Conoce cómo tener una salud integral

El ciclo de la vida es perfecto. La Tierra es ese inmenso lugar que habitamos y nos brinda todo lo necesario para vivir. Los elementos de aire, tierra y fuego son fundamentales para nuestra existencia. Si la Tierra está mal, entonces también nosotros lo estaremos.

La Organización Mundial de la Salud, la OMS, define la salud integral como el estado de bienestar del ser humano físico, mental y social que en conjunto con otros factores biológicos, emocionales y espirituales contribuyen a un estado de equilibrio en los individuos.

Dentro de este concepto, no sólo se habla de “no tener enfermedades” para estar en equilibrio, también de una condición óptima para desarrollarnos como seres humanos y es algo que cada uno debe conservar y cuidar.

Para que todo esto se dé, existen ocho elementos fundamentales que deben prevalecer:

#1 El sol

Es un elemento indispensable. El Sol nos ayuda a llevar una dieta de calidad, pues si el cuerpo no recibe el Sol suficiente pueden surgir problemas de anemia. Por eso, todas las personas debemos tomar el sol durante 20 minutos día con día.  

#2 El agua

Es bien sabido que el cuerpo es, en su mayoría, 90% agua. El líquido vital es indispensable para vivir, pues sin ella los tejidos del cuerpo no podrían formarse correctamente y la generación celular se vería interrumpida, sin contar las afectaciones al sistema nervioso. Por eso se recomiendan 2 litros de agua diarios.

#3 Aire

Simple y sencillamente es el elemento primordial para respirar: el oxígeno. La oxigenación es fundamental para generar calor y energía en nuestro organismo y así generar la combustión correcta de los alimentos que ingerimos. Sólo así los nutrientes se pueden absorber de manera adecuada.

Por eso, es necesario respirar de manera adecuada, realizar las actividades físicas correctas para cada uno de nosotros, para que la cantidad de oxígeno que entre a nuestro cuerpo sea la que verdaderamente necesitamos.

#4 Tierra

Es la mejor manera de estar en contacto con las toxinas y de depurarlas de mejor manera. Podemos estar en contacto con la tierra de muchas maneras como caminar descalzos por la playa o en el pasto, pero la mejor forma de aprovechar la tierra es darnos masajes con arcillas.

#5 Alimentos

Aquí no hay mucho que decir, pues los alimentos son nuestro motor, si no comemos podemos morir, pero también hay que saber comer y aprovechar lo que la Tierra nos da de manera natural.

No ingerir alimentos procesados, con azúcar en exceso, así como las cosas fritas y los embutidos y reemplazarlos por fruta, verdura, legumbres, semillas y cosas nutritivas aportaran una revolución energética en nuestro cuerpo para mejorar por dentro y por fuera.

#6 Pensamientos

Parece broma, pero la mente también necesita nutrirse y la mejor forma de hacerlo es darle pensamientos de bienestar, de motivación, inspiración y armonía. Tener pensamientos que generan sentimientos de odio y rencor no es nada bueno, por lo que pensar cosas que nos hagan sentir mejor es excelente para la salud mental.

No hay que dejar que nuestros pensamientos se contaminen, ya lo dice la frase, menta sana en cuerpo sano.

 

Te puede interesar:  ¿Que es y cómo funciona la Terapia de biorretroalimentación?

#7 Diversión y gozo

Suena muy conveniente, pero el cuerpo necesita gozo y disfrute, pues a nuestro cuerpo no le basta con las necesidades básicas. Salir a beber con los amigos, ir a fiestas, museos, al cine, al teatro o a lo que sea que nos despeje la mente, nos distraiga y nos haga felices será siempre bueno.

Salir de la rutina, disfrutar del esfuerzo semanal en el trabajo, gastar el dinero en lo que nos gusta es, en definitiva, una manera muy sencilla de enriquecer el alma y el espíritu. Pero sobre todo SONREÍR.

 

#8 Movimiento  

Todo en el universo se mueve constantemente. La vida misma es un círculo que no deja de rodar y nosotros debemos subirnos a ese movimiento. Si como seres humanos nos movemos y constantemente, podremos aceptar los cambios que se nos presenten sin ningún problema.

A veces, un cambio no es lo mejor para nosotros en ese momento, pero si nos esforzamos por adaptarnos lo antes posible aportaremos muy buenas cosas a nuestra salud integral.

De ninguna manera queremos que esto se convierta en un texto motivacional o espiritual, simplemente queremos explicar que no estamos solos en el mundo, debemos cuidar y respetar lo que el planeta nos da porque lo necesitamos más que él a nosotros.

Tener una buena salud integral es la única manera de alcanzar la plenitud y la felicidad total.

Autor entrada: Pamela Saucedo

Busco y comparto maneras de vivir una vida más sana. Creo en el poder de nuestra mente y nuestro cuerpo, pero también en su fragilidad; por eso soy fiel creyente en las capacidades de la medicina holística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *