Terapia bioenergética, ¿qué es y para qué sirve?

La terapia bioenergética es un tratamiento que busca atacar no sólo los síntomas que se presentan en el cuerpo, sino la raíz que provoca esas afecciones a través de sesiones bioenergéticas; es decir, la manipulación de la energía que existe en el cuerpo. Entiende el cuerpo como un todo y busca su equilibrio físico, mental y espiritual.

El cuerpo humano refleja experiencias, sensaciones, temores, dichas y tensiones;  de acuerdo a la terapia bioenergética es a través de él, como podemos descubrir bloqueos y ansiedades en cada persona.

Cualquier enfermedad o lesión que se manifiesta en el cuerpo, corresponde a un bloqueo en el campo energético del cuerpo. Por medio de la terapia bioenergética se puede influir y transformar ese bloqueo para lograr un equilibrio integral en la persona.

 

¿Qué son las sesiones de bioenergía?

Los terapeutas energéticos escanean el cuerpo de la persona para detectar problemas de salud o malestares que provocan tensión.

Las sesiones de bioenergía buscan liberar bloqueos causados por tensiones, por medio de la estimulación del campo energético.

Las enfermedades que se tratan más comúnmente  a través de sesiones de bioenergía son:

Las sesiones de bioenergía se basan en 4 técnicas para diagnosticar, movilizar la energía y liberar las tensiones acumuladas en el cuerpo:

 

#1 Respiración

El primer paso en el tratamiento a través de sesiones energéticas es aumentar tu capacidad respiratoria. Las tensiones musculares manifestadas en el cuerpo tienden a transformar nuestros patrones respiratorios, a través de la observación de éstos los terapeutas energéticos buscan localizar bloqueos y detectar conflictos emocionales.

 

#2 Ejercicios bioenergéticos

Durante el tratamiento bioenergético se realizan distintos tipos de ejercicios corporales como el flexionamiento de las extremidades, movimientos pélvicos y estiramientos con el fin de eliminar tensión en el cuerpo, aumentar su energía y promover el buen funcionamiento de todo el organismo.

 

#3 Masajes

A través de la estimulación de los músculos se liberan toxinas y presión acumulada que bloquea las funciones del cuerpo y lo debilita; el sistema inmunológico se ve comprometido y las defensas bajan, exponiéndolo a todo tipo de agentes que provocan infecciones y malestares.

Los masajes bioenergéticos favorecen la circulación y el flujo de energía en todo el cuerpo.

 

#4 Meditación

Las sesiones de bioenergía buscan un estado de tranquilidad exterior e interior a través de la meditación donde se suprime todo tipo de actividad física y mental para estimular el autoconocimiento y la aceptación de la persona.

La bioenergía no pretende competir con la medicina alópata u homeópata sino ser un complemento de éstas, para obtener un tratamiento integral que logre aliviar los problemas profundos que obstruyen el equilibrio físico, mental y emocional de las personas.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *