¿Cuáles son los beneficios de separar la basura?

Tirar la basura en un bote es de gran ayuda para el medioambiente, pero eso no es suficiente para apoyar al planeta. En todos lados se nos recuerda que debemos separar la basura en orgánico, inorgánico y desechos sanitarios. En las escuelas, plazas comerciales, supermercados, etc. existen dos o tres botes que están uno al lado del otro. Cada uno de esos botes son para una clase de desechos distinta. De igual modo, existen otras clases de desperdicios como metales, residuos médicos, etc. que se debe separar. Pero, ¿Cuáles son los beneficios de separar la basura? ¿Realmente vale la pena hacerlo? Veamos la respuesta a ello.

La clasificación de la basura desde su origen facilita su reuso, al no estar “contaminada” con otros desechos que podrían volverla inútil. Se disminuye el consumo sobre los recursos naturales involucrados en su producción e incrementa la vida de los rellenos sanitarios. De hecho, con solo aprovechar la materia orgánica se reduce en un 40% los desechos que llegan a los rellenos sanitarios.

Entre otras ventajas de separar la basura están:

  •   Incrementar el acopio de desperdicios reciclables al facilitar la tarea de selección de los residuos orgánicos.

  •   Se abre la posibilidad de producir composta para fertilizar los suelos de los parques y jardines de la ciudad. Así se podría sustituir la tierra fértil que actualmente se extrae de los suelos de alrededor de la ciudad. Evitando tal actividad sumamente perjudicial para las áreas boscosas que aún se conservan.

  •   Dignifica el trabajo y disminuye los riesgo a la salud del personal que trabaja en los rellenos sanitarios. Ya que la selección se realizaría sobre residuos más limpios e inodoros. También se eliminaría el riesgo de cortarse al hacer la separación, porque no existirían desechos de metal punzocortantes en la basura orgánica.

  •   Previene la propagación de enfermedades debido a la contaminación cruzada (mediante el contacto de un desecho con otro).

  •   Aleja las plagas de animales que se producen en la mayoría de rellenos sanitarios.

  •   Ayuda a ahorrar recursos como agua, árboles y combustibles. Eso gracias a que en la basura se pueden encontrar alternativas para sustituir o reutilizar esos recursos.

La basura se debe dividir principalmente en tres tipos, esto es lo que debe contener cada una:

  •   Orgánica: El bote está identificado con el color verde y se depositan los residuos sólidos biodegradables. Ejemplos de estos residuos son las cáscaras de frutas y verduras, sobrantes de comida, café, té, residuos de jardinería, cascarones de huevo, cabello, etc.
  •   Inorgánica: Los botes de este tipo de basura están identificados con el color azul. Los principales desechos son: bolsas, empaques y envases de plástico, vidrio, papel, cartón, artículos de oficina, ropa, zapatos, periódico, etc.
  •   Sanitaria: Generalmente sus contenedores son de color amarillo o naranja. Ejemplos de estos desechos son: papel higiénico, pañuelos, algodón, pañales desechables, toallas sanitarias, rastrillos, etc.

En México se generan un poco más de 87,000 toneladas de desechos diariamente y en el mundo la cantidad es de más de 3.5 millones de toneladas de basura diaria.

Existe un gran problema al concientizar a la gente en México sobre la importancia de separar la basura. Si bien la gran mayoría de las personas saben qué deben hacerlo, muchos son los que no lo hacen. Según el INEGI, sólo el 18% de los residuos recolectados en el Distrito Federal son separados desde la fuente generadora. Y esa cifra se reduce a solo el 11% en el resto del país. Hacen falta más campañas difundiendo la importancia de esta división de los desechos. O en el extremo, se deben poner multas a las personas que no efectúen una separación apropiada de los residuos.

Nota: No toda la basura se debe depositar en los carros recolectores, ya que existen algunos residuos muy contaminantes y peligrosos. Ejemplos de ello son las pilas y baterías de celulares y laptops. En cada ciudad existen contenedores especiales para depositarlas y evitar así contaminar otros residuos.

Separar la basura no es suficiente para cuidar el planeta, pero es una gran medida para que se preserve durante más tiempo. Nosotros, como ciudadanos del planeta, debemos concientizarnos y comenzar a consumir menos,  ahorrar más y reusar la mayor cantidad de cosas posibles. Así no solo contaminaremos menos, sino que también nuestra economía mejorará al gastar menos en comprar productos.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *