5 semillas imperdibles y cómo incorporarlas a tu dieta

Por lo general estamos muy acostumbrados a consumir cierto tipo de semillas como el arroz, los cacahuates o el maíz. Sin embargo, existe una amplia variedad de ellas que vale la pena incorporar a nuestra dieta diaria, ya que nos aportan muchos nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo como vitaminas, minerales y ácidos grasos insaturados. Además de contribuir en diversas formas a nuestro organismo como:

 

  • Reforzar el sistema cardiovascular
  • Ajustar peso e índice de masa corporal
  • Prevenir ciertos tipos de cáncer
  • Mejorar funciones cognitivas

 

Por ello te traemos una lista con 7 semillas imperdibles y cómo incorporarlas a tu dieta para que disfrutes de todos los beneficios que tienen para tu salud y tengas comidas mucho más variada, saludable y deliciosa.

 

#1 Girasol

La semilla de girasol procede de la planta Helianthus annuus que es originaria de Centro y Norteamérica y contienen una gran cantidad de nutrientes que ayudan al equilibrio y buen funcionamiento del cuerpo.

100 gramos de girasol aportan los siguientes nutrientes a tu cuerpo:

  • 100 mg de calcio
  • 28 g de proteínas
  • 595 mg de fósforo
  • 730 mg de potasio
  • 22 mg de vitamina E
  • 395 mg de magnesio
  • 47 g de grasas saludables
  • 8.5 g de hidratos de carbono

Las semillas de girasol tienen un alto porcentajes de fitoesteroles, compuestos de origen vegetal que bloquean la absorción de colesterol a nivel intestinal. Además, contribuyen al fortalecimiento de los huesos, el buen funcionamiento del sistema nervioso, funcionan como un potente antioxidante y contribuyen a combatir la depresión y mantener un buen estado de ánimo.

 

Inclúyelas en tu dieta: Puedes incorporar las semillas de girasol agregándolas a cualquier tipo de ensalada o prefiriendo pan o derivados que las contengan, actualmente existen muchos panes y harinas en el mercado que las contienen.

 

Te puede interesar:  ¿Por qué existen tantos tés y cuáles son sus diferencias?

#2 Calabaza

Las semillas de calabaza contienen diferentes nutrientes como el zinc, el cobre, el fósforo, el magnesio, el potasio y el hierro que son indispensables para el cuerpo. El aceite que se extrae de ellas es especialmente benéfico para contrarrestar los efectos de la menopausia y post menopausia en las mujeres, ya que es rico en fitoestrógenos.

Estas semillas también contribuyen a muchas más cosas como:

  • Mejoran la salud cardiovascular
  • Previenen problemas de próstata
  • Equilibran los niveles de colesterol
  • Disminuyen el riesgo de padecer osteoporosis
  • Favorecen a las personas que sufren de cálculos renales

 

Inclúyelas en tu dieta: Puedes incluirlas tanto en ensaladas como en postres e incluso combinarlas con cereales o granola para añadir un poco de sabor y nutrientes extra a tu desayuno a cena.

 

#3 Quinoa

El año 2013 fue nombrado por la ONU como “Año Internacional de la Quinoa” para reconocer su alto contenido nutrimental, su adaptabilidad y resistencia a diferentes climas, gracias a esto el consumo de esa semilla aumentó en todo el mundo. La versatilidad de esta semilla la convierte en una gran opción para aquellas áreas del planeta que son afectadas por sequías y malnutrición.

185 gramos de quinoa aportan los siguientes nutrientes a tu cuerpo:

  • 5 gramos de fibra
  • 4 gramos de grasa
  • 8 gramos de proteína
  • 29 gramos de carbohidratos
  • 58% de la cantidad recomendada (CDR) de manganeso
  • 28% de la CDR de fósforo
  • 18% de la CDR de cobre
  • 15% de la CDR de hierro
  • 13% de la CDR de zinc
  • 9% de la CDR de potasio

Además, la quinoa aporta otros nutrientes como vitamina B1, B2, B3, B6 y vitamina E que e conjunto con los anteriores aporta enormes beneficios al cuerpo humano:

  • Reduce el estreñimiento.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes.
  • Contribuye a reducir las molestias por gastritis y colitis.
  • Por su alto contenido en fibra y proteínas es ideal para saciar el apetito.

 

Te puede interesar:  Lo que debes saber sobre la salud de la Tiroides

Inclúyelas en tu dieta: Después de lavarla perfectamente bien y cocinarla entre 15 y 20 minutos puedes utilizarla en una gran variedad de platillos desde cereal para el desayuno, ensaladas, vegetales salteados, postres, sopas, pan, salsas, etc.

 

#4 Cáñamo

Las semillas de cáñamo son un alimento altamente nutritivo que tiene enormes ventajas para el organismo. La planta de cáñamo o cannabis sativa es sumamente versátil ya que de ella se obtiene desde tela para hacer ropa, aceites, hasta material de construcción.

Es importante señalar que las semillas de cáñamo no contienen THC, que es la sustancia psicoactiva de la planta, y cuentan con muchos nutrientes que son de gran ayuda para las personas en su día a día.

100 gramos de quinoa aportan los siguientes nutrientes a tu cuerpo:

  • 45 gramos de grasa
  • 37 gramos de proteína vegetal
  • 7 gramos de carbohidratos
  • 5 gramos de agua
  • 3 gramos de fibra dietética

Las semillas de cáñamo también aportan minerales como magnesio, zinc, calcio, hierro, vitamina E, una decena de aminoácidos esenciales y fitoesteroles que contribuye a tu cuerpo de diferentes maneras:

  • Son fuente de grasas benéficas
  • Contribuyen a disminuir el estreñimiento
  • Calman los síntomas del síndrome premenstrual y menopausia
  • Ayudan en la protección contra enfermedades cardiovasculares
  • Contribuyen a retrasar el envejecimiento celular

 

Inclúyelas en tu dieta: Estas semillas son excelentes para añadirlas a las pastas o a salsas, macedonias de frutas, granola o cereales.

 

#5 Sésamo

Las semillas de sésamo o Sesamum indicum contienen importantes nutrientes como calcio, magnesio, zinc, fibra, hierro, vitamina B1 y fósforo que contribuyen a diferentes funciones en el organismo:

  • Combate el colesterol malo
  • Ayuda a proteger el hígado
  • Disminuye los síntomas premenstruales
  • Contribuye a disminuir la presión arterial

 

Te puede interesar:  Alimentación orgánica... ¿merece su fama?

Inclúyelas en tu dieta: Las semillas de sésamo son excelentes para platillos orientales y que tienen como bases pescados o mariscos, son perfectas para complementar los ingredientes en pan y en bocadillos para la cena.

Pueden ser pequeñas, pero esas cinco semillas aportan muchísimos nutrientes que ayudan a mantener el correcto funcionamiento del cuerpo y servirán para mejorar aquello que ya trabaja bien. Aprovecha las bondades de cada una, intenta incorporarlas a cada parte de tu dieta y cuéntanos cómo te fue en los comentarios.

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *