Qué es una farmacia verde y cómo empezar una en casa

Hoy en día existen infinidad de opciones para el tratamiento de enfermedades que van más allá de la medicina alópata y los medicamentos que puedes encontrar en farmacias convencionales. Te hablaremos sobre las farmacias verdes, que concentran medicamentos de origen natural y cómo puedes comenzar una en tu casa.

 

¿Qué es una farmacia verde?

La farmacia verde es un lugar donde se practica la preparación, conservación y promoción de medicamentos; así como la venta de productos medicinales de origen natural.

Debido al alto costo de los medicamentos alópatas en conjunto con los efectos secundarios que producen, se ha promovido el uso de productos de origen natural que también pueden ser utilizados para tratar diversos padecimientos del cuerpo.

Origen de las farmacias verdes

Las farmacias verdes tienen el objetivo de retomar las tradiciones de los pueblos autóctonos y elaborar remedios herbolarios de origen milenario.

Todas las sociedades han desarrollado diferentes sistemas para mantener la salud de los individuos, mejorar su calidad de vida y atender diversos padecimientos o desequilibrios.

En México existen diversas comunidades indígenas cuyo sistema de salud se basa en medicina tradicional que se comparte de generación en generación y que en la actualidad están al alcance de todos.

Muchos de los medicamentos que consumimos diariamente son derivados de plantas, animales o microbios.

¿Cómo empezar tu propia farmacia verde?

A pesar de que hoy en día existen muchos lugares donde puedes adquirir diferentes productos medicinales naturales, también puedes disfrutar de las ventajas de tener algunos en casa y comenzar tu propia farmacia verde, te diremos lo que debes considerar para comenzarla.

#1 Espacio

Lo primero que debes tomar en cuenta es el espacio con el que cuentas para comenzar tu propia farmacia verde, no necesitas tener un gran jardín, existen muchas plantas que puedes cultivar en tu patio, balcón, ventana o incluso en macetas.

Hay distintos tipos de huertas medicinales y su forma, tamaño, ubicación y cantidad de espacio depende de las necesidades y posibilidades de cada quien.

Si cuentas con un espacio muy reducido puedes cultivar tus plantas a través de diversas técnicas como la hidroponia, que te permite aprovechar al máximo cada rincón de tu hogar por medio de macetas, recipientes o plantas que cuelguen del techo, escalones u otro lugar de tu casa.

#2 Plantas

Existen infinidad de plantas que puedes utilizar, aquí te decimos algunas de las más buscadas que te servirán para comenzar tu farmacia verde en casa:

  • Limoncillo: sirve para tratar la presión alta, fiebre, gripa, dolores en las articulaciones e inflamación.
  • Hierbabuena: se utiliza para tratar problemas digestivos y algunas irritaciones de la piel.
  • Sábila: contribuye a mejorar tus defensas y se utiliza como tratamiento complementario para combatir la diabetes, el asma, algunos problemas digestivos y cutáneos.
  • Aloe Vera: sirve como tratamiento tópico para las quemaduras y al ser ingerido puede reducir las concentraciones de glucosa en la sangre asociadas a la diabetes.
  • Jengibre: sirve para aliviar náuseas y malestares estomacales.
  • Menta: contribuye a mejorar la digestión
  • Ajo: actúa como anticoagulante, antibacteriano, antibiótico y antioxidante y sirve para combatir la congestión nasal.
  • Árnica: es un gran desinflamatorio y suele utilizarse vía tópica en el tratamiento de moretones y esguinces, también funciona para disminuir inflamaciones causadas por insectos y como apoyo en el tratamiento de enfermedades reumáticas.
  • Manzanilla: es un gran remedio para el dolor de cabeza, dolores musculares y de estómago.

 

# Riesgo

La mayoría de las plantas que se utilizan para remedios caseros necesitan poca agua, aunque hay ciertos tipos como la menta, la hierbabuena y el perejil requieren un poco más de humedad.

En caso de que consideres tener diferentes tipos de plantas, asegúrate de conocer las características y el cuidado de cada una, para que puedas aprovechar al máximo sus propiedades.

Lo ideal es que riegues tu huerto durante las primeras horas de la mañana y consideres las condiciones climáticas. En el verano las plantas suelen necesitar un poco más de humedad y en ocasiones algunas requieren de varios riegos al día.

#4 Abono y cultivo

La mayoría de las plantas de uso casero crecen rápidamente, así que no hay que preocuparse demasiado por fertilizarlas, bastará con hacerlo una vez al año para conservar su aroma y propiedades.

Los especialistas agroquímicos sugieren abonar las plantas en invierno y con materiales orgánicos.

Si eres de las personas afortunadas de contar con espacio un poco mas grande como un jardín, se recomienda labrar la tierra mínimo dos veces al año y posteriormente colocar abonos orgánicos.

Las farmacias verdes son una gran opción para complementar tratamientos alópatas o para combatir ciertos padecimientos pequeños pero recurrentes en la vida diaria.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *