Lo que debes saber sobre la salud de la Tiroides

Es común escuchar que algunas personas se quejan de sus problemas de tiroides. Algunos suben de peso, otros bajan, unos pierden el pelo, etc. ¿Es posible atribuirle estos problemas a la tiroides? Escribimos este artículo para contarte cómo pueden afectarte los problemas de la tiroides y qué síntomas son una llamada de atención.

Ante todo, ¿Cómo funciona la tiroides?

tiroidesLa tiroides es una glándula situada en el cuello que produce las hormonas que regulan el metabolismo de todo el cuerpo. Entre otras cosas, regula cómo asimilamos lo que comemos para obtener nutrientes y energía.

Lógicamente, si tenemos problemas con la tiroides, nuestro metabolismo cambia y eso puede hacer que adelgacemos o engordemos, dependiendo del caso. Acerca de la forma en que nos afectan los problemas de tiroides, tenemos dos opciones contrarias: el hipertiroidismo y el hipotiroidismo.

¿Qué es el hipertiroidismo?

El hipertiroidismo es una afección a la tiroides que hace que esta funcione más acelerada que lo normal. Al producir más hormonas que las que necesitas, tu metabolismo se acelera y puedes sentir los siguientes síntomas:

– Descenso acelerado de peso.hipotiroidismo

– Mayor apetito en menos tiempo.

– Taquicardia, pulso acelerado o irregular.

– Nerviosismo, problemas de ansiedad, temblores en las extremidades del cuerpo.

– Insomnio o problemas para conciliar el sueño.

– Mayor temperatura corporal y sudores.

– Mayor sensibilidad al calor.

– Alteraciones del período menstrual en las mujeres.

– Problemas digestivos.

– Hinchazón o molestias en el cuello, ya que la glándula tiroides puede agrandarse.

¿Qué es el hipotiroidismo?

Lo contrario al hipertiroidismo. Este ocurre cuando la glándula tiroides funciona menos que lo normal. Con menos aporte hormonal, nuestro metabolismo se ralentiza, no procesa bien los alimentos que consumimos y nos falta energía. El problema es que puede que no haya síntomas tan marcados como en el hipertiroidismo o que algunos se atenúen con el tiempo:

– Aumento paulatino de peso.tiroides1

– Falta de energía, cansancio crónico.

– Sensación de frío, en comparación con las demás personas.

– Depresión por falta de energía.

– Problemas digestivos como estreñimiento.

– Retención de líquidos, hinchazón.

– Piel y pelo secos.

–  Aumento del colesterol en sangre sin motivo aparente.

– Dolencias y debilidad muscular.

– Uñas quebradizas.

–  Alteraciones en el ciclo menstrual.

Tanto los síntomas del hipotiroidismo como los del hipertiroidismo, pueden confundirse con muchos otros problemas de salud. O bien, a veces son leves y los afectados no los notan o los atribuyen a otras enfermedades.

Lo importante es que si detectas al menos dos síntomas de la lista, debes visitar a un médico para comprobar que no tengas una afección en la tiroides, ya que puede derivar en problemas más graves.

Si descubres que tienes problemas en la tiroides, mientras el problema sea leve, con medicamentos puede regularse fácilmente. Pero si lo dejas, puede requerir tratamientos de mayor complejidad o hasta cirugía.

Las enfermedades relacionadas con la tiroides afectan a un porcentaje alto de la población, por eso, es muy importante realizarse un control ante los primeros síntomas. Lo mismo, si tienes familiares con antecedentes de problemas en la tiroides.

Comparte este artículo con alguien que lo necesite y promueve la salud.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook4Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *