Moxibustión y sus múltiples beneficios

Existen diferentes medicinas tradicionales alrededor del mundo que mantienen conocimientos y técnicas milenarias que se han popularizado durante los últimos años, la moxibustión es una de ellas y cuenta con enormes beneficios para combatir distintas afecciones que suelen presentarse en el cuerpo. Te hablaremos de esta técnica, cómo funciona y todas las enfermedades a las que puede contribuir para aliviar sus síntomas.

¿Qué es la moxibustión?

La moxibustión es un tratamiento que forma parte de la Medicina Tradicional China y se refiere al uso del calor en puntos específicos del cuerpo, generalmente mediante hojas pulverizadas, secas y trituradas quemadas de una planta llamada Artemisa Vulgaris, a las que se le dan forma de un cigarro que se denomina moxa. El uso de esta técnica no sólo se extiende a China, también es ampliamente practicado en Asia Suroriental, Europa, América y fue inscrita en 2010, junto con la acupuntura, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Esta técnica utiliza los mismos principios que la acupuntura, pero en lugar de solamente oprimir ciertas partes del cuerpo, estimula los puntos mediante el uso del calor para mejorar el flujo de la sangre y el Qi. Considera que el cuerpo humano es un universo en sí dotado de canales que, mediante una estimulación física, pueden promover diversas funciones del organismo y ayudarlo a sanar.

¿Cómo funciona?

La estimulación se realiza al quemar la moxa y colocarla directamente en ciertos puntos del cuerpo, los mismos que utiliza la acupuntura, para ayudar a que el organismo se equilibre mediante el calor que penetra en las funciones fisiológicas y órganos internos, sirve para contrarrestar enfermedades y también prevenirlas, mediante diferentes factores:

#1 Ayuda al tratamiento del cáncer el dolor que produce esta enfermedad.

#2 Contribuye a regular y mejorar el sistema inmunológico del cuerpo.

#3 Disminuye los triglicéridos y el colesterol malo en la sangre.

#4 Ayuda a limitar el crecimiento y la reproducción bacteriana.

#5 Aumenta el funcionamiento de la producción de sangre.

#6 Mejora el funcionamiento de la reproducción.

#7 Aumenta la cantidad y la calidad del semen.

#8 Equilibra la secreción de hormonas.

La moxibustión puede contribuir al tratamiento de diferentes problemas como:

#1 Falta de concentración y memoria

#2 Dolores musculares y articulares

#3 Cansancio o fatiga crónica

#4 Problemas metabólicos

#5 Diarrea o estreñimiento

#6 Problemas sanguíneos

#7 Problemas digestivos

#8 Dolores menstruales

#9 Lesiones deportivas

#10 Resfriados y gripes

#11 Mala circulación

#12 Artritis

 

Te puede interesar:  5 tips para tener una Navidad saludable y deliciosa

Sesión de moxibustión

Esta técnica debe ser realizada por un profesional calificado que tenga una preparación adecuada en Medicina Tradicional China. Es probable que el experto la utilice en conjunto algún otro tratamiento como acupuntura, masaje tuina, ventosas o fitoterapia. La terapia suele tardar entre 5 y 20 minutos después del diagnóstico completo del terapeuta.

Existen diferentes tipos de moxa que pueden aplicarse, dependiendo de ello el terapeuta aplicará la técnica de manera manual en puntos concretos, utilizará cajas o conos de moxa que pueden abarcar varias zonas del cuerpo. Aunque el uso directo de los cigarros de moxa suele ser el más utilizado, esta no es la única manera en que esta técnica puede aplicarse:

 

Conos de moxa

Las plantas de Artemisa son comprimidas en pequeños conos que se encienden encima del cuerpo y no mantienen contacto directo con él.

 

Moxa indirecta

Se colocan bases de jengibre, ajo o sal encima del cuerpo y en ellos se colocan pequeños conos de moxa encendidos. También pueden poner agujas de acupuntura y hasta arriba colocar los conos..

 

Moxibustión con aparatos

La moxa es introducida en forma de polvo o en cigarros troceados en cajas que se colocan directamente sobre el cuerpo.

 

Moxibustión con puros de moxa

Suele aplicarse de manera manual realizando movimientos circulares o en forma de picoteo.

 

Moxa sin humo

Se forman cigarros con carbón en lugar de Artemisa Vulgaris.

Contraindicaciones

La moxibustión se aplica comúnmente en pacientes que mantienen una constitución fría, por lo cual, si una persona tiene demasiado calor o se encuentra en un estado febril no se recomienda empezar un tratamiento de este tipo. Además, se debe tener especial cuidado al aplicarse en mujeres embarazadas, especialmente en el primer trimestre, ya que existen algunos puntos que al ser estimulados pueden causar contracciones.

 

Te puede interesar:  Las mejores prácticas para despertar tu kundalini

Esta técnica es una de las más conocidas y utilizadas después de la acupuntura, debido a los enormes beneficios que contiene, así que anímate a probarla, no sin antes consultar a tu médico de cabecera, y no olvides contarnos cómo te fue en los comentarios.

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *