recuerda que el cuerpo es sabio. Él siempre encontrará la manera de recuperarse siempre y cuando te ocupes en tratar tus problemas de estrés. Dale unos meses a tu cuero cabelludo para sanar, y si no ves resultado acude a un dermatólogo para descartar otras causas físicas.

– Aprende y practica ejercicios de relajación. Aunque no lo creas, muchas situaciones donde dejas que la ira o la tristeza te domine pueden ser las causantes del problema. Identifícalas y trata de afrontarlas tranquilizando tu mente.

– No olvides que el estrés también puede ser físico. Este efecto es exactamente igual de dañino que el mental, por eso es importante determinar qué lo está causando; puede ser una postura recurrente en tu trabajo o incluso una cama inapropiada.

– Haz que tu sueño sea sagrado. Cuando no duermes lo suficiente, o por el contrario duermes en exceso, lo más probable es que tus problemas de calvicie empeoren ya que esto afecta tu comida, tu descanso y tu tranquilidad mental.

Ahora que conoces cómo funciona la calvicie por estrés y algunas maneras de superarla ejercitando tu paz mental, esperamos que pueda ser más fácil para ti lidiar con este problema. Las soluciones definitivamente existen, pero nos interesa también conocer tu opinión. ¿Tienes alguna otra preocupación respecto al tema? Déjanos tus comentarios y si te ha gustado este artículo no dudes en compartir.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *