5 tips para tener una Navidad saludable y deliciosa

La Navidad es sinónimo de paz y amor, el momento perfecto para reunirnos con las personas que más amamos, un momento para reflexionar y… ¿Para un atascón? Lo cierto es que para muchos la Navidad y la cena de Nochebuena es la excusa perfecta para darse “una escapadita” de la dieta saludable que hemos estado tratando de mantener.

Muchos de los sabores que comeremos próximamente son exclusivos de estas fechas decembrinas, exquisiteces que solemos probar únicamente una vez al año, lo cual hace mucho mayor la tentación de excedernos en sabores y en calorías.

No es necesario que te prives de esos manjares para mantener la línea y una buena salud, pero sí hay un par de cosas que podemos hacer para que podamos disfrutar mucho más de todo el momento sin la preocupación de sentirnos mal al día o al mes siguiente. Te daremos 5 tips para tener una Navidad deliciosa y saludable, para que no te mortifiques ni tampoco te prohíbas las delicias de estas fechas.

#1 No te olvides de las 5 comidas

Es común que en estas fechas olvidemos por completo las dos colaciones reglamentarias y las sustituyamos por 3 comidas muy fuertes o hasta menos, no lo hagas. Recuerda que una dieta balanceada comienza por tener hábitos y orden, evita que pase mucho tiempo entre cada comida y procura comer algún snack, fruta o verdura, esto disminuirá el estrés y la ansiedad al momento de todas las comidas fuertes que tendrás en el mes.

Por nada del mundo te olvides del desayuno, tu estómago ha pasado mucho sin ingerir alimento mientras estabas dormido y necesita un shot inmediato de energía para lograr rendir física y mentalmente.

#2 No te concentres en lo frito

Si te toca hacer la cena no te concentres en las cosas fritas y evita agregarle calorías extra a lo que cocines, generalmente en estas fechas solemos cocinar bastante carne roja y pollo que por sí mismo contienen bastante grasa, así que no es necesario que le sumes aún más.

Procura cocinar al vapor, al horno o a la plancha y prefiere el uso de aceite de oliva o girasol que contienen una cantidad menor de grasas saturadas y mayores beneficios para tu salud como reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

#3 Deja de picar

Al momento de poner manos a la obra y empezar a cocinar evita el clásico picoteo de todo lo que esté a tu alrededor, un poco de queso por aquí, embutidos y carnes por acá, todo se suma y al final consumirás muchas más calorías aunque intentes moderarte en la cena.

Si no puedes dejar el hábito del picoteo procura tener a la mano bastoncitos de verduras, frutos secos o almendras que son ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes y que además tienen la gran ventaja de ser muy eficaces para saciar el hambre.

#4 Equilibra tus comidas

Si un día sabes que cenarás fuerte  procura comer una ensalada o una porción más pequeña de pescado o carne, la idea es que puedas balancear comidas más y menos cargadas.

Equilibra los excesos que sabes que vendrán como esas cenas de fin de año de la oficina o la comida de Navidad con los amigos y un día antes o después consume platillos repletos de verduras y frutas, intenta comer mucha fibra y disminuir el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono como trigo, arroz, dulces y golosinas o papas.

#5 Bájale a la sal

Es cierto que la sal es necesaria para el correcto funcionamiento del cuerpo; sin embargo, en exceso puede llegar a perjudicarlo gravemente. Si crees que le hace falta sabor a tus comidas, antes que agregar sal procura siempre añadir una que otra especia como romero, mejorana, tomillo, curry o incluso apio.

Evita el uso de alimentos precocidos o enlatados, ya que contienen grandes cantidades de sal añadida y prefiere siempre productos locales y frescos, recuerda que el exceso de sal provoca retención de líquidos y puede ocasionar hipertensión.

Las épocas decembrinas traen consigo muchos sabores y experiencias culinarias deliciosas, pero está en nuestras manos saber elegir, sustituir y evitar un exceso del cual nos arrepentiremos después. Lleva a cabo todos estos tips y estamos seguros que te sentirás mucho mejor después de cada comida y cena de Navidad.

Autor 

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *