Medicina Ayurveda y su filosofía terapéutica

La Ayurveda es un tipo de medicina tradicional que tiene miles de años de antigüedad y cada vez comienza a tomar mayor fuerza en el mundo occidental. Te hablaremos sobre ella y en qué consiste su filosofía terapéutica.

Ayurveda es el nombre que se le otorga a la medicina tradicional de la India, cuyo origen es de los más antiguos respecto a los diferentes tratamientos para el cuidado de la salud que surgieron alrededor del mundo.

Un poco de mitología…

Algunos textos mitológicos relatan que aproximadamente hace 8 mil años, grandes maestros que vivían en el Himalaya recibieron información sobre cómo mantener la salud del cuerpo y su equilibrio con el orden natural, y decidieron bajar de las montañas para compartir este conocimiento con la humanidad.

La medicina Ayurveda se practica en la India desde tiempos ancestrales, forma parte de su historia y tradición hasta nuestros días.

¿En qué se basa?

La medicina Ayurveda considera diferentes cosas para su tratamiento: el uso de hierbas, tratamientos nutricionales, terapias de color, aromaterapia, masajes, yoga y meditación.

Engloba un sentido holístico donde el cuerpo, la mente y el espíritu deben estar en perfecta armonía y considera que cualquier enfermedad que una persona manifieste se debe a un desajuste en alguno de estos niveles.

 

Paciente activo

La medicina Ayurvédica delega parte de la responsabilidad de la salud a los pacientes y exige el compromiso de ellos ante su propio bienestar mediante el mantenimiento de un estilo de vida saludable, ya que enfatiza la prevención sobre la cura.

Cabe mencionar que esta medicina ancestral considera que muchas de las afecciones no sólo se originan por un estilo de vida desequilibrado, sino también por una inestabilidad en el karma.

 

Los elementos

La medicina Ayurveda tiene como base fundamental el concepto de los cinco elementos:

  • Éter
  • Aire
  • Fuego
  • Agua
  • Tierra

Los cinco elementos se combinan para formar 3 partes que constituyen al cuerpo llamados doshas o humores vitales cuyos desequilibrios suelen ser tratados mediante una dieta específica, aunque también pueden utilizar otro tipo de tratamientos como los que mencionamos arriba.

Vata

Es la principal fuerza de movimiento en el organismo y está relacionado con los elementos aire y éter.

El vata se refleja de la siguiente forma en el cuerpo y la mente:

  • Las personas tienden a enfriarse más que otras
  • Puente de la nariz más delgado y afilado
  • Piel y ojos tienden a resecarse
  • Mente abierta a ideas nuevas
  • Falta de concentración

Cuando ocurre un desajuste con este humor vital puedes sentirte confundido o abrumado, tener dificultad para dormir, concentrarte y tomar decisiones. En el cuerpo se refleja mediante pérdida de peso, estreñimiento y debilidad en el sistema inmunológico y nervioso.

Para recuperar el equilibrio del vata se deben resaltar las cualidades opuestas como el calor, la pesadez, la humedad y la estabilidad por medio del consumo de cereales y verduras cocidas o leche caliente con especias ya que ciertas hierbas picantes como el jengibre aumentan la temperatura interna del cuerpo.

Pitta

Este dosha está formado por los elementos fuego y agua, es responsable de la digestión, el metabolismo y la producción de energía.

El pitta se refleja de la siguiente forma en el cuerpo y la mente:

  • Personas con estructura moderada y buena musculatura
  • Forma de hablar fuerte y directa
  • Baja tolerancia a climas cálidos
  • Tienden a dormir bien
  • Fuerte apetito

Un desequilibrio en este dosha se traduce en ira, resentimiento y celos, el cuerpo puede manifestar problemas de infecciones, erupciones en la piel, debilidad en hígado, bazo y sangre.

El equilibrio del pitta se restablece mediante programas que destaquen cualidades de frialdad y sequedad.

Especias como el hinojo fresco suelen recomendarse en las dietas para este dosha junto con comida que incluya verduras crudas, arroz y frijoles.

Kapha

Esta parte se forma de los elementos agua y tierra y está relacionado con la estabilidad.

El kapha se refleja de la siguiente forma en el cuerpo y la mente:

  • Personalidad estable y conservadora
  • Personas con tendencia a estar frías
  • Piel suave y brillante
  • Metabolismo lento
  • Huesos fuertes

Un desajuste del kapha se refleja en aumento de peso, deficiencias en los pulmones y propensión a la diabetes, además de letargo y depresión.

Para recuperar el equilibrio se recomiendan programas nutricionales y plantas medicinales con cualidades ligeras, resecas y calientes como la quinoa, el amaranto y la pimienta de cayena.

La medicina Ayurveda aún no es tan conocida como otro tipo de tratamientos tradicionales, pero si tienes oportunidad considera probarla y aprovecha sus bondades, no olvides contarnos cómo te fue en los comentarios.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Gisela Calderón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *