La cara de la experiencia

Dicen que la primera impresión es la que cuenta y que una imagen vale más que mil palabras. La imagen que proyectamos con nuestro rostro es muestra de esto: la forma de la cara, ojos, cejas y labios hablan mucho sobre nuestro carácter. Sin decir una sola palabra estamos comunicando mucho.

Este arte de la lectura del rostro surge en China y se le conoce como Mian Xiang y se basa en analizar cada parte del rostro para conocer la personalidad de una persona. El Mian Xiang señala que además en el rostro se puede ver el estado de salud de todo el cuerpo:

Mian_Xiang1) La parte superior (frente) muestra nuestro pensamiento.

2) La nariz muestra la salud de nuestra columna vertebral.

3) La boca muestra nuestros intestinos.

Por eso una correcta lectura del rostro puede ayudarnos a prevenir enfermedades.

Lo primero que se observa es la forma del rostro que puede ser cuadrada (corresponde al elemento tierra), triangular invertida (madera), ovalada (oro), redonda (agua) y triangular (fuego). Además el lado izquierdo representa nuestra energía Yang y el derecho la Yin.

Para empezar a analizar, el rostro se divide en tres líneas horizontales, la división inferior es de la barbilla a la base de la nariz (instinto), la división media es de la base de la nariz a las cejas (emoción), y la división superior de las cejas al borde del cabello (intelecto).

Si se tiene más espacio en alguno de estas tres divisiones se es más propenso a un área, por ejemplo, personas con la frente amplia son muy intelectuales, estudiosas, y piensan mucho antes de actuar.

1) Las arrugas también hablan. Un arruga en la frente habla de salud estable; muchas de inestabilidad; muchas pero quebradas expresan informalidad salud frágil e inestable. Las arrugas entre las cejas y la nariz, por ejemplo denotan nerviosismo, y tensión que pueden provocar enfermedades de hígado.

2) Las cejas son un área interesante, si es una persona de cejas muy unidas se es decidida, necia y testaruda. Si por el contrario están muy separadas son personas muy alegres, curiosas, les gusta viajar y el cambio. Las de cejas elevadas son realistas y ambiciosas; las de cejas caídas son mentales y les gusta controlar a otras personas; las personas de cejas rectas son exitosas y tienden a ser muy saludables.

3) Los ojos, deben estar equilibrados en la órbita ocular. Se dice que alguien enfermo de gravedad y moribundo tiene el iris arriba. La parte superior del iris habla de los pulmones y el intestino grueso y la parte inferior de los riñones y la vesícula, mientras el centro, del hígado y vejiga.

Las personas de ojos redondos y grandes suelen ser creativas y soñadoras, y las de ojos rasgados son mas emocionales, ojos pequeños hablan de reflexión y selectividad en amistades.

4) La nariz también nos cuenta mucho, el puente refleja la salud de la columna, así que una fractura o desviación muestra problemas en nuestras vertebras, mientras que las ventanillas señalan la capacidad pulmonar de la persona.

5) El filtro que se forma entre la nariz y los labios habla de la salud del ser desde el momento de ser concebido hasta su madurez. La boca expresa la salud celular e intestinal, además de personalidad sexual. Si se tiene una boca grande se es muy soñador y sensual; si se tienen labios finos se es práctico; si se tiene la boca entreabierta se es una persona caprichosa, activa y que se impresiona fácilmente.

Ahora ya sabes, tu rostro habla más de lo que imaginas. Muestra nuestra personalidad y no sólo eso, puede ayudar a diagnosticar una enfermedad o saber que enfermedades podemos padecer por nuestra genética.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *