Enfermedades que puede traer Halloween

Halloween es una época en la que los niños consumen dulces excesivamente y las demás personas hacen lo mismo. Todo exceso es malo y puede conllevar a la aparición de varias enfermedades. Es por eso que en este artículo te brindamos las enfermedades que puede traer Halloween para que las puedas prevenir a tiempo:

 

  •      Diabetes: Estas es una de las enfermedades más comunes en estas fechas y una de las que más debemos de cuidarnos. El consumo excesivo de dulces en Halloween conlleva al sobrepeso y en casos extremos a la obesidad. Esto hace que toda el azúcar de los dulces se acumule en el cuerpo en forma de grasa. Lo que puede llevar a desarrollar diabetes tipo II.

 

  •      Asma: Algunos dulces cuentan con muchos aditivos químicos para dar el color amarillo. Uno de estos colorantes es la tartrazina, que a la larga produce algunas alergias y enfermedades respiratorias como el asma. Los padres deben vigilar los dulces que consumen sus hijos. Si estos tienen tonos muy intensos, entonces deben evitar comprarlos y evitar que los consuman.
  •      Enfermedades del estómago: Muchas personas intencionalmente les dan a los niños dulces que están caducados. Debes revisar la fecha de caducidad de estos para saber que están en buen estado. De igual modo, revisa que la envoltura del dulce esté en buen estado, así comprobarás que no está adulterado. También el consumo excesivo de golosinas, aunque estén en buen estado, puede provocar malestares estomacales. Quizás pienses que estas medidas son algo exageradas, pero más vale prevenir.
  •      Alergias en la piel: Tanto los niños como los adultos se disfrazan para celebrar Halloween. En estos disfraces muchas personas también se pintan para dar un efecto maś realista. El problema radica en que, sin saberlo, son alérgicas a los componentes de esos maquillajes. Antes de aplicarlo en todo el cuerpo, utilizalo en alguna zona en especifico para ver si no causa ninguna reacción alérgica. Si en lugar de usar maquillaje usarás pinturas, procura que estas sean no tóxicas e hipoalergénicas. También los disfraces pueden provocar reacciones o rozaduras en la piel. Comprueba que el material del que esté hecho el disfraz no cause ningún daño en tu piel. También ten especial cuidado al usar disfraces de ciertos materiales que puedan causar rozaduras en los más pequeños.
  •      Gripe: Halloween se celebra en una época muy fría, y las personas se la pasan mucho tiempo fuera en la noche, lo que puede provocarles gripe. Como medida preventiva, trata de que el disfraz de tu hijo y el tuyo cubra la mayor parte de su cuerpo para mantenerlos calientes. También procura que el material del disfraz sea cálido y que permita la circulación del aire.
  •      Mareos y dolores de cabeza: En este evento se suelen utilizar máscaras nuevas para los disfraces, las cuales todavía huelen mucho a plástico. Otras tantas tienen sustancias tóxicas derivadas del petróleo para darles un mejor acabado. Este olor tan fuerte puede provocar que muchos niños se sientan mareados o que les duela la cabeza y más si padecen de migraña. Por eso trata de comprar la mascara algún tiempo antes de Halloween y exponla al sol para que disminuya su fuerte aroma. También, compra los accesorios del tamaño adecuado para tus hijos, así evitarás tropezones, lesiones e incluso asfixia en tus pequeños. 
  •      Deshidratación: Pasar toda la noche caminando pidiendo dulces sin ingerir ningún líquido puede causar deshidratación. Además, un gran consumo de dulces hace que el azúcar te de una sensación extrema de sed. Si acompañas a tus hijos a pedir golosinas, procura cuidar que estén bebiendo agua constantemente. Si no te es posible acompañarlos, haz que lleven su propia bebida y recuérdales lo importante que es la hidratación. De igual modo, en las fiestas procura tomar mucha agua ya que tu cuerpo pierde muchos líquidos al bailar.

En los puntos anteriores queda claro que todas esas enfermedades son evitables si cuidamos mejor nuestra salud en Halloween. De igual modo, vigila con mayor énfasis la alimentación y estilo de vida de tu hijo para que no tenga ninguno de estos malestares. Si tu hijo tiene deseos de consumir muchos dulces, entonces quizás lo mejor sea darles algún alimento saludable antes, para así reducir su hambre.

Recuerda que más vale prevenir que lamentar y que todas las enfermedades son tratables si se descubren a tiempo. La indicaciones mencionadas en este artículo no pretende ser ninguna guía médica, solo son consejos. Si necesitas más información o tienes algunas dudas sobre estas afectaciones, acude con tu médico.

 

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *