¿Por qué nos pican los mosquitos y cuál es el mejor repelente?

¿Te has preguntado por qué hay personas que parecen tener la “mala suerte” de siempre ser picado por mosquitos? Si eres una de ellas, te invitamos a que continúes leyendo y te enteres de una vez por todas qué tan cierto es esto y cuál es la mejor solución para acabar con tu problema.

La ciencia lo prueba. Existen personas más suculentas e irresistibles para los mosquitos y esto se debe a diferentes factores:

 

#1 Tipo de sangre

El tipo de sangre A no atrae tanto a los mosquitos y tienden a preferir a las personas de tipo O.

#2 Dióxido de carbono

Estos insectos seleccionan a su presa detectando el dióxido de carbono que las personas exhalan a través de la respiración, aquellas que emiten más tienen mayores probabilidades de ser picadas.

#3 Genética

Los factores genéticos representan 85% del peso en la predisposición hacia las picaduras de mosquito; así que, si tus padres siempre regresan llenos de ronchas, lo más probable es que te pase lo mismo.

#4 Ejercicio y metabolismo

Los mosquitos también rastrean a sus víctimas mediante ciertas sustancias que se despiden a través del sudor como el ácido láctico, el ácido úrico y el amoníaco, entre otros.

#5 Alcohol

De acuerdo a la revista Journal of the American Mosquito Control Association las picaduras de mosquito aumentan significativamente en las personas después de la ingesta de alcohol.

#6 Ropa

El entomólogo Phil Koehler de la Universidad de Florida, detectó que el riesgo de ser devorado por mosquitos incrementa cuando las personas visten con ropa de color oscuro, siendo el negro y el rojo los más atractivos.

De acuerdo a un estudio publicado en Yahoo! Health, 20% de la población es irresistible para los mosquitos.

Para ellos, a quienes la comezón les resulta tan familiar, les tenemos una lista con los repelentes para mosquitos más comunes, sus pros y sus contras:

1. Repelentes corporales químicos

Su principal componente es el DEET o dietiltoluamida. Aunque su eficacia es bastante alta -cabe señalar que son más efectivos en crema que en spray-  ya que su efecto dura entre 4 y 6 horas, está condicionado por factores como el agua y el sudor.

El problema es que son potencialmente tóxicos, no pueden usarse en niños menores de 2 años y algunas personas con piel sensible pueden experimentar efectos negativos al usarlos.

 

2. Repelentes para la ropa

Existen repelentes para la ropa que contienen Permetrina, la misma sustancia con la que se eliminan los piojos. Este elemento es una neurotoxina que puede causar irritación si se aplica sobre la piel por lo cual no se recomienda el uso de este producto a menos que viajes a zonas de riesgo por Malaria, Chikungunya, Zika o alguna otra enfermedad que pueda transmitirse a través de la picadura de mosquito.

 

3. Repelentes de enchufe

Este tipo de insecticidas contienen un agente llamado Praletina, un tipo de piretroide (moléculas con actividad insecticida) que es venenoso para los mosquitos, pero seguro para seres humanos y mascotas.

Puedes encontrarlo en forma de pastillas que despiden el insecticida gracias al calor o en formato líquido y son muy recomendables.

 

4. Vitamina B

Si no quieres abusar de los repelentes químicos, puedes ingerir vitamina B. El olor que este elemento emite a través del sudor contribuye a ahuyentar a los mosquitos; sin embargo, no se recomienda utilizar vitaminas sintéticas si no tienes una deficiencia que puedas resolver comiendo alimentos que la contengan.

Aunque su eficacia no está avalada por la OMS, existen infinidad de testimonios en Internet que avalan y recomiendan su uso para combatir mosquitos.

5. Citronella

La citronella es una planta cuyo componente principal es el citronelol, que tiene propiedades antisépticas, antibacteriales e insecticidas y forma parte de algunos productos de perfumería y cosmética.

Esta planta también contiene geraniol y cariofileno que sirven para repeler insectos, en especial mosquitos. Aunque tener una planta cerca puede ser de gran ayuda, también puedes obtener sus beneficios insecticidas mediante el uso de un aceite esencial de citronella, que puedes encontrar en diferentes presentaciones: espirales, velas, ungüentos, pulseras repelentes o puedes hacerlo tú mismo.

 

6. Eucalipto

Otro gran repelente natural que resulta muy eficaz y sobretodo libre de tóxicos es el eucalipto, su aceite esencial crea una zona de 4 centímetros alrededor de la piel que es bastante desagradable para los mosquitos.

Sin duda existe una gran variedad de repelentes cuya eficacia varía dependiendo del tipo, al igual que los efectos secundarios que pueden tener éstos en nuestro organismo.

 

A pesar de que la opción más sencilla muchas veces parece ser los repelentes comerciales, las alternativas naturales son la mejor solución para acabar con las molestias ocasionadas por los mosquitos y lo mejor, con cero efectos tóxicos.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *