¿Qué es la medicina Ortomolecular?

La medicina o nutrición Ortomolecular es el uso de sustancias naturales como vitaminas, minerales y  aminoácidos para restaurar el estado ideal del cuerpo humano. Busca administrar la cantidad exacta de esos elementos a cada célula del organismo para mantener o recuperar el bienestar del cuerpo.

Su base fundamental es la rehabilitación celular por medio del restablecimiento químico interno, que se lleva a cabo a través de lo que el ser humano consume cotidianamente.

Linus Pauling, ingeniero químico ganador de varios premios Nobel, propuso el término “medicina Ortomolecular” en 1968 en la revista Science como una terapia que intensifica el uso de sustancias naturales como:

  • Vitaminas: sustancias necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo, se dividen en liposolubles e hidrosolubles
  • Minerales: elementos necesarios en diferentes cantidades para el cuerpo
  • Enzimas: proteínas que tienen funciones catalizadoras en el cuerpo

 

  • Antioxidantes: compuestos que sirven para eliminar los radicales libres, sustancias que  producen la oxidación de diferentes partes del cuerpo

 

    • Aminoácidos: elementos que cumplen la función de producir proteínas y energía en el organismo
    • Ácidos grasos esenciales: elementos como el ácido linolénico (omega 6) y el ácido linoleico (omega 3) que contribuyen a la prevención de diversas enfermedades

 

  • Fibras dietéticas: nutrientes necesarios para diferentes funciones del cuerpo, especialmente para el sistema digestivo

 

  • Suplementos nutricionales: se utilizan para corregir carencias metabólicas que originan problemas bioquímicos-fisiológicos

El tratamiento Ortomolecular entiende que muchos de los problemas que recaen en el organismo surgen por diferentes agentes externos como el sol, el tabaco, el estrés, la mala alimentación, situaciones hormonales o genéticas que desgastan las células. El cuerpo se intoxica por esos agentes y modifica su estructura normal, ocasionando diversas enfermedades y afectaciones.

La medicina Ortomolecular a diferencia de la medicina alópata, busca estimular el potencial de cada persona para tener una mejor calidad de vida actuando de manera progresiva por medio de cuatro ámbitos en el paciente:

  • Actividad física: mantener un estilo de vida activo incentiva la química cerebral y corporal
  • Nutrición: régimen alimenticio para reordenar la alimentación
  • Control de estrés: mantener un estilo de vida relajado y sin estrés promueve el bienestar general del cuerpo
  • Medicamentos ortomoleculares: nutrientes celulares a base de péptidos, enzimas y minerales que recuperan funciones y regeneran el organismo

La Organización Mundial de la Salud reconoce el funcionamiento de los tratamientos Ortomoleculares no sólo para prevenir y controlar ciertas enfermedades, sino para aumentar la calidad de vida de las personas sanas.

Dentro de los problemas más comunes que trata este tipo de medicina se encuentran los siguientes:

  • Diabetes
  • Sobrepeso y obesidad
  • Trastornos cardiovasculares
  • Enfermedades autoinmunes
  • Problemas neurológicos
  • Afectaciones psicosomáticas
  • Problemas osteoarticulares
  • Problemas renales

Cero contraindicaciones

Debido a que esta terapia utiliza los elementos precisos que cada organismo necesita para su funcionamiento, no tiene algún tipo de contraindicación y tampoco produce efectos secundarios siempre y cuando se sigan al pie de la letra los tratamientos.

Beneficios extra

Además de ayudar al tratamiento de diferentes afecciones del cuerpo que mencionamos antes, la medicina Ortomolecular tiene otras ventajas que vale la pena mencionar:

  • Estimula la concentración y la memoria
  • Depura profundamente el cuerpo
  • Mejora el sistema inmune
  • Incrementa la flexibilidad
  • Aumenta la vitalidad
  • Limpia las arterias

Aunque existen especialistas de este campo como en cualquier otro y te recomendamos ampliamente que acudas con alguno de ellos antes de comenzar cualquier tratamiento, existen una serie de cosas que puedes hacer para complementar esta terapia:

  • Realízate un chequeo clínico completo al menos una vez al año
  • Procura hacer una actividad física al menos 3 veces por semana
  • Aumenta tu consumo de frutas, verduras y pescado
  • Disminuye lo máximo posible el alcohol y el tabaco
  • Reducir el consumo de harina y azúcar refinada
  • Toma entre 8 y 10 vasos de agua al día
  • Cuida tu piel utilizando protección solar
  • Mantén una actitud positiva

La medicina sin importar cuál elijas no es una solución milagro para los problemas que afectan el cuerpo. Para mantener el organismo en buen estado es necesario tener un estilo de vida saludable en todos los aspectos posibles, mente sana, espíritu y cuerpo sano.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *